Inicio / Empresas turísticas / Estrategias de innovación en empresas turísticas (post-covid-19)
Pasillo de hotel

Estrategias de innovación en empresas turísticas (post-covid-19)

De acuerdo con Schumpeter (1939) la innovación “se trata de cualquier forma de hacer las cosas de una manera diferente, en el ámbito de la vida económica son combinaciones diferentes de factores productivos y, por tanto, nuevas funciones de producción”. Por ello, se pueden ver a las crisis (ejemplo, la pandemia por Covid-19) como generadoras de innovaciones. En este sentido, podemos observar cómo el ámbito empresarial turístico se ha visto duramente impactado, principalmente por las transformaciones que ha tenido la demanda, por lo que la oferta debe cambiar y/o adecuarse a lo que exige el mercado, esto se puede lograr innovando en productos, servicios o procesos.

Puesto que la innovación no es únicamente tecnológica, a continuación te muestro algunas ideas:

Planes

“Los viajes son un sector particularmente volátil del negocio del turismo que es inherentemente susceptible a las conmociones externas. Por tanto, las organizaciones gestionadas de forma competente deben prepararse para los riesgos potenciales que sufran sus establecimientos” (Pforr & Hosie, 2008).

Es muy importante que las empresas turísticas estén preparadas ante cualquier posible escenario, particularmente en México, las empresas turísticas enfrentan cada año desastres naturales en destinos de sol y playa y muchos establecimientos tienen planes y protocolos a seguir en dado caso de presentarse una situación así. ¿Por qué no tener planes y protocolos en caso de que (como lo estamos viviendo) una pandemia o emergencia sanitaria, se presente? Estar preparados para enfrentar este tipo de escenarios es fundamental para conservar un negocio al menos en su punto de equilibrio, económicamente hablando.

Innovación abierta

“Es el uso de entradas y salidas intencionales de conocimiento para acelerar la innovación interna y ampliar los mercados para el uso externo de la innovación, respectivamente” (Chesbrough, 2006). Es necesario que las empresas turísticas sean receptivas ante ideas internas y externas de mejora que pueden llegar de investigadores, funcionarios públicos, empleados de la organización, otras empresas, clientes, etc. Todos pueden contribuir a la hora de plantear una solución innovadora para la recuperación del sector.

Capital Humano

La opinión de los empleados en los negocios es muy valiosa porque ellos conocen el área donde trabajan. Al convivir diariamente en el lugar conocen el comportamiento de los turistas, por lo cual si se les toma en cuenta también pueden aportar ideas innovadoras ante una recuperación postcrisis. Además, apoyarlos y animarlos con incentivos, favorecerá mucho más su participación.

Los clientes (turistas)

Ellos son los usuarios finales de los servicios turísticos, son la demanda que se busca satisfacer y cumplir sus expectativas por medio de la calidad, son la fuente de información necesaria que toda empresa busca. Dicho lo cual, una estrategia que puede generar innovación es preguntarles directa o indirectamente (big data) qué y cómo solicitan el servicio turístico en la actualidad. “La atracción del mercado y la orientación al cliente adquieren un significado más profundo en los servicios, los clientes son «coproductores» de innovaciones” (Toivonen et al., 2008). Pero no debemos olvidar las diferentes estadísticas macro y microeconómicas y las tendencias turísticas actuales.   

Retroalimentación

La innovación es un proceso que consta de diversas etapas y elementos (según el autor consultado), no obstante, siempre debe apoyarse de la retroalimentación, ya que en la puesta en marcha de la nueva idea, será necesario corroborar si está funcionando y qué se debe quitar o agregar para desarrollar una mejora continua, o bien simplemente supervisar que todo vaya como se planeó. “Es vital comprender que existe una retroalimentación entre las distintas etapas; la innovación rara vez es una progresión lineal” (Greenhalgh & Rogers, 2010).

La adaptación del sector turístico de una era vorazmente globalizada y capitalista a una nueva normalidad con proyecciones supuestamente más sostenibles e integrales, debe contener un enfoque innovador marcado por la diferenciación, tal y como Porter lo comenta “una compañía se distingue de sus competidores si logra ser especial en algo que sus clientes consideren valioso”(Porter, 1987) , por lo que podríamos cuestionar “¿qué es lo que los clientes (turistas) están considerando valioso en una etapa post-covid-19?” Una de las respuestas que perecería más obvia es “más higiene y seguridad”, la gente en general tiene miedo al contagio por lo que al viajar aparte de buscar comodidad, buscan seguridad ante el virus, siendo este uno de los objetivos que deben perseguir las empresas turísticas.

Bibliografía

  • Chesbrough, H. (2006). Open Innovation: A new paradigm for understanding industrial innovation (pp. 1–81).
  • Greenhalgh, C., & Rogers, M. (2010). The nature and importance of innovation. In Innnovation, intellectual property and economic growth (pp. 1–29). Princeton Univerity Press.
  • Pforr, C., & Hosie, P. (2008). Crisis management in tourism. Journal of Travel & Tourism Marketing. https://doi.org/10.1300/j073v23n02_19
  • Porter, M. (1987). Diferenciación. In Ventaja Competitiva.
  • Schumpeter, J. (1939). Business Cycles.
  • Toivonen, M., Tuominen, T., & Brax, S. (2008). Innovation process interlinked with the process of service delivery : a management challenge in KIBS. Économies et Sociétés, 355–384. https://www.researchgate.net/publication/282708867_Innovation_process_interlinked_with_the_process_of_service_delivery_A_management_challenge_in_KIBS

Comentarios

comentarios

Acerca de Brismar García

Estudiante de Posgrado en Turismo, amante de la investigación. Los viajes con propósito me apasionan.