Inicio / Escuela de Turismo / Jerarquías de los recursos y atractivos turísticos
jerarquias-de-los-recursos-y-atractivos-turisticos

Jerarquías de los recursos y atractivos turísticos

[¿Te vas a titular con el CENEVAL de turismo pero no sabes cómo empezar a estudiar? Esta guía es tu mejor opción]

De acuerdo al Modelo FAS (factores , atractores y sistemas de apoyo) de la Organización Mundial del Turismo (OMT), los recursos turísticos son aquellos elementos que por sí mismos o en combinación con otros pueden despertar el interés por  visitar una determinada zona o región.

Para entender mejor este concepto,  es importante señalar que los recursos turísticos por sí solos no cuentan con adecuaciones necesarias para atender visitantes, pero cuando se desarrollan con equipamiento y servicios turísticos (como hoteles, restaurantes y vías de comunicación) se convierten en atractivos turísticos en plenitud. Es decir, los recursos turísticos generan atractivos turísticos.

Según la OMT, un recurso turístico es todo elemento capaz de generar desplazamientos turísticos. Para la investigadora Carmen Altés Machín, los recursos turísticos son la base sobre la que se desarrolla la actividad turística.

Habiendo entendido el concepto, debemos recordar que han sido varios los investigadores e instituciones que han tratado de clasificar los Recursos Turísticos de acuerdo a diferentes enfoques, tal como te lo dábamos a conocer en un anterior artículo titulado: ¿Qué son los recursos turísticos y cómo se clasifican?

Debido a la delgada línea que existe entre la definición de recursos y atractivos turísticos, a partir de ahora será de poca importancia entrar en la disyuntiva, sobre cuál es el término correcto que debemos usar y dejaremos a tu consideración llamarlos “recursos o atractivos turísticos”.

Una manera diferente de clasificar los recursos turísticos es valorando sus cualidades, rasgos y/o componentes y asignándoles jerarquías, tal como lo expone Cárdenas Tabares en su libro “Proyecto turísticos. Localización e inversión. México” (1996) y que basa su interpretación en la escala propuesta por el Centro Interamericano de Capacitación Turística de la Organización de Estados Americanos  (CICATUR-OEA) en el año 1974, donde se refiere a la variable geográfica como la de mayor valor.

De acuerdo a lo anterior, las Jerarquías de los Recursos y Atractivos Turísticos (en orden descendente de importancia) son:

Jerarquía 5

Se refiere a un atractivo excepcional y de gran significación para el mercado turístico internacional, capaz por sí solo de motivar una importante corriente de visitantes (actual o potencial), cuantificada como un porcentaje del total de la demanda del país, o de algún mercado específico. Equivalente a recurso único en el mundo.

Ejemplos: La torre Eiffel en París, el Coliseo Romano, El Cristo del Corcovado en Brasil,  La Zona Arqueológica de Teotihuacán en el estado de México.

Jerarquía 4

Atractivo con rasgos excepcionales en un país, capaz de motivar una corriente (actual o potencial) de visitantes del mercado interno o externo, pero en menor porcentaje que los de jerarquía 5, ya sea por sí solo o en conjunto con otros atractivos contiguos. Equivalente a recurso único en el país.

Ejemplos: La Gastronomía Mexicana, la calle Abbey Road en Londres, Las Islas Marietas en el estado de Nayarit, el Parque temático Xcaret en la Riviera Maya.

Jerarquía 3

Atractivo con algún rasgo llamativo, capaz de interesar a visitantes de larga distancia, ya sea del mercado interno o externo, que hubiesen llegado a su zona por otras motivaciones turísticas; o de motivar corrientes turísticas locales (actuales y potenciales). Equivalente a recurso único en una jurisdicción subnacional.

Ejemplos: El museo de Frida Kahlo en la Ciudad de México, Las callejoneadas en Guanajuato, El pueblo mágico de San Sebastián del Oeste.

Jerarquía 2

Atractivos con méritos suficientes como para ser considerados importantes para el mercado interno, pero sin condiciones para el turismo receptivo y que forman parte del patrimonio turístico. Equivalente a recurso único en una localidad.

Ejemplos: Cualquier inmueble histórico considerado patrimonio para una ciudad, una festividad regional.

Jerarquía 1

Atractivos sin méritos suficientes como para considerarlos en las jerarquías anteriores, pero que igualmente forman parte del parte del patrimonio turístico como elementos que pueden completar a otros de mayor jerarquía en el desarrollo y funcionamiento de cualquiera de las unidades que integran el espacio turístico. Equivalente a recurso complementario.

Ejemplos: una zona arqueológica poco relevante, museos de la ciudad, monumentos en parques locales, un producto novedoso en las Vegas (EUA).

Jerarquía 0

Atractivos cuyas cualidades no permiten incorporarlos a la jerarquía 1, que es el umbral mínimo de jerarquización. Equivalente a recurso sin características relevantes (no es un recurso turístico).

Ejemplos: aquellos que únicamente son conocidos por su peculiaridad pero en realidad no motivan el desplazamiento de las personas.

Te puede interesar: Características de los servicios turísticos

Compártelo con tus amigos

Acerca de Entorno Turístico Staff

Entorno Turístico Staff
Somos una revista exclusivamente digital que brinda información del amplio mundo del Turismo. Teniendo como base México, actualmente llegamos a todos los países de Latinoamérica; además España y Estados Unidos. Síguenos en nuestras redes sociales.