Inicio / Artículos de tecnología y turismo / Los proyectos de Elon Musk que impactarán al turismo
Elon Musk y el turismo

Los proyectos de Elon Musk que impactarán al turismo

La evolución del turismo siempre ha ido de la mano de los avances tecnológicos. En ocasiones se innova con el fin de mejorar algún elemento del sistema turístico y otras, es el mismo turismo el que se sirve de las tendencias.

Por poner algunos ejemplos, la aviación permitió el traslado de una ciudad A a una ciudad B de manera mucho más rápida, las telecomunicaciones hicieron posible la conexión entre personas en diferentes partes del mundo, la computación eficientó el trabajo tanto de agentes de viajes como de hoteleros, y el internet permitió que los turistas tuvieran acceso a todo tipo de información del destino a visitar.

Y todo esto se lo debemos a los grandes soñadores e inventores que hacen posible lo que para muchos es inimaginable. Uno de ellos es Elon Musk, multimillonario y empresario de 50 años nacido en Sudáfrica que siempre se ha caracterizado por sus apuestas a la materialización de proyectos futuristas.

Si bien la mayoría de estos proyectos no se han dirigido especialmente al desarrollo turístico, sin duda impactarán al sector de manera muy positiva:

Viajes al espacio

Este es sin duda el proyecto más directamente relacionado al turismo que tiene Elon Musk.

La empresa que está apostando por el llamado turismo espacial se llama “SpaceX”, y apenas el pasado 15 de Septiembre de 2021, realizó su primer viaje espacial tripulado con personas que no tenían preparación aeroespacial, sino que realizaron la travesía por ocio. Un hito en la historia del turismo.

Fueron 4 turistas espaciales los que viajaron a más de 200 kilómetros sobre la faz de la tierra y estuvieron allá por 3 días y 2 noches, en lo que puede ser considerada una de las experiencias más impresionantes que se pueden vivir.

Aunque este tipo de viajes no es para todos, pues los costos individuales ascendieron a los 50 millones de dólares, por lo que Elon Musk y SpaceX tienen el reto de hacer que el turismo espacial sea más económico y accesible.

El uso de redes sociales

Los últimos días, Elon Musk ha estado en el ojo del huracán porque invirtió 44 mil millones de dólares en la compra de Twitter, una de las redes sociales más importantes. La razón de la adquisición aún no es muy clara, pero sabemos que el uso de esta red social tiene aspectos muy positivos para la comunidad turística.

Los estudiantes y profesionales del turismo, encuentran en twitter una plataforma para informarse y debatir sobre temas actuales relacionados al sector; hoteles, aerolíneas y demás empresas, comparten novedades y comunicados de interés para sus colaboradores y clientes; las marcas pueden tener mayor cercanía con sus seguidores y brindar una atención más eficiente; además, representa un canal de venta más para prestadores de servicios turísticos.

Como toda red social, si la usamos correctamente, nos traerá grandes beneficios.

Internet para todo el mundo

Starlink (también de Elon Musk) se ha sumado a la gran variedad de empresas de telecomunicaciones que proporcionan servicio de internet y promete que uno de sus diferenciadores será la velocidad, la cobertura y la baja latencia. Gracias a la utilización de satélites avanzados, quiere llegar incluso a las zonas y destinos rurales más apartados del mundo.

Sabemos que con el ciclo del viaje actual necesitamos tener acceso a internet para todo, para planear nuestros viajes, para reservar servicios turísticos y para compartir experiencias.

Hoy en día es ampliamente demandado que haya un buen servicio de internet en hoteles, en centros de convenciones, en aeropuertos, a bordo del avión, en nuestros traslados por carretera, en zonas naturales apartadas de las ciudades y en medio del océano mientras hacemos el viaje en algún crucero… en fin, Starlink es una gran opción para este tipo de retos tecnológicos que enfrenta el turismo.

