Inicio / Artículos de empresas turísticas / Burnout o fatiga crónica en las empresas turísticas
Mujer con síndrome de Burnout en una empresa turística
El síndrome de burnout es resultado de un estrés laboral crónico ocasionado por largas jornadas de trabajo, pocas vacaciones, poco tiempo de vida personal, entre otros.

Burnout o fatiga crónica en las empresas turísticas

En investigaciones recientes se ha demostrado que, cuando un colaborador se desarrolla en un ambiente de trabajo positivo y con las herramientas laborales adecuadas, el resultado ha sido tener colaboradores y clientes más satisfechos, un mejor desempeño económico de la empresa y frecuentemente una mejor participación en el mercado.

Desafortunadamente en muchas de las empresas turísticas en México las condiciones laborales están muy desvirtuadas; aún prevalece la idea de largas jornadas, pocas vacaciones, poco tiempo de vida personal, y en muchos casos, incluso en horas y días no laborales se contacta al colaborador para asuntos relacionados con el trabajo; sumándose a lo anterior el enaltecimiento de “estar muy ocupado” y “tener mucho trabajo” como sinónimos de éxito. Se produce entonces un caldo de cultivo donde se desarrolla una epidemia de estrés laboral crónico, conocido también como síndrome de burnout.

Como un primer elemento de riesgo, el síndrome de burnout está relacionado con actividades laborales que vinculan al colaborador y sus servicios directamente con clientes en condiciones en las cuales el contacto con estos es parte de la naturaleza del trabajo. Esto no significa que no pueda presentarse en otro tipo de labores, pero, en general, se da en gran medida en el sector turístico.

Hay ocasiones en las que la insatisfacción laboral dentro de este tipo de organizaciones puede estar causada por una dificultad de adaptación por parte de los colaboradores, a quienes puede costarles acostumbrarse a un nuevo puesto de trabajo, a realizar nuevas tareas o a trabajar en un nuevo entorno.

Los colaboradores deben estar pendientes cuando se desestabiliza el balance profesional y personal y no tener temor de comunicarlo con recursos humanos para encontrar una solución a ese problema que pudiera traer consecuencias nada gratas.

La salud tanto mental como emocional de los colaboradores ha sido de gran preocupación y de interés para algunas empresas del sector. Sin embargo, se han tomado decisiones con base a conocimientos desactualizados e imprecisos sobre la gestión del factor humano en el campo laboral de estas organizaciones. Indudablemente, es el área de recursos humanos quien tiene la responsabilidad para conjuntar y procesar esta información, así como para implantar los cambios organizacionales pertinentes.

Desde 2017, México aparece en la lista de los países con mayor número de personas con burnout en el mundo. Preocupantemente hoy ocupa el primer lugar.

El estrés laboral es una serie de reacciones en el entorno de trabajo que provocan disfunciones del orden físico, psicológico y social. Asimismo, puede causar un bajo rendimiento, tener una influencia negativa en las relaciones interpersonales de quienes la padecen, incluso generar enfermedades.

Algunas causas que se pudieran presentar son: un ritmo y presión laboral elevados, baja participación en decisiones, poco apoyo de superiores y/o colegas, bajo salario, acoso sexual (principalmente en las mujeres), entre otras. Las principales características del estrés laboral se asemejan mucho a la sintomatología de otros tipos de estrés, y provoca síntomas psicológicos y físicos. Los síntomas de estrés laboral influyen en el rendimiento de todas las personas que laboran en una empresa, pues, en últimas, afecta su capacidad de concentración.

Se tiene que implementar una serie de acciones en materia de salud mental, psicología y de seguridad para retener al talento, pues, la manera en cómo se realizaba anteriormente ya no funciona para el momento actual. Es primordial cuidar la salud mental de los colaboradores porque el bienestar del equipo laboral influye directamente en aumento de productividad, disminuye el ausentismo, evita problemas de salud física y mental y los altos costos asociados a la atención médica.

Para cimentar empresas turísticas productivas, competitivas y sanas, es prudente comprender al talento humano en el ámbito organizacional. Por lo cual, es necesario que la empresa procure garantizar el bienestar y la motivación de sus colaboradores durante todas sus etapas en ella, empezando por el onboarding[i]. Entender el comportamiento humano es complejo y difícil, es por ello por lo que se requiere de conocimientos que vayan desde la antropología, la sociología, la psicología y las neurociencias.

Ofrecer flexibilidad a los colaboradores les permitirá conseguir una mejor conciliación entre su vida personal y profesional. El trabajo flexible resulta beneficioso para ellos, les ayuda a estar más motivados y, como consecuencia, también beneficia a la empresa.

Es necesario darles la oportunidad de pensar en su situación y ver dónde se encuentra su equilibrio. Puede que en muchos casos los colaboradores de empresas turísticas disfruten de un perfecto balance, pero a veces la carga laboral en estas organizaciones es tan colosal que aumenta sin que ni siquiera alguno se dé cuenta.

El concepto de equilibrio profesional y personal consiste en sentir armonía y satisfacción en lo que se hace. Por lo tanto, balance entre trabajo y vida personal implica tomar decisiones y estar a gusto con ellas, priorizar, dado que el tiempo es un recurso que nunca regresa. Procurar dicho balance es una tarea que nos debería interesar a todas las personas, desde quien da empleo, quien trabaja, quien regula leyes, hasta la familia en la distribución de responsabilidades domésticas y de cuidados, y a la sociedad en general.

En el sector servicios, sobre todo, en el turístico las personas que se centran al máximo en su profesión suelen dejar de lado el deporte, la familia y las amistades y, como resultado, tienden a descuidar sus necesidades personales. Uno de los pasos importantes consiste en obtener consciencia y poner cada uno de su parte.

Recordemos, por último, la satisfacción del consumidor turístico es resultado de muchas y diversas variables que le suceden durante la experiencia con el servicio, razón por la que se les debería preguntar a los colaboradores con mayor frecuencia qué aspecto de la estructura interna, las políticas de operación o incluso la cultura organizacional, necesitan cambiar para proporcionar un servicio de excelencia sin que se deteriore su salud.


Referencias

  • [i] Onboarding: es un proceso de integración de nuevas personas al equipo de trabajo. Este sirve como un proceso más complejo y efectivo que una introducción a la empresa para adherirlos tanto a sus tareas como a la cultura organizacional.
  • Imagen de pressfoto en Freepik
Dinos tu opinión

Acerca de Mauricio Sotelo Arriaga

🇲🇽 Lic. en Turismo. Pasión, disciplina y voluntad: ingredientes indispensables para mostrar amor por el turismo.

Revisa también

Turismo accesible

Discapacidad y turismo: el derecho a viajar, una deuda pendiente

En las últimas décadas, el turismo ha cobrado especial relevancia a nivel mundial por sus …

Facebook2k
Twitter203
Instagram649
Tiktok234