Inicio / Destinos turísticos / Nueva campaña turística de Francia con la sostenibilidad como prioridad
francia importa
El lema de la campaña del Turismo Francés, "Lo que de verdad importa".

Nueva campaña turística de Francia con la sostenibilidad como prioridad

Hoy, día mundial del Turismo, es pertinente hablar de uno de los países más importantes a este nivel: Francia. Con una estrategia sobresaliente para desarrollarlo, desde hace ya muchos años, el país galo acaba de presentar en toda Europa, con motivo de la reciente celebración de la Semana Europea del Desarrollo Sostenible 2021, una nueva campaña 2021 para 13 de sus regiones. En ella, se pretende impulsar el sector turístico, después de la pandemia, con el lema «Lo que realmente importa».

Esta iniciativa gira en torno al slow tourism, aplicado a la naturaleza, a la transmisión del patrimonio, al saber hacer francés que valora la riqueza humana. En definitiva, el objetivo de esta campaña consiste en desarrollar todo el concepto que abarca el turismo sostenible, pero desde un enfoque emocional en el que prima la siguiente pregunta ¿Qué se gana realizando un viaje? Buena pregunta que nos empuja a pensar en la idea de compartir, en la memoria, en los momentos placenteros que existen en cualquier itinerario. En la campaña turística, que ha tenido gran eco en España, y que ha venido acompañada de la publicación de la revista “Explore France”, se ha puesto de relieve la importancia de que el viaje sea para todos y no algo elitista ni exclusivo, sino accesible a cualquiera que quiera disfrutar del país.

La campaña del Turismo Francés se articula entorno a 15 ejes que preservan la sostenibilidad y nos dan razones para visitar este país. Lo primero, por supuesto, una de las motivaciones es su naturaleza preservada con 11 parques nacionales y protegidos, 54 parques naturales regionales en los que el concepto de sostenibilidad no se entiende sin la presencia de la gente del lugar y de sus actividades económicas. También, hay 9 parques naturales marinos. En todos estos lugares, los habitantes se comprometen a explicar al visitante, desde dentro, su esencia, con lo que se vive una experiencia de convivir y de compartir extraordinaria que preserva el territorio. Muchos visitantes extranjeros, como los españoles, desean volver al campo en Francia porque es un modelo de sostenibilidad.

Después, tenemos el “arte de vivir a la francesa” y ahí cuenta mucho la importancia de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, muy extendido en el país, que ha declarado, por ejemplo, su gastronomía como tal. Historia, cultura, tradiciones y saber hacer son esenciales para entender la esencia francesa.

Explore France.

La oferta de desplazamientos ecológicos como las extendísimas rutas en bicicleta por todo el territorio constituyen un eje del turismo slow. Hay 17.000 kilómetros de rutas ciclistas en zonas como el Valle del Loira.

Francia dispone de una densa red ferroviaria, más sostenible que los coches o los aviones, así como todo tipo de alojamientos sostenibles muy extendidos con etiquetas ecológicas. Ejemplo, el Ecogîte, de envergadura nacional. Estos se combinan con la oferta de restauración sostenible.  No en vano, Francia es mundialmente conocida como el país de la gastronomía, ya sea de alta gama o más asequible. Hasta la Guia Michelin, la Biblia de la gastronomía, posee un dispositivo que define a los restaurantes sostenibles. Hay 50 establecimientos así en Francia gracias al esfuerzo en fomentar la calidad en los productos locales y campesinos con D.O. (denominaciones de origen), agricultura ecológica…La Ruralidad va unida a la sostenibilidad en Francia. Los municipios rurales representan casi una cuarta parte de la población de las regiones francesas y de la Francia metropolitana (23%). Así, el espacio rural de la Francia metropolitana es muy amplio, ya que cubre más de tres cuartas partes del territorio (77%). Esto influye en que haya una red de pequeños pueblos y ciudades por todo el territorio, que suelen ser un reclamo para los turistas, como la denominación de la asociación de “Los pueblos más bonitos de Francia”.

