Inicio / Artículos de tendencias en turismo / Redefiniendo el turismo de lujo: la búsqueda de lo auténtico
Tipos de turismo de lujo

Redefiniendo el turismo de lujo: la búsqueda de lo auténtico

Desde hace unos años el turismo de lujo ha ido evolucionando, buscando cada vez mejores experiencias que celebren la vida, el ahora y las bellezas naturales de los destinos; sin embargo, ha sido durante la pandemia cuando ha cambiado la apreciación de las personas sobre los viajes de lujo y con ello, ha nacido un nuevo tipo de viajero. Un perfil que se aleja cada vez más de la tradicional opulencia y glamour y se acerca más al trato personalizado, a la persecución de experiencias únicas, a los altos estándares de higiene y sobre todo a realizar viajes con conciencia.

El contexto sociocultural de los viajeros está en constante movimiento, los valores de la sociedad evolucionan, teniendo más consciencia y respeto por los espacios naturales, la preservación de las culturas y la conservación de actividades y sabores locales, dicho de otra manera, las personas están en búsqueda de lo verdadero en todo lo que les rodea, esto se ha reflejado en una clara evolución del turismo de lujo, cada vez más enfocado al bienestar, a viajes más íntimos y a la privacidad.

El bienestar como primer plano

La pandemia intensificó la importancia que las personas le brindan a la salud física y emocional, en este sentido, el turismo de bienestar se ha colocado como un aspecto primordial en el segmento de lujo. Hoteles, restaurantes y prestadores de servicios han dejado de limitarse únicamente  a lo ostentoso y se han centrado más en la filosofía de “vivir es sentir”.

Los viajeros de lujo se inclinan por experiencias desarrolladas en entornos naturales lejos de las grandes ciudades, enfocados a la espiritualidad, cambios en el estilo de vida y “mindfulness”; en esta línea, actividades como yoga, temazcales de lujo, baños de bosque, senderismo y deportes al aire libre, refuerzan los beneficios cuerpo-mente-espíritu que buscan este tipo de viajeros. También es importante resaltar que existe una tendencia por alojamientos pequeños y con características únicas, siendo los glampings de lujo una gran opción ya que permiten tener privacidad sin sacrificar los beneficios de hoteles de gran turismo.

El turismo de bienestar tiene por otra parte, algo que enamora a los viajeros de lujo, se trata de la sostenibilidad. Este tipo de viajero no tiene miedo de exigir equilibrio entre el medio ambiente y el bienestar social, de manera que las estancias están enfocadas a conocer a las localidades con una mirada más amable y respetuosa, eligiendo destinos donde puedan relajarse y al mismo tiempo tener un viaje con propósito.

Una segunda casa en un lugar exclusivo

Otro de los grandes pilares del viajero de lujo es la fusión entre el trabajo y las vacaciones, dos conceptos totalmente opuestos que gracias a la pandemia se ha vuelto una realidad y ha dado paso al Workation, un término relativamente nuevo que ha borrado la línea entre vivir, trabajar y descansar. Esto no significa estar disponible las veinticuatro horas los siete  días a la semana, sino todo lo contrario, se trata de vacacionar durante el trabajo, de esta manera, se puede compaginar el tiempo de ocio con la  jornada laboral en tu lugar favorito.

Para los alojamientos, esto se traduce en estancias más largas y el aprovechamiento de empresas que han apostado por “campamentos de workation” con la finalidad de incentivar a su equipo en destinos vacacionales que pueden ir desde hoteles de lujo, residencias o villas completamente equipadas con todas las facilidades para realizar las actividades propias del trabajo de oficina.

Seduciendo el paladar

El turismo gastronómico no se ha quedado atrás. Restaurantes de alta gama con un servicio exclusivo y cocina de autor y clases privadas, son algunos de los requerimientos que los viajeros de lujo prefieren, pero también, el nuevo viajero quiere estar en contacto con las experiencias locales:   observando, participando en la creación de platillos típicos, únicos y fusionando lo mejor de los dos mundos; ya no se trata solo de los alimentos y bebidas, se trata de un encuentro a la cultura y su gente, de los sitios donde se desarrolla cada platillo, así como del ambiente que lo rodea.

Platillos hechos a la medida con productos locales y orgánicos es algo que se aprecia hoy en día y se ha convertido en un viaje multisensorial que apunta al futuro del turismo gastronómico y en una nueva manera de hacer turismo.

Turismo y arte, la fusión perfecta

El arte y el turismo forman una mezcla poderosa. El turismo puede hacer que una obra o conjunto de obras puedan ser conocidas y reconocidas, y el arte puede servir como atractivo para motivar a los viajeros a visitar un determinado destino. El arte desde cualquiera de sus vertientes: música, teatro, escultura, pintura, etc, ha tomado espacios que se creían imposibles de alcanzar, entre ellos destinos y alojamientos que abrazan una identidad propia, que expresan quiénes son y cómo desean ser recordados en un futuro.

El nicho de lujo busca más allá de destinos exóticos o playas hermosas, una conjunción con el arte ya sea en alojamientos tipo boutique o en grandes resorts. Artículos como telares, antigüedades y exposiciones, otros como  galerías, espectáculos nocturnos o conciertos, enriquecen la oferta hotelera además de brindar un aire de exclusividad y al mismo tiempo, que permita vivir y sentir emociones a flor de piel.

Este segmento ha sufrido una verdadera transformación. Su enfoque a la privacidad, a la personalización, a la posibilidad de ayudar al viajar y al encuentro con experiencias auténticas, son cambios que llegaron para quedarse.

Hoy más que nunca las personas reconocen que viajar es sinónimo de felicidad, sobre todo si tomamos en cuenta que la pandemia ha revelado que cuando salimos a conocer el mundo, los sitios, las culturas y las personas con las que nos relacionamos, nos enseñan a ver la vida desde otra perspectiva, a disfrutar de las emociones y a abrir nuestros sentidos para ir en búsqueda de lo auténtico.

Personas han comentado

Acerca de Ricardo Alfonzo

🇲🇽 Gestor Turístico de profesión, runner por convicción. Soy viajero, nómada y lector empedernido. Amante del café, la cultura y la naturaleza. Escribo sobre lo que veo, lo que pienso y lo que siento. "Para algunos, los que viajan, las estrellas son sus guías".