Inicio / Escuela de Turismo / Turismo rojo: otro color para el turismo
turismo rojo

Turismo rojo: otro color para el turismo

Algo que llama mi atención como profesora e investigadora  del turismo y todo lo que implica, es que no deja de sorprenderme, descubriendo cada día aspectos novedosos y hasta curiosos, en esta ocasión he “encontrado” otro color en el turismo, el rojo, el llamado Turismo Rojo, que desconocía y deseo compartir con ustedes.

Este tipo de turismo nació hace un poco más de diez años en la República Popular de China, se trata de la visita a lugares significativos para la historia del Partido Comunista de China (PCC), el objetivo es que las personas que lo llevan a la practica conozcan la historia de China, sus orígenes, tratar de imaginar lo que era antes del año 1949 y en lo que se ha convertido hoy al país asiático.

Durante los últimos diez años, China ha invertido más de 1.087 millones de dólares para desarrollar el turismo en los sitios donde se libraron las batallas más famosas o lugares importantes en la vida del máximo dirigente del Partido Comunista de China, Mao Zedong (Mao Tsé tung), lo cual ha traído beneficios a la industria turística nacional, ya que los viajes dentro del país de los visitantes relacionados con el llamado Turismo Rojo han aumentado considerablemente en los últimos años, incidiendo en el aumento del mercado turístico interno.

Retrato oficial de Mao en la Plaza de Tiananmen
Retrato oficial de Mao Zedong en la Plaza de Tiananmen, a la entrada de la Ciudad Prohibida de Pekín

En los lugares donde se puede conocer la historia objeto de este tipo de turismo se ofrecen atracciones que incluyen jugar con la chaqueta y el sombrero azul típicos de la época comunista y tomar fotografías, también se puede participar en las reconstrucciones históricas de las grandes batallas libradas por el Partido Comunista contra los nacionalistas, pudiendo el turista formar parte de esta actividad completamente vestido con el uniforme de los nacionalistas o de los comunistas. Esta actividad se refiere a un proyecto económico que busca revitalizar y aprovechar las zonas rurales, beneficiando a lugares antes olvidados, entre estos se encuentra Ruijin, un pequeño pueblo en las montañas del sureste de China en donde Mao Zedong (Mao Tsé tung) estableció el gobierno soviético chino durante el año 1933 y que hoy es una de las capitales del Turismo Rojo, e incluso contiene un parque temático, lo que permite que las familias de la comunidad se incorporen a la actividad y generen ingresos.

Un dato importante es el referido a los destinos turísticos que se han ido incorporando para la practica de esta actividad “roja” ya no se limitan al territorio de China. Tras un acuerdo firmado entre los gobiernos de Rusia y China, se introdujeron recorridos que repasan los pasos de Lenin; desde el año 2011 los operadores turísticos chinos han estado organizando visitas de temática “roja” no solo en Rusia, sino también en Alemania, en el Reino Unido y  en la antigua Yugoslavia, estas incluyen recorridos en  lugares relacionados con personajes como Marx, Engels, Lenin y Tito.

Notas relacionadas: 

El número de turistas chinos que participan en estos viajes está creciendo rápidamente: un solo operador turístico envía mensualmente diez grupos de 30-40 turistas a Rusia aproximadamente,  la mayoría de los cuales son personas de la tercera edad.

Igualmente, el continente americano se encuentra en la lista de destinos internacionales del turismo rojo, el lugar es la Isla de Cuba, tomándose en cuenta durante el recorrido los lugares históricos protagonistas de la cultura comunista.

Con un mercado del turismo de más de 200 mil millones de dólares en aumento, es factible que otros países realicen alianzas y creen fuertes vínculos con el Partido Comunista Chino, buscando ser visita obligada también en este tipo de actividad.

Comentarios

comentarios

Acerca de Ileana Salazar Belloso

Abogado, Magíster en Planificación Integral para el Desarrollo del Turismo, LUZ- Venezuela. Docente e Investigadora. Facilitadora de MINTUR. Emprendedora, fundadora de la Fundación PROOTUR. “Creo en el turismo como herramienta de desarrollo social, hay mucho por hacer, pero podemos lograrlo”.