Inicio / Hablemos de turismo / Y los de turismo, ¿qué podemos aprender de la crisis del Coronavirus?
Coronavirus
Imagen únicamente ilustrativa / pxinio.com

Y los de turismo, ¿qué podemos aprender de la crisis del Coronavirus?

Está en todas las noticias, todas las publicaciones de internet. El Coronavirus se ha vuelto el único tema relevante y al cual los medios tradicionales y digitales han enfocado su atención.

Sabemos ya de la relevancia de este suceso y de sus posibles consecuencias que traerá a nivel mundial.

En el turismo también ya hemos visto lo ha sido capaz de hacer; cerrar atracciones, cancelar eventos importantes, disminuir el flujo de turistas, entre otras cosas, ya que a la fecha es imposible determinar exactamente hasta dónde y cuánto afectará al turismo.

Y te podrás preguntar ¿Y ahora qué va a pasar? ¿Qué será de los que estudiamos o trabajamos en turismo?

Pues aquí te daré 5 puntos de lo que se puede aprender de este tipo de crisis:

1. Mantener la calma y ver el panorama amplio

Cuando ocurren situaciones de este tipo a nivel mundial muchas personas llegan a entrar en pánico y ceden ante sus instintos más básicos, sin embargo a pesar de ser una respuesta muy natural, no debería de ser así. 

Ya se vio con la compra de cubrebocas y desinfectante en aerosol en muchos establecimientos comerciales, al punto de llegar a agotarlos en cuestión de horas.

Pero por más que uno quiera ceder a esos impulsos tenemos que detenernos y recapacitar ¿Qué está pasando realmente? ¿Cómo me va a afectar a mí? De esta manera podemos trazar algunas alternativas a situaciones que pudieran pasar, anticiparse a posibles escenarios será lo mejor para poder tener mejor control de la situación.

2. Aprender de la situación

Cuando no estamos preparados o permanecemos mucho tiempo en nuestra zona de confort, una crisis de este tipo puede que nos haga salir de esta comodidad y nos haga reflexionar sobre cómo podemos actuar, tal vez haya menos viajes, recortes de empleos, menor crecimiento económico ¿Qué podemos hacer ante eso? Adaptarnos y aprovechar las tendencias muy marcadas de consumo podría ayudarnos a mantener nuestras actividades cotidianas.

3. Resistir la crisis

Una crisis de este tipo hace que las personas empiecen a dejar de hacer muchas actividades que hacían, salir a lugares públicos, visitar museos, atractivos turísticos, etc.; pero cuando pase esto, la gente querrá salir de nuevo, viajar, hacer actividades recreativas y muchas cosas más y la demanda será mayor que antes de la crisis.

4. Surge la creatividad y la innovación

Este tipo de crisis obliga a las personas a ser más creativas, innovadoras y adaptarse mejor a la situación, quienes lo hacen una vez que pasó la crisis pueden seguir adelante con nuevos modelos de negocios, nuevas oportunidades y nuevos productos y servicios, muchas empresas han renacido de crisis o han nacido de las crisis, que sean malos tiempos no significa que únicamente cosas malas pasen.

5. Prepararse para la siguiente crisis

¿Apenas estamos en una y ya tenemos que pensar en la siguiente? Sí, una vez que pase esta crisis, tenemos que prepararnos para la siguiente, no sabremos exactamente qué sucederá pero tenemos que crear planes de acción para evitar sorpresas a futuro, muchas empresas aprendieron de la crisis vivida en el 2009 con el H1N1 y es por eso que ahora incluso algunas empresas siguen laborando y no presentan tantas afectaciones en su actividad. 

Con estas recomendaciones podremos mentalizarnos y diseñar estrategias a nivel personal y profesional para poder hacer frente a este tipo de eventos, los cuáles si bien no podemos predecir cuando sucederá el siguiente, sí podemos estar mejor preparados para cuando llegue.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Rodrigo Pérez Esquivel

Rodrigo Pérez Esquivel
Soy licenciado y profesor de turismo que ahora está incursionando en la educación online para estudiantes de turismo. Me apasionan las nuevas tecnologías, el marketing digital y las nuevas tendencias del turismo.