Inicio / Artículos de tecnología y turismo / 10 trabajos de turismo que serán reemplazados por robots
Robots en turismo
El puesto de trabajo en turismo más susceptible a desaparecer es el que realizan las y los hostess, con un 93% probabilidades.

10 trabajos de turismo que serán reemplazados por robots

De la mano de los cambios sociales y económicos que el mundo atraviesa en tiempos recientes, estamos viviendo un boom de impactos y sucesos tecnológicos que nos han obligado a cambiar nuestros hábitos y costumbres.

Nunca nos llevamos tan de la mano con el futuro como ahora, estudios afirman que en solo 2 años, la innovación tecnología dio un salto “cuántico” de unos 10 años, en parte obligados a hacerlo y en parte gracias al deseo innato del ser humano por descubrir nuevas cosas.

Y dentro de toda la vorágine de tendencias tecnológicas a las que nos enfrentamos, hay una que resalta pues podría competir contra el ser humano al momento de considerar candidatos a nuevos puestos de trabajo: la inteligencia artificial.

¿De qué trata la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial son máquinas que imitan el comportamiento de las personas, es decir, es la tecnología que quiere dotar a los sistemas robóticos con la capacidad para automatizar tareas, identificarse con su entorno, resolver problemas, tener reconocimiento visual y aunque parezca imposible, pensar, razonar y tener emociones e imaginación.

Las máquinas fueron creadas en primera instancia para hacer más fácil el trabajo y aunque actualmente, la mayoría de ellas necesitan de la ayuda de los humanos, se prevé que a medida que se desarrollen nuevos avances, podrían trabajar de manera totalmente independiente.

La tendencia apunta a que los robots harían desaparecer aquellos trabajos que requieren acciones automáticas o repetitivas.

¿Qué está pasando en turismo?

Hay trabajos en áreas del sector turismo que son susceptibles a ser reemplazados por robots. Algunos de los motivos para que esto suceda son:

  • A causa de la pandemia se quiere evitar el contacto con otras personas.
  • Automatización: tareas repetitivas que antes hacían los humanos y que pueden ser reemplazados por máquinas.
  • Para cumplir con las actividades rutinarias se ha trabajado en algoritmos sofisticados.
  • Hay labores que pueden realizar las maquinas que requieren una mínima atención de las personas.
  • Para una mejor experiencia del cliente, empresas turísticas han optado por innovar procesos con la ayuda de la tecnología.
  • Se busca reducir gastos.

Según el estudio “The Future of Employment: How susceptible are jobs to computerisation?”, para el 2025 los países desarrollados perderán hasta el 47% de los empleos a causa de la computarización y los robots.

Basado en este estudio, se creó la plataforma “Will Robots take my job?” que predice el porcentaje de probabilidades de que los empleos sean reemplazados por un robot. Aquí te decimos los que tienen que ver con turismo:

Chefs

3% de probabilidades de desaparecer.

Con un porcentaje tan bajo, es muy complicado que esta profesión desaparezca.

Un chef necesita habilidades como percepción social, originalidad, asistencia, destreza manual y negociación, las que un robot no tiene, al menos no por ahora.

Pero ya se está trabajando en robots chefs, un ejemplo es la cocina “Moley Robotic”, un sistema de múltiples brazos programado para preparar hasta 5 mil recetas diferentes.

Aún así, estas máquinas están muy lejos de dirigir al personal de cocina de un restaurante, planificar los suministros, llevar registros, costos y gastos, crear menús, entre otras actividades de las que se encarga un verdadero chef.

Conserjes

26% de probabilidades de desaparecer.

El conserje de hotel se encarga de ayudar y asesorar a los huéspedes en sus gustos y necesidades. Muchas de sus tareas han sido trasladadas al mundo digital y pueden ser suplidas por un robot.

Si lo que queremos es información del hotel y los alrededores, ya existe el servicio de chatbot vía WhatsApp que pueden resolver prácticamente todas nuestras dudas.

En lugar de pedirle a un conserje que nos ayude a solicitar un taxi, puedes entrar directamente a la App de Uber y pedir el transporte por ti mismo.

Si quieres quedarte en el hotel y pedir comida externa, puedes usar Didi Food o Uber Eats; reservar en el mejor restaurante de la ciudad, TripAdvisor o foursquare; comprar o cambiar el horario de vuelos, cada aerolínea tiene su propio canal de reservas o existe skyscanner.

