Inicio / Hablemos de turismo / Conflicto social en la ciudad de Oaxaca ¿Razón suficiente para dejar de visitarla?
como afecta al turismo la cnte en Oaxaca

Conflicto social en la ciudad de Oaxaca ¿Razón suficiente para dejar de visitarla?

Los múltiples reportajes en los diferentes medios de comunicación sobre la situación turística actual de Oaxaca se han enfocado casi exclusivamente en divulgar aspectos como las cancelaciones masivas y las perdidas millonarias que han afectado a cientos de empresarios y miles trabajadores, lo cual es sin duda una realidad preocupante que debe ser expuesta a la luz pública.

Sin embargo, se omiten aspectos que bien podrían facilitar la configuración de un panorama más claro y completo del contexto vigente en la ciudad de Oaxaca, en favor de los propios empresarios turísticos locales, como por ejemplo especificando que el área de ocupación de los simpatizantes de la CNTE en la capital del estado se limita exclusivamente a la zona del zócalo y algunas calles aledañas, y que a excepción del museo Palacio-Espacio de la Diversidad, ubicado en la presidencia municipal, todos los museos, centros culturales, templos, restaurantes, hoteles, agencias de viaje, tour operadoras y aeropuertos están abiertos en sus horarios regulares y operan con normalidad.

Durante los cinco días que visité la ciudad de Oaxaca con mi familia, del 30 de Julio al 4 de Agosto, nos sentimos seguros y recorrimos en paz las calles del centro histórico de la ciudad, incluso en la zona del zócalo ocupada por los simpatizantes de la CNTE es posible caminar sin riesgo y consumir en los restaurantes de la zona, aunque ciertamente resulta desagradable percibir las condiciones de suciedad y deterioro en algunas calles y edificios históricos.

Durante el último día de la Guelaguetza, el intento por bloquear los accesos al auditorio se realizó de forma tardía cuando este ya se encontraba abarrotado, los reportes de los medios que indican que todos los boletos fueron regalados son incorrectos, ya que los asientos más cercanos al escenario alcanzaban precios de hasta 800 pesos a pesar de la pobre calidad del espectáculo.

Al salir, los turistas pudimos cruzar sin ningún problema por las diferentes vialidades.  Según platican voces locales como taxistas y vendedores, incluso bajo el infortunio de encontrar un bloqueo en alguna de las carreteras del estado, los vehículos particulares y turísticos pueden cruzar sin ningún inconveniente.

De acuerdo a María de los Ángeles, guía turística certificada del sitio arqueológico de Mitla, “el turista en Oaxaca es sagrado y siempre se le respeta y se le recibe con los brazos abiertos, sin importar los problemas que aquí tengamos, así que por favor díganle a los de afuera que tienen que venir a Oaxaca para que se den cuenta de que somos mucho más que los problemas con los maestros”.

Nota relacionada: San Pablo Villa de Mitla: Pueblo Mágico en Oaxaca

Las estadísticas sobre la dramática caída de la ocupación hotelera (según DATATUR, la ocupación hotelera en la ciudad cayó 43 puntos porcentuales en comparación con el 2015) evidencian que el visitante no tiene esta perspectiva completa de la situación actual, prefiriendo cancelar su viaje para evitar una eventual molestia a pesar de que no existen fundamentos ni cifras que demuestren un incremento en los niveles de inseguridad hacia el turista. Se ha creado así una imagen negativa generalizada de Oaxaca que “asusta” al turismo, afectando a empresarios y trabajadores locales, a pesar de que el conflicto social es completamente ajeno al ámbito en el que se desarrollan las actividades del sector.

Es importante señalar que estas formas de conflicto social han estado fuertemente arraigadas a la realidad histórica de las comunidades indígenas y campesinas del sur de México desde la conquista, sin embargo el turismo es punto y aparte, y sus actividades se desarrollan bajo un contexto de respeto y seguridad propio de una práctica económica que representa una importante fuente de ingresos para los habitantes de la ciudad sin importar su afiliación política o social.

Esto no implica que los turistas en Oaxaca estarán completamente libres de potenciales problemas, pero analizando los recientes eventos internacionales, habremos notado que incluso aquellos destinos turísticos de renombre internacional como París, Madrid, o Londres, padecen dificultades que afectan directamente a los turistas, como ataques terroristas y conflictos sociales, sin embargo esto no impide la continuidad y el desarrollo de su vida turística.

Es por eso que más allá de la presencia o ausencia de conflictos sociales, recomiendo visitar la ciudad de Oaxaca durante el temporal de lluvias, en esta época del año se pueden apreciar densos cúmulos de nubes grises y blancas sobre las montañas, así como una delgada capa de pasto verde casi fosforescente que cubre sutilmente las monumentales estructuras arqueológicas de Monte Albán, a su vez, son imperdibles las visitas al Templo y la Casa de la Cultura de Santo Domingo, y por su puesto las degustaciones gastronómicas en el mercado 20 de Noviembre.

Los conflictos y demás asuntos, si bien afectan a la población local, para el vacacionista foráneo son completamente irrelevantes y no deberían ser motivo para dejar de visitar esta sublime ciudad histórica.

Nota relacionada: El turismo comunitario en Santa Catarina Lachatao, Oaxaca

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Diego Hannon Ovies

Diego Hannon Ovies
Turismólogo. Apasionado de la investigación multidisciplinaria del turismo. Maestro en desarrollo local y territorio por la Universidad de Guadalajara. Participé en los programas Working Holiday Visa de Canadá y Nueva Zelanda.