Inicio / España y Europa / Viaje por la gastronomía israelí
israel food
La gastronomía israelí posee una enorme variedad de productos.

Viaje por la gastronomía israelí

La gastronomía israelí es una de las más variadas y ricas del mundo gracias a la historia única del país, caracterizada por una enorme diversidad de culturas y de religiones, así como por las sucesivas llegadas de judíos de todo el mundo. La cocina israelí tiene recetas de estilo mediterráneo con influencias de la zona de Oriente Medio, donde las verduras (como los tomates, las berenjenas, el pepino…), las legumbres-sobre todo los garbanzos-, además de carnes y pescados, ocupan un lugar esencial. Se trata de una comida fresca, colorida, picante y muy atractiva, donde encontramos platos que ya se han vuelto populares en muchos países del mundo como el hummus (puré de garbanzos acompañado de pan pita y aceite), el falafel (croquetas de garbanzos con ajo, cebolla, perejil y cilantro) o la Mujaddara (potaje de lentejas y arroz o bulgur, un tipo de trigo oriental).

Falafel.

La cocina israelí puede ser degustada en Israel, en sus principales urbes, pero también se ha extendido a otras capitales del mundo, como Madrid, donde encontramos estos manjares en el mejor restaurante israelí de la capital, Barganzo. Viajemos un poco, a través de estos lugares, para descubrirla.

Hummus de Barganzo.

Tel Aviv y Jerusalén, dos destinos foodies internacionales

Las dos ciudades más importantes de Israel, Tel Aviv y la capital Jerusalén, poseen una oferta culinaria muy variada, además de sorprendente. Mientras que Tel Aviv, llamada “la ciudad que nunca duerme” es una ciudad muy moderna, cosmopolita y activa con una cocina de vanguardia especializada en la comida vegana, la oferta gastronómica de Jerusalém es más clásica y arraigada.

Tel Aviv se sitúa en el top 10 de destinos foodies según Conde Nast, una de las revistas más reputadas de turismo, y entre los mejores destinos para veganos según el periódico británico The Independent. La ciudad es, gracias a sus 40 restaurantes veganos, 44 vegetarianos y 171 establecimientos que incluyen platos veganos en sus cartas, uno de los destinos vegan-friendly más importantes del mundo.

Tel Aviv hace gala de elegantes cafés y bares de estilo modernista, de grandes mercados y, como vemos, de numerosos restaurantes veganos, de comida saludable y ecológica. Algunos ejemplos son: el Blue Sky, dirigido por el cheff Meir Adoni y especializado en comida kosher, en el Hotel Ritz-Carlton; el Meshek Barzilay, ubicado en el barrio de Neve Tzedek; Anastasia, declarado quinto mejor restaurante vegano del mundo; Nanuchka de Nana Schreier, donde sobresale la cocina georgiana y Furama de comida asiática. La cafetería vegana Opa y Goodness Vegan Dinner, un Street food vegano, completan esta espectacular oferta.

Si Tel Aviv es vegano por excelencia, Jerusalén puede presumir de cocina tradicional y kosher. Considerada por la revista estadounidense “Tavel+Leisure” como uno de los 50 mejores destinos gastronómicos del mundo, la ciudad es perfecta para conocer, a través de la comida, la cultura judía con platos clásicos, entre muchos otros, como el Sabich, una pita rellena de rebanadas de berenjena frita, rodajas de huevos duros, hummus y encurtidos, todo ello salteado con un toque de amba, un derivado del mango.

Destacan restaurantes como el Modern Restaurant (dentro del Museo de Israel); Liliyot: uno de los locales de kosher moderno más reconocidos de la ciudad; Ishtabach, donde encontramos gran diversidad de carnes, acompañadas por chutney, curry o verduras curadas y el Machneyuda, ubicado al lado de uno de los mercados más importantes de Jerusalén, el Mahane Yehuda y regentado por tres prestigiosos chefs: Assaf Granit, Yossi Elad y Uri Navon. Este local es, además, se ha convertido en un lugar de referencia no solo en Israel, sino también en Londres, donde se abrieron dos restaurantes de la misma marca.

Barganzo, “un corazón en el plato”

Como hemos dicho, la cocina israelí empieza a tener una difusión que va más allá de las fronteras de su país. En Madrid, está Barganzo-anagrama de la palabra garbanzo, uno de los productos claves en esta cocina- que se ha convertido, en tan solo un año de vida, en el mejor restaurante israelí de la capital, especializado en comida vegana. El local tiene el sello kosher. Todo es 100% fresco, manipulado artesanalmente, sin aditivos ni procesados.

David y Tami, dueños de Barganzo.

 Sus dueños, la pareja de israelitas David y Tami, llegados desde Guinea Ecuatorial, han abierto este local que es un pedazito de Israel en Madrid. Como dice David, hemos querido poner “un corazón en el plato” y eso se nota por el amor y cariño con el que cocinan el recetario israelí, consiguiendo transportarnos hasta esa cultura, a través de los sabores y aromas.

Desde su local abierto, hospitalario, sencillo y luminoso, con guiños desenfadados israelitas como la foto del primer presidente del Estado de Israel, en 1948, Ben Gurión, en la puerta del baño, ofrecen una comida mediterránea, sabrosa y fresca. Pepinillos, que vienen directamente de Israel, como aperitivos, ensalada israelí con tomate, pepinos, garbanzos, etc, falafel (el israelí es más verde que otros que se comen en países de Oriente Medio) o pita setas, también llamado arayes (pan de pita relleno de champiñones, especias y cebollas). Los hummus de diversas clases (el cásico, el Barganzo, el de champiñones, el Massabaha) o los tahinis (purés de sésamo con aceite de oliva, sal y limón) son excelentes.

Shakshuka

Berenjenas asadas, otro clásico de esta cocina, y la Shakshuka (sartén caliente de salsa de tomates con perejil con huevo poché encima), una de las comidas más populares de Israel, son otros de los platos que hay que pedir en este local. Barganzo tiene una interesante oferta de vinos israelitas. En Israel, hay numerosas bodegas de vinos que se han conseguido producir en el desierto, gracias a importantes trabajos hidráulicos de ingeniería. Los Château de la Mer (tintos y blancos) de uva Merlot, que podemos beber en el restaurante, llaman la atención por su calidad. Todos los platos de Barganzo son perfectos para compartir y tienen precios económicos.

Por eso, viajar a Israel, desde Barganzo, es fácil con sus hierbas frescas, sus especias, sus verduras, sus garbanzos…Todos los colores y sabores de esta cocina israelí, a caballo entre el Mediterráneo y el Oriente Medio, nos transportarán hasta sus tierras de origen.

Comentarios

comentarios

Acerca de Carmen Pineda

Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.