Inicio / Hablemos de turismo / Turismo Rural y Desarrollo Sostenible
Paisaje rural

Turismo Rural y Desarrollo Sostenible

La Organización Mundial del Turismo (2019, 34), define al turismo rural como “un tipo de actividad turística en el que la experiencia del visitante está relacionada con un amplio espectro de productos vinculados por lo general con las actividades de naturaleza, la agricultura, las formas de vida y las culturas rurales, la pesca con caña y la visita a lugares de interés”. 

Es decir, el turismo rural no es sino todas las actividades que se puedan realizar fuera del perímetro urbano y con el mayor contacto posible con la naturaleza. Se refiere a que el desarrollo de esta actividad tiene como principal objetivo coadyuvar al desarrollo local, mediante las actividades agrícolas como la crianza de pollos y peces, disminuyendo así el impacto de la estacionalidad del turismo y evitando el turismo de masas, para satisfacer así las expectativas y necesidades de los turistas, entre ellas el interés por destinos para viajes cortos y enroladas con la naturaleza para con ello escapar del estrés del ritmo de vida urbano (Varisco 2016).

Por lo tanto el turismo rural se relaciona netamente con el enfoque que tiene el turismo sostenible, dejando de lado a aquel turismo en donde excede la capacidad de carga en la visita a los destinos. El turismo rural nace por tres razones: debido al colapso del turismo convencional, gracias al impulso del ecologismo y la mal llamada mercantilización de la naturaleza. De esta manera el turismo rural incluye al agroturismo, el turismo cultural, el turismo deportivo, educativo, de aventura, técnico-científico, gastronómico, étnico y de recreación (Barrera 2003). Por lo que el turismo rural se constituye como la mejor opción para la sostenibilidad de emprendimientos que emergen desde el ámbito rural.

Existen varios estudios enfocados al análisis del turismo y desarrollo sostenible en la última década. De hecho, los estudios sobre turismo se constituyen como un caso novedoso y reciente en comparación con otros grandes ejes.

Desde un punto de vista desarrollista, el turismo como vía de desarrollo representa un “tópico clásico” y se ha convertido en uno de los temas más frecuentes de estudio entre los antropólogos (Milano 2016). En efecto, Milano señala que el fenómeno turístico no se puede entender sin observar el paradigma desarrollista en el que se inscribe. 

En términos generales y bajo la misma línea, el turismo se considera como una opción incluyente pues enrola varias actividades relacionadas a lo ambiental, social, económico, científico, cultural, político y ecológico. Como resultado, y específicamente en el caso del turismo rural, la combinación de este tipo de turismo con el desarrollo sostenible supone la creación de fuentes de empleo, aspectos indispensables para impulsar el desarrollo local y regional (Dachary y Arnaiz Burne 2008). 

De modo que, el desarrollo sostenible y su importancia en el turismo radican en que busca un equilibrio entre lo económico, social y ambiental, las relaciones entre las comunidades, las empresas turísticas y el crecimiento recurrente de las actividades turísticas (Rodríguez 2016).

Para la existencia de un desarrollo sostenible en relación con lo medioambiental, es necesario enfocarse en el turismo comunitario o en el turismo rural, debido a que estos tipos de turismo, en principio, se constituyen como oportunidades para la población local, ya sea indígena o campesina. Supone, a través de distintas estructuras organizativas, siendo estas de carácter colectivo, que emerge la intención de la población por ejercer un papel protagonista con el fin de velar por su desarrollo y la buena distribución de sus beneficios, sustituyendo las actividades agropecuarias tradicionales, pero ampliando las opciones productivas.

El turismo rural y el turismo comunitario son una fortaleza para la buena organización comunitaria, pues las actividades relacionadas con el desarrollo serán las primeras en activarse para buscar el bien común, intentando erradicar la pobreza en las comunidades y aportando con la conservación ambiental.

Al respecto del Desarrollo Sostenible, el informe de Brundtland (1987), desarrolló un concepto detallado en lo referente al desarrollo sostenible mencionando que es aquel que “satisface las necesidades de la generación actual sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las propias” (Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo 1987, 23). Dicho enfoque se centra en el principio del cuidado de la naturaleza.

Desarrollo es un término que se ha utilizado un sinnúmero de veces para relacionarlo con crecimiento económico, estabilidad social y modernización. En relación a ello y como un aliado importante, el crecimiento económico es definido como aquel proceso integral y social, que implica la expansión continua del potencial económico de grupos sociales en articulación al auto sostenimiento para el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad.

Se debe tener muy en cuenta que la versión del desarrollo como forma utilitarista y de extracción del medio ambiente no van de la mano de la sostenibilidad, Wiches et al. (2010,3) señalan que “los modelos económicos predominantes se fundamentaban en la idea de crecimiento indefinido lo cual dio prioridad a la explotación económica sobre el cuidado y protección del ambiente y de los recursos naturales”. Esta idea es muy clara al observar que el desarrollo económico es importante pero a la vez se debe mantener en estado natural al ambiente, en resumen, no es otra cosa sino un modelo que busca un solo beneficio que no es compatible ni adaptable con el significado de la sostenibilidad (Londoño y Baena 2017). 

Está claro que el turismo rural y el desarrollo sostenible se convertirán en las bases del nuevo turismo a causa de la pandemia que afecta al mundo, son quizá las dos opciones más amigables con el ambiente y aquellas que harán de esta actividad una salida al desarrollo local y a la búsqueda del beneficio común de los lugares donde se practican. 

Acerca de Carlos Xavier López García

Carlos Xavier López García
🇪🇨 Licenciado en Turismo y Hotelería. Estudiante de la Especialización en Gestión de Proyectos de Desarrollo FLACSO-Ecuador, Maestrante de la Universidad Estatal Amazónica.

La publicidad digital es nuestra principal fuente de ingresos, sin ella no podríamos seguir actualizando el contenido y no sería posible mantener este sitio. Por ello, te pedimos que nos apoyes y desactives tu BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para seguir navegando en nuestro sitio.

 

¡GRACIAS!