Inicio / Blog de Viajes / El Museo del Turismo, el más extendido y participativo del mundo
Collage donación museo del turismo
Collage donación Martín Tartara para el Museo del Turismo.

El Museo del Turismo, el más extendido y participativo del mundo

El turismo es, además de una fuente de riqueza para los países, una actividad de intercambio cultural, de enriquecimiento de los pueblos y de libertad. Por eso, el Museo del Turismo le rinde un necesario homenaje, convirtiéndose en un punto de referencia esencial para la historia de los viajeros de todo el mundo. Hablamos de un museo internacional y único, abierto a la participación de todos, cuyas 47 salas están repartidas por 8 países y 3 continentes.

Orígenes del Museo

La idea nace porque el español Alberto Bosque Coello se da cuenta, un día, que, si bien, los turistas visitaban todo tipo de museos, no existía, justamente, uno especializado en turismo. Es decir, una institución que pusiera en valor este sector a través de la exposición de objetos provenientes de particulares o de entes públicos que rindiera un sentido homenaje a todos aquellos que han sentado las bases del turismo desde sus inicios y en todos los rincones del mundo.

Existen, no obstante, otras iniciativas modestas pero admirables como el Museo del Turismo de Calella. Lo que es cierto es que se echan en falta iniciativas de este tipo que fomenten el turismo y su historia, en el mundo.

El Museo del Turismo conserva, así, la memoria y el pasado de un sector tan importante. Los responsables del museo realizan, sin tregua, una labor de concienciación de todos los agentes u operadores turísticos, así como de los particulares, convenciéndoles de que lo que tienen hay que conservarlo. Nos referimos a objetos tan variopintos como posters, carteles, libros, guías turísticas, guías gastronómicas, fotos, mapas, maletas, telegramas postales, binóculos, revistas, entradas antiguas de museos…, o bien, a recuperación de las vidas e historias de personas o viajeros relacionados con el turismo.

Carteles y guías turísticas antiguas.
Primer pasaporte japonés.

Este es el caso del Marqués de la Vega-Inclán, nacido en Valladolid (España) y cuya figura está muy destacada en la web del Museo por ser el pionero del turismo en España. Benigno de la Vega Inclán (1858-1942) fue un militar, escritor, periodista, promotor, arquitecto, restaurador, mecenas, historiador, diplomático y político, que se dio cuenta de que el turismo era la mejor manera que tenía España para salir de su profunda crisis a principios del siglo XX. Impulsor de la industria turística y de la marca España, inició el plan de construcción de Paradores (el de Gredos fue el primero en 1928), creó el Museo del Greco en Toledo, ideó como Casa Museo, el Museo Romántico en Madrid (todo un concepto turístico revolucionario para la época), hizo que la Casa de Cervantes de Valladolid pasará a manos del Estado, evitando su destrucción, y promovió el Camino de Santiago. En la ciudad de Sevilla, capitaneó la reordenación y saneamiento del barrio de Santa Cruz con vistas al turismo y propició, siendo alcaide entre 1911 y 1922, numerosas reformas y restauraciones por toda la ciudad como la de las huertas y jardines en el Real Alcázar. Participó, también, acogiendo a los visitantes. Consciente de la necesidad y la oportunidad que suponía estrechar lazos entre América y España, en 1925 creó la Casa de América en el barrio sevillano de Santa Cruz.

Vega-Inclán atrajo, además, inversión y favoreció la llegada de iniciativas privadas para aumentar y mejorar la infraestructura hotelera en España, como en el caso de los hoteles Ritz y Palace de Madrid.

El Marqués de la Vega-Inclán, pintado por el maestro Sorolla.

De esta forma, se valorizan tanto objetos que se hubieran tirado, como personajes clave que se hubieran olvidado, perdiendo, entonces, ese inmenso patrimonio cultural que es el turismo, o dicho de otro modo, parte de nuestras vidas. Conocer cómo se viajaba antes, la ropa, las reglas, las guías, los medios de transporte o cómo ha evolucionado la forma de viajar resulta apasionante en este extendido Museo del Turismo.

Un museo participativo

El objetivo de este museo es que una mayoría de personas de diferentes países participen y que todos sus testimonios se unan en un museo internacional de historia del turismo, sin ánimo de lucro. Por eso, el Museo del Turismo es eminentemente participativo. Se puede colaborar de diversas maneras: fomentando la apertura de una nueva sala, enviando material fotográfico, escribiendo en blogs que se pueden difundir en las RRSS del museo, cediendo material para las salas, compartiendo posts en sus RRSS, enviando información sobre cualquier noticia relacionada con la historia del turismo, ayudando a concienciar sobre este sector, etc

Sala en el Hotel Doña María de Sevilla.

