Inicio / Latinoamérica / Bellavista Cloud Forest Reserve: el paraíso del aviturismo
Bellavista Cloud Forest Reserve
Bellavista Cloud Forest Reserve.

Bellavista Cloud Forest Reserve: el paraíso del aviturismo

En Ecuador existe un paraíso excepcional y mágico, donde el aviturismo toma un papel fundamental dentro de la única área protegida privada del Ecuador, donde existen alrededor de 300 especies de aves. Por otro lado Bellavista Cloud Forest, es un lugar privilegiado en el corazón de la reserva de Biosfera del Chocó Andino, por la cual cada día se aprende algo nuevo como el cantar y aleteo de las aves, un paraíso indiscutible. Cuenta con un amplio repertorio de atractivos dentro de la reserva, desde cascadas y bosques, hasta la presencia de mamíferos como el oso de anteojos, pumas y el nuevo mamífero recientemente descubierto: “El Olinguito”. 

Bellavista Cloud Forest Reserve 2
Bellavista Cloud Forest Reserve.

Es la única área protegida privada del Ecuador que consta en el sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), está rodeada de bosque nublado que van desde los 1900 a los 2400 m.s.n.m., se encuentra en la zona de amortiguamiento del bosque protector Mindo – Nambillo, provincia de Pichincha, lo que convierte a Bellavista, en uno de los puntos más biodiversos del mundo; para ello las instalaciones, se encuentran sumergidas en el bosque nublado del valle de Tandayapa, además hacen que la visita sea más completa con el alojamiento, restaurante, avistamiento de flora y fauna, aviturismo, senderismo y muchos otros servicios completos para vivir una experiencia única. 

¿Cómo surgió la única área protegida privada del Ecuador?

Gloria Nicholls y Richard Parsons
Gloria Nicholls y Richard Parsons.

En 1989 surge de la pareja, Gloria Nicholls (Colombiana) y Richard Parsons (Británico), la idea de conservar un lugar en el Ecuador, un año después, la primera opción de adquirir un terreno se presentó en Intag provincia de Imbabura, la cual por motivos de objetivos y precios no la adquirieron. En 1991, precisamente en el mes de abril, fueron a Mindo para desarrollar ciertos proyectos por el antiguo camino Quito-Nono-Mindo-Los Bancos. La pareja quedó perpleja y maravillada por tan espectacular vista desde lo alto del valle de Tandayapa.

En aquel lugar habían encontrado sus sueños y de pronto escucharon el sonido de una motosierra; a consecuencia fueron a investigar y para sorpresa de ellos el sonido provenía de la finca Bellavista, la cual pertenecía a una familia de Quito, quien la estaba poniendo en venta. Entonces, Richard y Gloria no dudaron en presentarse, sin embargo, había otra persona que tenía el mismo interés de comprar esta finca, pero la quería para ganadería, lo cual era bastante complejo y problemático, lo que significaría la deforestación de los árboles y por ende el ecosistema quedaría deteriorado completamente. 

Finalmente Gloria y Richard adquirieron la finca en 1991 y es hasta 1993 que llegan con ideas para las instalaciones de un complejo turístico y su desarrollo. Poco a poco su sueño se fue consolidando. Bellavista empezó a ser construida en noviembre de 1993 y a finales de mayo de 1995, Bellavista abre sus puertas al público. Se empezó con 55 hectáreas las cuales fueron creciendo a lo largo de los años gracias al esfuerzo y dedicación de tan admirable pareja.

Bellavista Cloud Forest Reserve inicios

El camino realmente fue duro, pero valió la pena cada segundo invertido por Gloria y Richard. Actualmente “Bellavista Cloud Forest Reserve” cuenta con más de 400 hectáreas, de las cuales 350 están reconocidas por el SNAP como primera Área Protegida Privada desde el 26 de junio de 2019. La cual le da la protección y reconocimiento a nivel nacional. Es el fruto de la pareja, que desde hace 30 años se esforzaron por regenerar, reforestar y proteger toda esta zona mediante el ecoturismo, y a su vez recuperando los ejemplares nativos tanto de flora como de fauna. 

Aviturismo en Bellavista Cloud Forest Reserve
Aviturismo en Bellavista Cloud Forest Reserve.

Dentro del bosque nublado se ha contabilizado alrededor de 300 especies de aves como el tucán Piquilaminado o el colibrí Sol Ángel de Gorguera. Es por esto que Bellavista cuenta con senderos y paquetes turísticos especializados solo en aviturismo, que van desde un día a más de siete, dentro del corazón de la reserva. A su vez está ubicado en el Paseo del Quinde – la antigua vía de Nono a Mindo – siendo la primera ruta de aviturismo en el Ecuador, de importancia mundial para las aves.

Cascada Escondida en Bellavista
La Cascada Escondida.

Además de contar con senderos que pasan por la cascada escondida, que por su nombre da a notar que se encuentra en las entrañas de la reserva de Biosfera del Chocó Andino, una cascada sin igual donde puedes disfrutar con la familia, además de visualizar variedad de especies de aves nativas entre la perfección de flora de esta Reserva, así como también encontrar a mamíferos, como el oso de anteojos, el puma, cabeza de mate y el famoso olingito, este último descubierto recientemente. Algo muy especial del lugar es que se encuentra la Rana de Cristal, lo cual da a notar que el ecosistema está muy bien preservado.

Algunos de los ejemplares únicos que visitan a Bellavista son:

Silvo Colavioleta
Silvo Colavioleta / Violet- tailed Sylph.
Tucán Piquilaminado
Tucán Piquilaminado / Plate-billed Mountain-Toucan.
Olinguito
Cabeza de mate/ Tayra. Visto durante el día por el Lodge.
Olinguito
Olinguito: Mamífero recién descrito por la ciencia en 2013. Visto casi todas las noches frente al comedor de Bellavista.

Bellavista, un lodge de 4 estrellas, actualmente es uno de los mejores sitios turísticos del Ecuador, reconocido por la visita de aves exóticas; no solo ofrece experiencias, sino que también un vínculo íntimo con la naturaleza, 1ue a su vez ha ido formando una gran comunidad de seguidores y protectores, sobre todo en el ámbito del aviturismo, por lo que cada persona que llega a Bellavista se enamora como la primera vez que llegaron Gloria y Richard, quedando anonadados por tanta biodiversidad, pero lo que más sorprende es que Bellavista con el pasar de los años ha logrado construir prácticamente un ambiente en el que todos pueden convivir. 

Todos los años Bellavista recoge a turistas para diferentes actividades, ya sea por ocio, investigaciones, fotografía, incluso a voluntarios tanto nacionales como internacionales, para realizar pasantías y demás. Cabe mencionar que las pasantías o el voluntariado son pagados dentro del área.

Bellavista Cloud Forest Reserve de lejos
Bellavista Cloud Forest Reserve.

Comentarios

comentarios

Acerca de Ricardo Amores P.

🇪🇨 Estudiante de la carrera Guía Nacional de Turismo con Nivel Equivalente a Tecnología Superior. Amante y defensor de la naturaleza, próximo profesional del turismo que cambiará poco a poco la mentalidad, así como también hacer conciencia sobre el mundo en el que habitamos, proteger las áreas naturales y demostrar al mundo la potencialidad de mi hermoso Ecuador.