Rutas en bicicleta en el Valle del Loira con el Castillo de Chambord al [email protected] Mangeat.

Por otra parte, la montaña (ya sea en verano o en invierno), el litoral (1220 kilómetros más los territorios de ultramar), muy protegido desde hace 40 años y los territorios de ultramar están especialmente cuidados a nivel ecológico. Ello se complementa con el tema más urbano, en el que sobresalen las ciudades innovadoras (Smart cities), verdes e inteligentes, como Marsella, Biarritz, Rennes o Lyon, gran ejemplo de sostenibilidad. Además, se ha trabajado mucho en el desarrollo de la accesibilidad en todas las regiones así como el compromiso de operadores turísticos. En este sentido, Air France aspira a convertirse en la primera compañía aérea neutra en carbono de aquí a 2030 y marcas como el Club Méditerranée, Pierre et Vacances y el grupo ACCOR han asumido iniciativas muy concretas de tipo ecológico en varios ámbitos relacionados con sus actividades.

Mapa de Francia y sus atractivos.

13 regiones de turismo sostenible

Las 13 regiones franceses que se contemplan en la campaña “Lo que de verdad importa”, en torno a la sostenibilidad, engloban zonas que han trabajado especialmente el tema sostenible relacionado con el turismo. Es el caso de París y su región que luchan por el cambio climático y la reducción de los gases de efecto invernadero (París 2030). París es una ciudad cada vez más verde, salpicada de jardines, corredores verdes y granjas/parques urbanos, que tiene previsto hacer accesibles al público al menos 300 espacios y rutas verdes de aquí a 2030 y crear una red de pequeños bosques urbanos de aquí a 2050. Además, la ciudad propone proyectos innovadores de desarrollo sostenible también en las actuaciones previstas para los próximos Juegos Olímpicos de 2024.

Parque nacional de las Calanques en Marsella.

El Centro-Valle del Loira, la zona de los Castillos por antonomasia, desarrolla, por ejemplo, los carriles bici. El País del Loira tiene a Nantes, capital ecológica, con una densidad media de 34 m² de espacio verde por habitante y un patrimonio vegetal excepcional. Los Altos de Francia poseen Nausicaa, el Centro Nacional del Mar de Boulogne-sur-Mer que pretende sensibilizar sobre los problemas relacionados con los mares y océanos. Normandía y Bretaña son grandes regiones verdes de respeto al medio ambiente. En cuanto al Gran Este (Alsacia, Ardenas, Champaña, Lorena y Vosgos) ofrece numerosas rutas verdes y lentas de bicicleta. Más hacia el Sur, tenemos Occitania con el Canal du Midi, uno de los canales más extraordinarios y antiguos de Europa, Patrimonio Mundial de la UNESCO y Nueva Aquitania, un marco ideal para unas vacaciones slow, con 17.400 km² de espacios naturales, el Parque Nacional de los Pirineos, 5 parques naturales regionales, 2 parques naturales marinos, 1 reserva de la biosfera de la UNESCO, el Valle del Dordoña, 21 reservas naturales nacionales, 273 lugares de la red Natura 2000 y 97 hoteles con etiqueta ecológica.

Turismo en Francia.

Borgoña Franco-Condado vive en total armonía con la naturaleza, con itinerarios a medida que combinan paisajes y arte. Auvernia-Ródano Alpes es una región muy verde de valles y montañas, donde se practica el Shinrin-yoku, una inmersión 100% regeneradora en el bosque que viene de Japón. Su capital, Lyon, también es cada vez más ecológica y verde. Como ejemplo, el innovador barrio de Confluence está totalmente comprometido con la sostenibilidad. Provenza-Alpes-Costa Azul (PACA) concede especial atención al ecosistema marino. Y, finalmente, Córcega, la llamada “Isla de la belleza” tan mediterránea, verde y protegida, es una isla ecológica por definición, con un Parque Natural que cubre un tercio del territorio y ofrece 1500 km de senderos.

Comentarios

comentarios

Acerca de Carmen Pineda

Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.