El hecho es poner cada uno, sea un ente, una empresa o un particular, su respectivo granito de arena que añada valor a todos aquellos que han participado en crear una historia del turismo, desde hace años. Todo aquel que desee participar en el proyecto del Museo, puede escribir a: [email protected]

El Museo del Turismo se puede visitar por un lado, de forma virtual en su web y en sus redes sociales (el Facebook está en 12 lenguas: español, inglés, francés, italiano, portugués, alemán, neerlandés, checo, ruso, japonés, hindi y chino), donde hay exposiciones, imágenes de las salas e información de todo tipo. Por otro lado, presencialmente, se puede acudir a las salas repartidas por el mundo (cada una guarda colecciones de objetos de muy diversa índole, generalmente, relacionadas con el lugar, ciudad, país, donde se ubican). Las salas o vitrinas pueden localizarse en las zonas comunes de un hotel, en cualquier “corner” que atraiga al turista a descubrir otros tiempos u otros mundos, en lugares de “paso turístico”, en puntos de información turística, en agencias de viajes, en bibliotecas, librerías, restaurantes, cruceros…

Sala Europamundo de Madrid.

Los donantes suelen, no solo donar sino crear y custodiar las salas o vitrinas, en las que se encargan de conservar lo expuesto. Actualmente, hay más de un centenar de personas que colaboran en 3 continentes, entre los que se cuentan España, Rusia, Argentina, Japón, Uruguay, Alemania, Italia, Rep. Dominicana, India. Está previsto que México integre esta lista con un proyecto que se está fraguando, actualmente, en Campeche.

Las empresas e instituciones que colaboran en el proyecto (en modos muy diferentes como donación de material, acceso a fondos fotográficos…) del Museo del Turismo se encuentran en los diferentes países.

Instituciones y asociaciones como el Enit (Turismo Italiano), el Touring Club en Italia, la compañía Iberia, la cadena de Paradores en España, la agencia Viagens Abreu o el Turismo de Asturias, entre muchos otros, apoyan, el proyecto. En cuanto a los colaboradores, como hemos dicho son voluntarios, existiendo algunos especialmente activos como es el caso del apasionado y erudito español Rafael Guzmán, responsable de las madrileñas Sala Palace y Sala Chamartín, ubicadas, respectivamente, en el Westin Palace y en el hotel The One Chamartín, a las que mima con gran devoción. Al ser una iniciativa sin afán de lucro, es digno de mención el entusiasmo de todos estos voluntarios que han hecho de su hobby una pasión compartida entorno al turismo.

Sala en el Hotel Westin Palace de Madrid.

Salas en el mundo

Desde España, con sus 23 salas, hasta Italia (el segundo país donde hay más salas, donde está la segunda que se creó, en el Grand Hotel Mediterráneo en Florencia), pasando por Berlín, Oporto, Alemania, India, Argentina, Moscú o Japón, el museo se extiende a lo largo y ancho del mundo en museos, hoteles, escuelas de turismo… Cada sala posee un número y puede tener un carácter temático. Es el caso de la sala del Hotel The One Chamartín de Madrid (que se encuentra al lado de la estación de tren homónima), especializada en turismo del ferrocarril.

Sala del Hotel Capri de Rimini ( Italia).

Algunas de las salas más destacadas se encuentran en: el bellísimo hotel Alhambra Palace de Granada, el primer establecimiento que obtuvo 5 estrellas en España, inaugurado en 1905; en el imponente Hotel Alfonso XIII de Sevilla (en este caso, se trata de una sala provisional, no permanente), creado en 1929 y en el Westin Palace de Madrid, uno de los alojamientos con más solera de España, cuya sala 15 es sobresaliente. Situada en el elegante bar del Hotel Palace, creado en 1911, que fue hospital de campaña durante la Guerra Civil de España, la vitrina del Museo del Turismo muestra libros, guías antiguas de viajes, carteles, una maqueta del primer avión de Iberia, entre otros curiosísimos objetos del pasado. Además, se rinde un pequeño homenaje al gran pionero del turismo en España, como hemos dicho, El Marqués de la Vega- Inclán.

Comentarios

comentarios

Acerca de Carmen Pineda

Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.