También tenemos a Connie, un robot diseñado para los hoteles Hilton, que con ayuda de inteligencia artificial, puede interactuar, responder preguntas y dar sugerencias. Además, con cada conversación aumenta su nivel de aprendizaje.

Otro ejemplo muy similar es “Meet Pepper”, que puede ser controlado a distancia y apoyado en caso de que el robot no tenga la respuesta. Si bien su voz no es humana, sí tienen reacciones que te sorprenderán.

Pilotos

44% de probabilidades de desaparecer.

En el futuro los aviones podrían ser piloteados a distancia y sin personal en la cabina o utilizar el mismo sistema de los automóviles autónomos, reconociendo señales, controlando la velocidad y maniobrando de manera automática mediante el uso de GPS, cámaras de video, sensores LIDAR y un ordenador central.

La Fuerza Armada de los Estados Unidos ya aprovechó la tecnología “Skyborg” para pilotear un avión de combate de manera autónoma, independiente y con capacidad para tomar decisiones. Este se coordina con otro avión que sí es piloteado por personas. Si bien no se trata de aviones comerciales, seguramente sucederá en algún momento.

Aunque es difícil de creer que una máquina tome de decisiones complejas o de vida o muerte que pueden surgir cuando se está en pleno vuelo.

Auxiliares de vuelo

53% de probabilidades de desaparecer.

Los robots podrían dar indicaciones e información referente al vuelo, ir por el pasillo entregando alimentos a las personas o incluso encargarse de la limpieza del avión, lo que disminuiría el trabajo de las azafatas, pero no las reemplazaría.

¿Qué pasaría si en pleno vuelo hay una emergencia de salud? Esta tarea debe ser ejecutada por un humano, lo que refuerza la idea que no podemos dejar a una máquina tomar este tipo de decisiones. Pero bien se podría reducir la cantidad de auxiliares de vuelo, usar máquinas en su lugar y lograr que trabajen en equipo.

Agentes de viajes

60% de probabilidades de desaparecer.

Desde 1996 que surgió Expedia como la primera Agencia de Viajes Online (OTA) del mundo, se ha puesto sobre la mesa la idea de que los agentes de viajes tradicionales desaparecerán. Y es que justamente en los años 90, con el boom del internet, el agente de viajes dejó de ser imprescindible.

Actualmente, la tecnología le ha dado a los viajeros el poder de reservar viajes y servicios turísticos (hotel, transporte, alimentos, actividades) desde su propio celular sin necesidad de solicitar la ayuda de un agente de viajes.

Por otro lado, gracias a la inteligencia artificial, los agentes de viajes han podido integrar chatbots de atención al cliente para optimizar tiempos y realizar otras tareas complejas. Con esto se reduce personal de trabajo y se puede entregar un servicio más personalizado y rápido.  

Bell boys

77% de probabilidades de desaparecer.

En países de Latinoamérica quizá falten varios años para que la tecnología le gane la batalla a los Bell boys, pero en China ya hay hoteles donde los huéspedes son dirigidos a sus habitaciones por robots que también cargan el equipaje y hacen servicio a la habitación.

Y si una de las principales tareas de un bell boy es ayudarte con el equipaje, esto podría no ser necesario si usas una maleta autónoma que te acompaña a un costado o detrás de ti con ayuda de tecnología GPS.

O si quieres algo todavía más avanzado, puedes usar la Modobag, una maleta motorizada que funciona como si de una scooter se tratara. Te puedes montar en ella y recorrer el hotel hasta llegar a tu habitación. Aunque los inconvenientes por ahora pueden ser el precio que ronda los 1,500 dólares o la falta de accesibilidad de las instalaciones del hotel.

Recepcionistas de hotel

87% de probabilidades de desaparecer.

Hay que recordar que habilidades como negociación, originalidad, persuasión, destreza manual y/o artes no pueden ser, por ahora, sustituidas por un robot, pero los y las recepcionistas tradicionales no necesitan contar con estas habilidades, es decir, sí pudieran ser reemplazados.

En abril de 2018 se inauguró el “Henna Hotel” en Tokio, Japón, reconocido por el récord guinness como el primer hotel con trabajadores robots. Pusieron a dos robots dinosaurios a cargo de la recepción que fascinaba a los huéspedes, lo que además permitió reducir el número de trabajadores, bajar los costos y aumentar las ganancias. En total, el lugar tenía 243 robots haciendo diferentes tareas, y pasó de 40 a solo 7 empleados.

