Inicio / Escuela de Turismo / ¿Qué es el Turismo Accesible?
Turismo accesible

¿Qué es el Turismo Accesible?

Desde que Thomas Cook programó los primeros “tours” muchas cosas han cambiado. Ya no se viaja en carreta y los medios de transporte son cada día más modernos, lo que hace necesario reinventar el turismo a los tiempos actuales. Aunque sigamos realizando el turismo tradicional tales como el ecológico, religioso y cultural, es momento de incluir en el servicio a otros nichos de mercado que hemos olvidado: las personas con discapacidad y adultos mayores.

Para poder ofrecer un servicio de calidad a las personas con discapacidad y adultos mayores, necesitamos saber lo que conlleva un turismo accesible.

Entonces, ¿Qué es Turismo Accesible? Es el turismo que se especializa en diseñar viajes adaptados según el tipo de discapacidad y necesidades de cada persona. Es decir, debe estar libre de barreras físicas, barreras de la comunicación y de las barreras sociales. En otras palabras toda la cadena de valor turística (transporte – hoteles – atractivos turísticos – excursiones – restaurantes) deben estar adecuados para un disfrute pleno con independencia y dignidad. Mejor dicho, el turismo accesible es aquel en que todas las personas independientemente de su condición puedan disfrutar con igualdad de oportunidades.

Las barreras las encontramos cuando no están creadas las adecuaciones o apoyos para la accesibilidad. Estas barreras pueden ser por mencionar algunas: falta de rampas para las personas en silla de ruedas; falta de una intérprete de lengua de señas para una persona con discapacidad auditiva o incluso, falta de menús en sistema Braille para las personas ciegas.

Algunas personas nacen con algunas discapacidades (realmente son condiciones y nosotros como sociedad los discapacitamos al no tener entornos accesibles) y otras las adquieren en cualquier momento de su vida producto de una enfermedad o de un accidente. Digamos que sin previo aviso.

Foto Panamá Viejo Miguel y Ana María
Panamá Viejo// Miguel y Ana María.

Entre los tipos de discapacidad se encuentran:

  • Discapacidad física: Usuarios de silla de ruedas, movilidad reducida por uso de bastón o muletas u otras condiciones, tales como la poliomielitis o enfermedades degenerativas entre otros.
  • Discapacidad visual: Ya sea ceguera total o baja visión.
  • Discapacidad auditiva: Personas sordas o con problemas para escuchar bien.
  • Discapacidad intelectual: Síndrome de Down, autismo o parálisis cerebral.
  • Personas de estatura reducida o personas que son de estatura muy alta.

Hay otras condiciones que se deben tomar en cuenta, como el embarazo, familias viajando con cochecitos, personas cargando paquetes, enfermedades temporales o una persona con la pierna enyesada.

Las personas con discapacidad y adultos mayores seleccionan el destino según la accesibilidad que ofrece y no por lo que cuesta el viaje. El primer impedimento lo encuentran a la hora de la planificación, ya que la información que ofrecen las páginas webs suele ser ambigua y desactualizada, e incluso las páginas webs no suelen ser accesibles para personas sordas, ciegas o de baja visión. Otras veces, las agencias de viajes desconocen el tema de la accesibilidad y podrían ofrecer una información errónea.

Lo recomendable para un viajero, es contactar agencias de viajes o tour operadores especialistas en turismo accesible o pedir información a otras personas que ya han visitado el destino. Las agencias de viajes o tour operadores les indicarán si ese destino, atractivo u hotel está adaptado según las necesidades de la persona. Pues un destino puede estar adaptado a una persona con discapacidad física, pero no necesariamente para una persona con discapacidad visual. El personal de estas empresas suelen capacitarse continuamente sobre las discapacidades lo que brinda confianza y un servicio de calidad al turista.

Un cincuenta por ciento del turismo accesible lo compone la accesibilidad del entorno y el otro cincuenta por ciento es lo intangible, lo que no se puede valorar como el trato adecuado a las personas con discapacidad y adultos mayores.

Aunque realizar las adecuaciones está sujeto a cuestiones económicas, encontramos algunas ventajas que a continuación enumeramos: 

  1. Las personas con discapacidad y adultos mayores siempre viajan acompañados.
  2. Este grupo de turistas viajan en cualquier época del año.
  3. Suelen pagar más por un servicio que se adapte a sus necesidades.
  4. Son un efecto económico multiplicador, ya que en el lugar del destino suelen requerir servicios adicionales tales como: compra de medicamentos, alquiler de sillas de ruedas o acompañantes adicionales.
  5. Mejora la imagen del destino al hacerlo inclusivo o turismo para todos.
  6. Suelen repetir y recomendar el viaje si han tenido una buena experiencia.

Casi todas las ventajas tienen un efecto multiplicador económico,  que hace de este tipo de turismo un nicho muy importante para incluirlo en nuestros servicios.

Ahora que hemos introducido un poco lo que es turismo accesible, ¿Te animas a conocer más?

Compártelo con tus amigos

Acerca de Ana María de Lindsay

Ana María de Lindsay
Licenciada en Turismo por la Universidad Tecnológica de Honduras, posee una certificación en turismo accesible y una Maestría en Recursos Humanos. Sabe el lenguaje básico de señas panameñas. Trabajó muchos años en agencias de viajes internacionales que la llevaron a viajar por Europa, Estados Unidos, la región centroamericana y la Cuenca del Canal de Panamá. Además realiza diagnósticos de accesibilidad.