Inicio / Hablemos de turismo / Turismo accesible: vivir en una ciudad desconocida
Silla de ruedas en la ciudad
En México hay más de 6 millones de personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales el 48% tiene limitaciones de movilidad (INEGI).

Turismo accesible: vivir en una ciudad desconocida

El COVID-19 canceló los viajes alrededor del mundo de una manera abrupta. El cierre de fronteras internacionales limitó la movilidad de los turistas en el mejor de los casos a realizar un turismo doméstico, en casos extremos, era solo la propia ciudad el único espacio alcanzable para salir de casa. Este hecho nos llevó a reencontrarnos con nuestra ciudad, que rara vez la miramos con esos ojos de extrañeza que nos provoca la visita a sitios ajenos a nuestro entorno común. De esta manera descubrimos o redescubrimos esos nuevos lugares que ofrece a los visitantes y hacen que los turistas vengan a nuestra ciudad.

Hace unos cuantos días, escuché en una entrevista radiofónica una anécdota que me hizo reflexionar acerca de lo desconocido e inexplorable que puede resultar para las personas con discapacidad motriz la ciudad en que viven. Tan solo en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el censo 2020, hay más de 6 millones de personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales el 48% tiene limitaciones de movilidad.

Muchos espacios turísticos como son restaurantes, bares, cafeterías, galerías, cines, etc. tienen en su entrada escalones o se ubican en segundos niveles sin acceso por elevador, lo que los convierte en una barrera, en muchos casos, infranqueable para quien utiliza una silla de ruedas para trasladarse. Pero en caso de que se llegue a sortear ese problema, no menor para ellos, viene un segundo problema quizá más grave que las escaleras: los baños de dichos sitios no cuentan con las dimensiones necesarias para que una persona en silla de ruedas pueda acceder para hacer uso de ellos. La dificultad inicia desde el ancho de la puerta del baño hasta el espacio requerido para movilizarse dentro de él. De esta manera estamos alejando un potencial número de visitantes a estos establecimientos, tanto locales como turistas.

Adicional a eso, los servicios de transporte público tampoco han sido habilitados para que estos usuarios con silla de ruedas, puedan movilizarse por la ciudad. Esta situación representa además de una falta de empatía ante las necesidades de accesibilidad de un importante grupo de personas, una falta de visión del potencial de negocio que representa el turismo accesible. Baste el dato presentado por el vicepresidente la Fundación ONCE en un evento del World Travel & Tourism Council (WTTC) “142,000 millones de euros anuales es el importe que deja de ingresar Europa por falta de accesibilidad en general”1 (Hinojosa).

La accesibilidad urbana además de ser una obligación social para responder a las necesidades de las personas con discapacidad, es un elemento importante para el desarrollo de en segmento de turismo que ha sido descuidado por mucho tiempo, el segmento del turismo accesible. Hay que tomar en cuenta que además de las personas que nacen o adquieren por un accidente la discapacidad, nuestro país en pocas décadas tendrá una población muy importante en cantidad de mayores de 60 años, quienes demandarán servicios y atenciones similares a las de la población con discapacidad. Es por ello que debemos empezar a tomar consciencia de las adaptaciones necesarias de nuestra ciudad y empresas turísticas, reconociendo que adecuar con accesibilidad un espacio no es un costo, sino una inversión para desarrollar un mercado potencial que no está siendo atendido y de esta manera, generar una diferenciación frente a nuestra competencia y poder atraer visitantes dispuestos a gastar su dinero en un sitio que les ofrece lo necesario para su descanso y disfrute del tiempo libre o de negocios.

Bibliografía

  1. Hinojosa, Vivi. “La Apuesta Por La Accesibilidad Como Modelo de Negocio Turístico Rentable | Economía.” Hosteltur, 9 Apr. 2019,

Personas han comentado

Acerca de Rogelio Martínez Cárdenas

🇲🇽 Profesor investigador en la Universidad de Guadalajara, además de consultor certificado. Especializado en el estudio de la gestión de sitios de turismo religioso y patrimoniales. Miembro de diversos organismos científicos como el Comité Internacional de Lugares de Religión y Rituales y el Comité de Turismo Cultural ambos de ICOMOS, la Academia Mexicana de Investigación Turística, entre otros.