Inicio / Hablemos de turismo / La mejor universidad del mundo para estudiar hotelería
Ecole hôtelière de Lausanne
Ecole hôtelière de Lausanne. Créditos: @ecolehotelieredelausanne

La mejor universidad del mundo para estudiar hotelería

La Ecole hôtelière de Lausanne, quien comenzó impartiendo clases en habitaciones de hotel, se posiciona hoy como la mejor escuela en el mundo para estudiar una carrera universitaria afín al turismo llamada “Dirección Internacional de la Hospitalidad”. Esta distinguida universidad, que existe desde 1893, ha sido pionera en los métodos de educación en hospitalidad en Suiza y hoy día se dedica únicamente a la formación profesional especializada en el manejo hotelero.

Líderes académicos y expertos en la industria son los colaboradores de diseño del plan de estudios para lograr que los alumnos conozcan la aplicación real y el impacto de las enseñanzas desde sus aulas. Hacen que los alumnos se involucren en empresas firmemente consolidadas para que puedan poner en práctica sus conocimientos, así como importantes proyectos de investigación.

Esta escuela recibe alumnos de todos los continentes y actualmente tiene convenios y solicitudes de 114 países alrededor del mundo así como un estimado de 25 mil alumnos que han tenido la oportunidad de realizar intercambios académicos en otros países.

Para cursar esta carrera se debe tener el idioma Inglés como lengua materna o segundo idioma, ya que al inicio de la formación académica las clases son impartidas en este lenguaje.

El método de enseñanza es muy particular ya que comienzan la carrera con un año de preparación “hands-on” donde mostrarán al alumno cómo funciona la industria de manera operacional tanto restaurantera como hotelera, abarcando la organización de eventos también. Durante este año es obligatorio tomar las clases de francés y acreditarlo para cursar las materias posteriores que serán impartidas en este idioma. Los alumnos serán libres de elegir algunos cursos extras para este primer año que pueden ir desde catering, enología, alta cocina, hasta certificación Estrella Michelin.

Los siguientes dos semestres (que ellos cuentan como el primer año oficial de la carrera) se tratarán sobre habilidades de toma de decisiones estratégicas que reforzarán mediante su método: “retos diarios de dirección”. Durante este tiempo los alumnos deberán tomar clases de otros 4 idiomas de manera simultánea; Español, Alemán, Mandarín y Ruso.

El año siguiente se basará en conocimientos teóricos y prácticos avanzados en gerencia hotelera sin haber dejado de lado las clases de idiomas y estar listos para realizar un “Bussiness internship” o bien conocido por nosotros como prácticas profesionales.

El último año se divide en dos partes importantes, la primera, es la integración de un proyecto donde se logre exponer todo el conocimiento y experiencia adquiridos a lo largo de la formación; y la segunda parte se enfocará únicamente a la creación de su proyecto de tesis para concluir sus estudios.

Su grado de licenciatura es considerado por la industria como el mejor grado en administración de hospitalidad y es que no es para menos, ya que el costo de esta carrera universitaria es de aproximadamente 166 mil cuatrocientos euros ($3,660, 800 MXN aprox.).

Cada año asisten a la universidad más de 140 empresas que reclutan estudiantes para que trabajen en ellas aunque cuenta con más de 7 mil socios dentro de la industria, quienes también dan entrada a los alumnos; el 64% de sus graduados han conseguido un puesto ejecutivo en empresas hoteleras importantes en todo el mundo, mientras que el 94% de los graduados consiguen empleo casi de manera inmediata una vez concluidos los estudios.

La universidad presume de enseñar a sus estudiantes a asumir roles gerenciales y estratégicos en industrias hoteleras y de viajes. Es así como esta universidad ha logrado considerarse como la mejor universidad en el mundo en enseñanza de la hospitalidad.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Jaqueline Guzmán

Jaqueline Guzmán
Soy una chica apasionada por los viajes y del intercambio cultural que ellos nos traen. Confío en que los viajes nos hacen ser mejores personas. Intento aprender de todo: personas, lugares y situaciones.