Robots humanoides

En el 2021, Tesla, otra de las empresas de Elon Musk, presentó un robot humanoide diseñado con Inteligencia Artificial llamado “Optimus” o “Tesla Bot”, que fue diseñado para hacer tareas repetitivas, peligrosas y aburridas que ahora realizan los seres humanos, con la ventaja de que tendrán mayor fuerza física y un nulo agotamiento.

Musk ha mencionado que esta tecnología reemplazará en mayor o menor medida a los humanos en todos los sectores, incluido el de servicios, donde se ubica el turismo.

Algunas de las teorías apuntan a que los robots alcanzarán tal nivel de autonomía que podrán ocupar la recepción de un hotel y atender satisfactoriamente al huésped, podrán hacer la función de bell boys y acompañar al visitante hasta su habitación, o incluso actuar como guías de turistas.

El uso de energías limpias

Elon Musk es uno de los influencers tecnológicos que más se han pronunciado públicamente contra el cambio climático y se preocupa por que todos sus proyectos se lleven a cabo, en la medida de lo posible, libres de emisiones de carbono.

De ahí la compra que hizo en el 2016 de SolarCity, empresa especializada en energía solar. Esta empresa puede proveer a industrias como la hotelera y la restaurantera de celdas que transforman la radiación solar en energía eléctrica. Además diseñan y fabrican centros de carga para vehículos eléctricos.

Todo esto sumaría a la búsqueda y desarrollo del llamado turismo sustentable.

Autos eléctricos y autónomos

¿Qué sería del turismo sin medios de transporte óptimos que nos permitan el desplazamiento fuera de nuestro entorno habitual? Pues Elon Musk tiene en la fabricación de autos eléctricos uno de sus proyectos insignia, con los que busca al igual que con SolarCity, la transición del mundo hacia el uso de energías limpias.

El primer modelo de este tipo de autos (el Tesla roadster) fue lanzado en el 2008 y desde entonces no ha parado de evolucionar las ideas; actualmente tiene prototipos de grandes camiones de carga, autos de gran tamaño que reemplazarían a las camionetas pickup e incluso cuatrimotos. Todos ellos sin duda, aptos para utilizarse en actividades turísticas.

Y para el 2024 se tiene planeado tener en el mercado los “robotaxis”: vehículos eléctricos y autónomos que no necesitarán de un humano para funcionar. Estos transportes no tendrán volante, pedales, palanca de velocidades ni frenos: todo funcionará mediante inteligencia artificial y serán capaces de reconocer y responder a señales de tránsito.

El pasajero podrá pedir que el auto lo lleve y lo recoja en el punto de su preferencia.

Túneles para conectar ciudades

En 2016, Elon Musk fundó “The Boring Company”, una compañía dedicada a la excavación y perforación de túneles subterráneos para hacerlos funcionar como vías de comunicación y “resolver el tráfico, habilitar el transporte rápido entre dos puntos y transformar y embellecer las ciudades”, como lo mencionan en su sitio web.

Los vehículos podrán trasladarse dentro de dichos túneles circulares conectados entre dos destinos turísticos a velocidades de hasta 250 kms/hora sin paradas intermedias, lo que reduciría enormemente el tiempo del viaje.

Dichos túneles funcionarían con energía eléctrica, por lo que las emisiones de carbono serían nulas y sumarían a la causa contra el cambio climático. Además, al reducir la cantidad de vehículos sobre la superficie, las ciudades tendrían una imagen más limpia y agradable para visitantes y locales.

Solo el tiempo dirá cuáles de estos proyectos tendrán éxito y cómo se beneficiará el turismo de ellos. ¿Tú qué opinas?

Personas han comentado

Acerca de Francisco Mejía

🇲🇽 Licenciado en Turismo por la Universidad de Guadalajara. Director General de Entorno Turístico. Escritor y conferencista de tendencias tecnológicas aplicadas al turismo.