También la empresa “Roommatik” ha creado quioscos de auto check-in que consiguen automatizar la recepción, y dispensadores de llaves que reducen el tiempo de espera y aumentan la productividad.

Y por si fuera poco, el hotel FlyZoo de Hangzhou (China) permite hacer check-in automático con reconocimiento biométrico facial.

Meseros

89% de probabilidades de desaparecer.

Si reducimos el trabajo de los meseros a las actividades más básicas como acompañar a los clientes a sus mesas, tomar el pedido y servir los alimentos, entenderíamos por qué las probabilidades de ser reemplazados por un robot son tan altas.

Y como todo, en un principio deberá ser un trabajo en conjunto, tal como ocurre con «Servi», un cobot de la empresa Softbank Robotics que recoge los alimentos en la cocina y se desplaza hasta las mesas para que ahí el mesero pueda tomarlos y darlos a los comensales. Se trata de un “asistente personal” que aminora bastante el trabajo de los meseros.

La empresa Pudu Robotics ha diseñado a “Bella Bot” con compartimentos para colocar cargas pesadas de platos que los transportan de la cocina a la mesa o viceversa y evitan el trabajo de tener que cargarlos.

Guías de turistas

90% de probabilidades de desaparecer.

Los guías de turistas ya han empezado a ser reemplazados por aplicaciones móviles, sitios web y asistentes de voz como Alexa, Siri o Google Assistant, donde los viajeros pueden encontrar prácticamente toda la información necesaria para conocer un destino turístico, su historia y puntos de interés.

Podemos encontrar aplicaciones que utilizan realidad aumentada para motivar a los turistas a recorrer el destino turístico, conocer edificaciones y aprender de personajes de otras épocas y escenas de la historia, a través del celular y en una imagen tridimensional que pareciera estar en el mundo real.

Google maps te muestra la ruta a cualquier punto que quieras desplazarte dentro de la ciudad (o fuera de ella).

También existen audioguías que el viajero puede descargar en prácticamente cualquier idioma para conocer lo más relevante del destino.

Otra tecnología que podría sustituir algunas labores de los guías turísticos es “Google lens”, con la que es posible apuntar el celular hacia cualquier elemento del mundo real, por ejemplo:

  • Si apuntas el celular a placas con información turística, puedes traducir al idioma de tu preferencia,
  • La aplicación detecta los atractivos turísticos (monumentos, edificios, torres) y te brinda información sobre ellos,
  • Es posible reconocer qué tipo de plantas o animales estás viendo.
  • En un museo, apunta el celular a una obra de arte y conoce todo sobre ella.

Y por si fuera poco, existen robots que caminan con nosotros. Un ejemplo de esto es Persephone, un robot al que se le pueden programar hasta 33 idiomas diferentes y que funge como guía turístico en la cueva de Alistrati en Grecia: los visitantes al lugar son acompañados por Persephone mientras les da información del lugar. También se le pueden hacer preguntas.

Otra innovación, es un robot llamado “Arturito” de la empresa PayThunder que actúa como guía turístico, fotógrafo o guardia de seguridad. Está programado para acompañarte en el recorrido turístico mientras te cuenta datos interesantes en alguno de sus más de 10 idiomas. Y si el caminar es muy pesado, te puedes montar en él como si fuera una hoverboard.

Hostess

93% de probabilidades de desaparecer.

Si tenemos a las puertas de un restaurante a una o un hostess poco expresivo, malhumorado, con poco encanto, antipático y con pocos ánimos para trabajar, definitivamente podríamos reemplazarlo por uno de esos robots que reciben a los comensales con un audio programado de «bienvenida», que tienen una pantalla para introducir tu código de reservación y que automáticamente te acompañarán a tu mesa.

Los robots que podrían reemplazar a los y las hostess, son muy similares a los que actúan como meseros. Ve este video.

Conclusión

Los trabajos seguirán evolucionando y usando cada vez más las tecnologías que les permitan brindar una mejor experiencia al cliente, pero no harán desaparecer al 100% los empleos actuales, sino que obligarán a los profesionales del turismo a capacitarse en nuevas habilidades.

En el caso específico del turismo, donde el servicio al cliente y la calidez es fundamental, se requieren personas empáticas y con capacidad de juicio, habilidades que las máquinas están muy lejos de reemplazar.

Personas han comentado

Acerca de Francisco Mejía

🇲🇽 Licenciado en Turismo por la Universidad de Guadalajara. Director General de Entorno Turístico. Escritor y conferencista de tendencias tecnológicas aplicadas al turismo.