Inicio / Destinos turísticos / Zacatecas, la Villa Minera del Norte

Zacatecas, la Villa Minera del Norte

Desde aquí se puede apreciar el comienzo y el fin de la ciudad, los cerros imponentes que encierran la ciudad parecen haber sido creado intencionadamente por la naturaleza para proteger a Zacatecas.

Por un momento se detiene el teleférico, al parecer por una avería me quedaré suspendido en el aire, pero no caigo en pánico prefiero dirigir mi mirada a las docenas de edificios coloniales color rosado que adornan perfectamente gran parte de la ciudad; así como las múltiples y pintorescas casas, a esta altura dan la apariencia de pertenecer a una maqueta. Puedo apreciar el inicio y el final de la traza urbana, es tan increíble que se necesitarían días para conocer la historia que envuelve a esta enigmática ciudad.

ZCS 4

La que por un tiempo fuera una de las principales villas mineras de la Nueva España,  no puede evitar desbordar entre sus rincones y paisaje elementos culturales que le han valido ser reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1993.

Zacatecas es el claro ejemplo de un viaje al pasado, al caminar por las calles se siente una esencia de añoranza de aquellos días de esplendor gracias a la producción minera, en la que se extrajeron toneladas de plata para la corona española.

Notas relacionadas: San Sebastián del Oeste: un viaje por el tiempo Mazamitla, La Suiza Mexicana

La ubicación geográfica en el centro-norte del país ha privilegiado a esta población de hechos que han sido determinantes para la historia de México. En este lugar se llevo a cabo unas de las batallas más sangrientas de la Revolución Mexicana, fue entre el Ejercito Federal de Victoriano Huerta y la División del Norte, al mando de Pancho Villa, acontecimiento denominado “La Toma de Zacatecas”.

El accidentado relieve de la Sierra Madre Occidental que rodea a la también capital del estado de Zacatecas me ha permitido apreciar uno de los atardeceres más singulares de México, al fondo preside el paisaje de la ciudad la sin igual configuración del Cerro de la Buffa, uno de los símbolos de la capital.

Comienza a caer la noche y el teleférico sigue hasta el final del recorrido, siento cierta tristeza dejar de admirar el panorama desde este lugar excepcional. Es ampliamente visible desde cualquier punto de la ciudad la catedral de estilo barroco mexicano, sin duda luce espectacular en uno de los centros históricos mejor conservados de América Latina. Entre los diversos edificios que se hallan, resaltan el Templo de Santo Domingo del siglo XVIII; el convento de San Francisco, así como el Teatro Calderón. Es agradable ver parajes como el Parque General Estrada, embellecido por un impresionante acueducto del siglo XVIII, además de la Alameda García de la Cadena, el paseo más tradicional de la ciudad.

?

Zacatecas fue una ciudad minera por excelencia, por tal motivo es inevitable encontrar muestras de esta actividad económica, prueba de ello es la mina El Edén, es única en el país por tener una discoteca, para poder ingresar es necesario hacerlo mediante unos vagones sobre unos rieles de acero. Este lugar es utilizado para eventos privados y para el turismo.

Todo en sí es una joya, a donde sea que dirijas tu mirada siempre habrá alguna obra de arte que admirar. Sería mentira decir que todo es colonial y virreinal, la modernidad ha tocado algunos espacios de la ciudad como los diversos museos de arte, de los cuales sobresalen el de Rafael y Pedro Coronel, así como el museo de arte abstracto Manuel Felguérez el más importante en su tipo de Latinoamérica, cabe mencionar que Zacatecas es la segunda ciudad del país con mayor número de museos, solo detrás de la Ciudad de México.

La experiencia de caminar por estrechas calles permite transportarnos al pasado creando una sensación de tranquilidad y calidez. No es sorpresa que durante un paseo por el centro histórico te encuentres con las típicas callejoneadas, al ritmo de tambora seguido por bailables tradicionales y acompañado por el típico mezcal.

Hoy Zacatecas, como capital del estado, consolida su categoría de ciudad virreinal y moderna, su historia y presencia regional permite entender el desarrollo del norte de México.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Noé Cruz Olmos

Noé Cruz Olmos
Licenciatura en Turismo. Estudiar y pensar al turismo para la aprehensión del conocimiento y consolidación epistemológica.