Inicio / Artículos de cultura y turismo / El turismo como amenaza al legado cultural de las comunidades
Selva

El turismo como amenaza al legado cultural de las comunidades

El turismo a grandes rasgos, es definido como aquel fenómeno social que se centra en el desplazamiento de las personas fuera de su lugar de origen. Estos movimientos pueden desarrollarse por fines de ocio, culturales o económicos. En México, el turismo ha tenido durante los últimos años un desarrollo ascendente inapelable, tanto que se ha logrado posicionar al país como uno de los destinos más visitados alrededor del mundo. Logrando cautivar con su extensa belleza a cualquiera que se aventura a visitarlo.

El sector turismo es considerado como uno de los mayores generadores de empleo y de derrama económica, favoreciendo así principalmente a los habitantes de la localidad visitada. No cabe duda que el turismo ofrece grandes beneficios, pero por otro lado, es importante que hagamos una reflexión, pues para nadie es un secreto que el turismo es también una actividad depredadora. Uno de los enemigos más temidos del medio ambiente, y aunque cueste imaginarlo, de los rasgos culturales de la comunidad receptora: sus creencias, normas, símbolos y patrimonio cultural.

Es probable que hayas escuchado la noticia que hace referencia a la pirámide/ofrenda a los Aluxes, construida debajo del puente Nizuc-Cancún (situado muy cerca de la entrada que lleva a Playa del Carmen) en el estado de Quintana Roo. Los Aluxes son pequeñas y traviesas criaturas elementales provenientes de la mitología maya. De acuerdo con la leyenda que rodea a tan místico lugar, esta ofrenda se hizo con la intención de calmar el enojo de estos personajes, quienes (evidentemente) se mostraron descontentos con la construcción de ese puente en medio de su territorio. Los habitantes de la localidad cercana se dispusieron inclusive a realizar algunos rituales para pedir permiso a los Aluxes y así poder terminar la obra. La pirámide junto con los rituales, funcionaron a la perfección, pues ningún hecho caótico sucedió posteriormente.

Desafortunadamente, en días recientes se dio a conocer que dicha pirámide sería removida bajo la excusa de ampliar la carretera. Esto por supuesto causó desconcierto y enojo en todos aquellos creyentes de la leyenda. Si bien es sabido que las carreteras son parte fundamental de la infraestructura turística, también es cierto que el realizar la expansión de este camino, ha atentado contra las creencias de toda una localidad. Lo que fortalece la idea de que el turismo no solo es un depredador del patrimonio natural, sino de aquellos ámbitos relacionados a la cultura.

En el momento en el que se destruye, modifica o altera un espacio físico que ha sido creado con fines relacionados a una forma de pensamiento mágico, religioso o meramente cultural, también se está atentando contra la identidad de una localidad y de sus habitantes.

Quitar la pirámide ayuda a que la infraestructura en el estado mejore y seguramente aumentará el flujo de personas con fines turísticos, pero hay que considerar que como efecto adverso, se estará invadiendo la riqueza cultural de la comunidad y atentando así con la existencia de un monumento de gran relevancia.

Ciertamente el turismo puede tener el mayor impacto negativo en el medio ambiente, pero no podemos olvidar a las personas que indirectamente se ven inmersos en la actividad turística, sus creencias, costumbres e identidad propia.

La transculturación es un término que se empleó por primera vez en los años 40 para definir la adopción cultural total o parcial que un pueblo adquiere de una comunidad distinta, sin que eso implique su destrucción. Ante esta premisa debemos considerar que el turismo es una actividad que carga en sí, una responsabilidad titánica. Mucho mayor a la que se ha pensado, porque no solamente tiene la labor de preservar el medio ambiente, o al menos de ocasionar el menor impacto posible, sino también, de contribuir a que prevalezcan aspectos como tradiciones, creencias y costumbres.

Independientemente de que se crea o no en la existencia de los Aluxes, está claro que el turismo puede dañar aquellos elementos que conforman al legado cultural de las comunidades.

Personas han comentado

Acerca de María Fernanda Cruz Cantarell

🇲🇽 Conocida también en Facebook como "Lunahada Wiccttera". En 2019 tuve la fortuna de sacar mi primer libro en Amazon "La esencia del lobo-Metamorfosis". Desde hace dos años me encuentro colaborando con las plataformas "Crea Cuervos" y "La redacción". Me especializo en los géneros de terror, fantasía; poesía y poesía gótica.