Inicio / Hablemos de turismo / El turismo como fenómeno socio-espacial que impacta en las relaciones de lugar
Turistas-en-paris-Francia

El turismo como fenómeno socio-espacial que impacta en las relaciones de lugar

Es el turismo un fenómeno socio-espacial que fortalece las relaciones y vínculos que las poblaciones locales tienen con el espacio donde habitan y conviven, o por el contario, perjudica e impacta de forma negativa dichas relaciones, pregunta y reflexión necesaria para los procesos de planificación, gestión y operación de destino turístico. Para saberlo, es necesario abordar un concepto fundamental para los estudios de la geografía y por ende para turismo, en especial en temas relacionados con la identidad y el sentido de pertenecía a un espacio geográfico en concreto: el concepto de lugar.

Lugar es mucho más que la localización de un sitio en específico sobre la superficie de la tierra, esta noción aunque ampliamente difundida es somera y excluye todo el componente humanístico que precede al término y a su significado e importancia para las ciencias sociales. Desde éste enfoque, lugar está vinculado con la idea de que los seres humanos generamos vínculos y relaciones de apego e identidad con los espacios geográficos donde habitamos, convivimos o tenemos alguna experiencia en específico, es así que para comprender aún mejor el concepto, es importante tener en cuenta las siguientes nociones.

  • Los lugares son espacios geográficos que significan, es decir, son espacios en el que un individuo o grupo social le brindan algún tipo de significado simbólico ya sea concreto o abstracto.
  • Son espacios de experiencias vividas, es decir, los lugares se convierten como tal, cuando un individuo o grupo social posee(n) alguna experiencia de vida sobre él.
  • Los lugares son la escala mínima de las relaciones socio espaciales, es decir, son los espacios más íntimos de las relaciones comunitarias entre los individuos, debido a su proximidad en un entorno cercano y con significaciones culturales similares.
  • Los lugares son esenciales para crear en las personas una imaginación geográfica que le permita darle sentido y significado al mundo y a la existencia, en otras palabras, da las bases para interpretar y entender la realidad.
  • En los lugares prevalece las relaciones humanas de tipo comunitarias.
  • El concepto de lugar es estudiado por las ciencias sociales, en especial por la geografía, específicamente por la corriente de la geografía humanística. Algunos autores exponentes son los geógrafos Yi fu Tuan, y Doreen Massey.

Teniendo claridades acerca del concepto de lugar, discutiré acerca de su relación con el turismo, la actividad y el fenómeno.

Es sabido que para producirse el fenómeno y la actividad turística debe haber un desplazamiento de un punto X a un punto Y por parte de una persona que puede ser catalogada como turista o excursionista dependiendo de la duración de su visita o de su pernoctación en el destino. Dicho desplazamiento no se da simplemente en el aire o en el vacío, se lleva acabo sobre el espacio geográfico y sobre una serie consecutiva de lugares, y aunque parezca simple entender esta idea, en realidad contiene un complejo y dinámico significado de sentidos y relaciones de lugar por parte de las personas que realizan el movimiento, sin embargo, muchos profesionales en turismo o quienes se dedican a estudiarlo, solamente lo conciben como un simple movimiento o como un flujo estadístico de turismo receptor, emisor y/o doméstico, sin percatarse de la importancia de comprender que en dicha movilidad también se desplazan sentidos de lugar y formas de interpretar y entender el lugar desde donde se comienza el desplazamiento, los lugares por donde se desplaza y el lugar final de destino, ocasionando así una serie de problemáticas para el destino y por supuesto para todos los actores sociales involucrados directa o indirectamente en la actividad turística.

Dentro de esos impactos negativos se encuentra la perdida de sentido de identidad de lugar por parte de la población local, puesto que el turismo cuando es masificado muchas veces introduce prácticas ajenas a las relaciones socio-espaciales comunes que se producían antes de convertirse en destino turístico o en dicho caso, banalizar dichas prácticas que pudiesen tener algún sentido religioso o cultural identitario y de importancia para la gente. Es decir, actividades que eran usuales y cotidianas puede que sean obstaculizadas o en los peores casos prohibidas para instaurar nuevas prácticas que sean requeridas por los turistas.

Entre otros impactos negativos se encuentra la gentrificación turística, la introducción de prácticas inmorales e ilegales como el uso de menores de edad para actividades sexuales, transculturación del paisaje cultural, entre otras.

No obstante, el turismo puede convertirse en un fenómeno socio-espacial que contribuya al fortalecimiento de dichas relaciones de lugar de la población local e inclusive ser una herramienta de resistencia a la pérdida del sentido de lugar ocasionadas por otras actividades sociales o económicas, siempre en cuando su gestión y planificación sea de forma participativa, comunitaria y teniendo las claridades de las formas como la población nativa concibe y convive con el espacio y la manera como desean preservar dichas relaciones, o en dicho caso adoptar nuevas identidades sin afectar en gran medida las ya antepuestas ancestralmente.

A manera de ejemplo, referencio el video documental -bye bye Barcelona- en el que se observa un claro ejemplo de la perdida de sentido de lugar por parte de los barcelonistas nativos debido a la masificación del turismo, lo que a su vez ha desencadenado procesos de gentrificación turística, turismofobia, sobrecarga de la capacidad turística, etc.

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Milton Eduardo Moreno Patiño

Milton Eduardo Moreno Patiño
Soy profesional en turismo con énfasis en planificación estratégica y gestión sostenible de destinos y productos turísticos. Apasionado por las ciencias sociales y su importancia para el posicionamiento del turismo como un objeto de estudio complejo, interdisciplinario y digno de ser estudiado.