Inicio / Cruceros / Se realiza el primer viaje en crucero con destino “a ninguna parte”
Crucero Genting Dream de la compañía Dream Cruises
Crucero "Genting Dream" de la compañía "Dream Cruises", encargado de transportar el primer viaje en crucero a "ninguna parte".

Se realiza el primer viaje en crucero con destino “a ninguna parte”

Si bien se han empezado a abrir fronteras luego del cierre total en todos los países de la Organización de las Naciones Unidas y esto a permitido que el turismo internacional se reactive poco a poco, hay industrias como la de cruceros que en la mayoría de las naciones del mundo, no tienen permitido hacer conexión entre puertos, por ello la creatividad debe ser un aliado para comenzar a mover la economía en este sector. 

Este es el caso de la compañía Dream Cruises que encontró la manera de darle a la gente y especialmente a los turistas, una opción para salir de su rutina diaria, y de paso mantener su plantilla de empleados laborando. Están utilizando un concepto que un par de meses atrás tomó fuerza entre algunas aerolíneas australianas y japonesas: el término “vuelos a ninguna parte”, “vuelos panorámicos” o “vuelos por el placer de volar”. Se trata de un vuelo programado para despegar de su aeropuerto de origen, sobrevolar la ciudad durante algunas horas, y regresar al punto de partida; con esto se satisface la necesidad imperiosa de algunos que estaban acostumbrados a volar de manera recurrente y que, según ellos mismos, lo extrañan. 

El golpe a las compañías de cruceros ha sido fuerte

La industria de cruceros ha sido una de las más golpeadas dentro del sector turismo. Para poner en perspectiva, durante el 2019 viajaron 30 millones de cruceristas, se generaron 1.2 millones de puestos de trabajo y la derrama económica fue de 150 mil millones de dólares; para este 2020 y únicamente durante la primera mitad del año, se han se han registrado pérdidas por 50 mil millones de dólares y se han perdido 334 mil empleos.

En Estados Unidos se reportan pérdidas por 25 mil millones de dólares y 164 mil empleos menos. La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) ha anunciado recientemente que esta industria continuará sin operar lo que resta del año en el país norteamericano, mientras se siguen reforzando los protocolos de bioseguridad y se comprometen a hacer pruebas al 100% de los pasajeros y la tripulación cuando regresen a navegar. 

Por su parte en México, DATATUR reportó que entre enero y septiembre del 2019 viajaron al país 6.3 millones de cruceristas, cifra que se ha visto reducida en 64% para este año donde sólo han llegado 2.3 millones de personas. 

Y mientras en esta parte del mundo seguiremos sin movimiento en la industria de los cruceros, en Europa algunas empresas han buscado la manera de volver a ofrecer sus servicios luego del impacto que ha representado el COVID.

“Viajes a ninguna parte” de la compañía de cruceros Dream Cruises

El 25 de octubre arribó a Singapur el World Dream, un barco de la compañía Dream Cruises, con la intención de prepararse para ofrecer servicios turísticos las semanas siguientes. 

El crucero y los 187 tripulantes se sometieron a pruebas PCR y estuvieron varados durante 14 días por cuarentena mientras se realizaba una limpieza a fondo y se desinfectaba todo el barco. Una vez cumplida la fecha, este 6 de noviembre hizo su viaje inaugural que tendrá una duración de 3 días y 2 noches, pero a diferencia de lo que ocurría con este tipo de viajes previo a la pandemia, esta vez navegará por mar y regresará al puerto de origen, es decir, será un tour en crucero “a ninguna parte”. 

Se trata de un concepto denominado “Super Seacation” (la traducción al español podría ser “vacaciones en el mar”). Según el comunicado de la empresa, el viaje en alta mar brindará a los vacacionistas, que por ahora solo serían residentes de Singapur, una escapada relativamente rápida pero agradable. El recorrido los transportará a la sensación de estar de vacaciones en un lugar lejano, algo parecido a lo que ocurre con el “Staycation”.

El viaje tendrá prácticamente los mismos servicios que un crucero tradicional. Habrá opciones de ocio y diversión, instalaciones donde podrán divertirse y experiencias que mantendrá a los viajeros entretenidos. Según se informó, todas las actividades a bordo se organizarán con tamaños de grupos reducidos de acuerdo con la política nacional vigente, se tomarán medidas necesarias para evitar el contacto cercano entre personas y habrá una constante sanitización y desinfección de las áreas comunes, así como de las habitaciones de pasajeros y tripulación. También es requisito para personas mayores de 7 años, llevar consigo un MICE Pod Token, un pequeño dispositivo que además de hacer un seguimiento personal, ratrea a las personas que estuvieron cerca o en contacto de un posible futuro positivo de COVID, para contactarlas y recomendarles medidas de prevención.

El crucero está operando al 50% de su capacidad, es decir, alrededor de 1400 cruceristas, quienes podrán disfrutar de experiencias de Realidad Virtual, shows en teatro, una tirolesa, toboganes, actividades deportivas y de salud y un especulo de luces láser. 

Ya comenzó operaciones “normales” la primera empresa de cruceros

Mientras en Norteamérica no habrá cruceros lo que resta del año y la compañía Asiática Dream Cruises ha resuelto la situación con una gran creatividad; en España, la compañía turística TUI, anunció que ya está programado un viaje en crucero alrededor de las islas Canarias. La nave partió este viernes del puerto Las palmas con 896 pasajeros (sólo de Alemania, Austria y Suiza) y 740 tripulantes (al 60% de su capacidad). Todos a bordo resultaron negativos de COVID ante la aplicación de pruebas PCR y tuvieron que aceptar un paquete completo donde incluía el traslado en avión hasta las islas canarias, el viaje en crucero y el retorno en un vuelo a sus lugares de origen. 

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Francisco Mejía

Francisco Mejía
🇲🇽 Licenciado en Turismo por la Universidad de Guadalajara con un gran interés por la investigación turística. Director General de Entorno Turístico. Fotógrafo en proceso y apasionado del fútbol.