Inicio / Destinos turísticos / Costa Brava y Pirineo de Girona: dos destinos de excelencia
Calella de Palafrugell
Calella de Palafrugell.

Costa Brava y Pirineo de Girona: dos destinos de excelencia

Después de varios meses de inactividad turística por la pandemia, muchos destinos empiezan a iniciar sus acciones promocionales para atraer turistas. Este ha sido el caso del Patronat de Turisme Costa Brava Girona de la Diputació de Girona que, la pasada semana, presentó en Madrid, en una cita gastromusical, su plan de acciones y las novedades en productos y servicios post-COVID19 de su destino. 

Se trata de una iniciativa extraordinaria dentro del Plan de Acciones 2020 de la entidad, vinculada a la campaña de comunicación dirigida a revitalizar el sector turístico en una de las zonas más bellas y completas de España. El acto contó con la participación de Miquel Noguer, presidente de la Diputació de Girona y del Patronat de Turisme Costa Brava Girona, y de Jaume Dulsat, vicepresidente del Patronat de Turisme Costa Brava Girona, además de varios representantes del Patronat de Turisme Costa Brava Girona, como su director Norbert Bes, además de Marta Casas y Dunia Coromina. 

Costa Brava
Costa Brava.

La Costa Brava y el Pirineo gerundense se encuentran en la provincia catalana de Gerona, ya en frontera con Francia y bañada por el Mediterráneo. Se trata de un territorio muy diverso que abarca mar, montaña, cultura, patrimonio y gastronomía. Una zona muy buscada por los turistas, con pueblos costeros encantadores como Calella de Palafrugell o del interior como el medieval de Pals, que alcanzó en 2019, los 8 millones de visitantes tanto en la Costa Brava como en el Pirineo, con 26 millones de pernoctaciones. 

Con el lema “Locos por volvernos a ver”, la presentación de la oferta turística de la Costa Brava y el Pirineu de Girona mostró en dos videoclips todos los rincones bellísimos de este pequeño paraíso, compuesto por monasterios, museos como el del importantísimo artista Salvador Dalí en Figueres,  castillos, juderías como la de la ciudad de Girona (capital de la provincia), parques naturales, campos de golf, restaurantes de alta gastronomía de renombrados chefs como los hermanos Roca, enoturismo, hoteles en plácidas masías (las casas rurales típicas de la región, construidas en piedra)… Lugares que se prestan a todo tipo de actividades desde prácticas más movidas como el senderismo o la bicicleta en las denominadas Vías Verdes, hasta el descanso más absoluto en playas o en el campo, mediante el yoga o el mindfullness. Hay también Festivales de todo tipo para el verano, de música, de cine…, que este año, serán, en algunas ocasiones presenciales, y otras online.

Por supuesto, también se dieron a conocer las numerosas medidas de higiene y seguridad adoptadas en las playas gerundenses y por los establecimientos de alojamiento, las empresas de actividades y los destinos de costa para acoger visitantes con garantías en un verano atípico. 

Durante el acto de promoción se aunaron, como no podía ser de otra manera, dos de los “platos fuertes” de esta zona y algunos de los que mejor la representan: la cultura y la gastronomía. De la mano de la sumiller Clara Antúnez de La Gastronòmica, se degustaron productos típicos de la región con el sello de calidad Girona Excel·lent (traídos expresamente hasta Madrid por los representantes del Turismo Costa Brava Girona) y vinos DO Empordá que se maridaron con un concierto del conjunto musical Northern Cellos. 

El maridaje gastromusical contó con platos típicos de la zona como la cazuela de calamares encebollados con el sofrito de Quim Matas, el mar y montaña de arroz Molí de Pals con gamba y costilla de cerdo, con sofrito de gamba de Palamós (una de las mejores de España) y fumet de pescado de los pescadores del pueblo costero de Roses. Para finalizar con un postre clásico de la región, el Xuixo (un buñuelo relleno) de crema de Can Castelló. La degustación de vinos de la DO Empordá (zona con 30 bodegas visitables, donde incluso se puede realizar eno-kayak) fue excepcional. Desde vinos blancos con salinidad por la cercanía del mar, rosados de la uva garnacha de Sant Climent Sescebes, hasta tintos excelentes de Cantallops, pasando por un extraordinario y fresco vino dulce de garnacha de la localidad de Capmany.

Un destino excelente y excepcional que bien merece una visita. Salvador Dalí, el genial artista internacional, nacido en la ciudad gerundense de Figueres, decía que “La vida es una fiesta”. Pues, eso es lo que representa la Costa Brava y el Pirineo de Gerona, una fiesta para los sentidos.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Carmen Pineda

Carmen Pineda
Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.