Inicio / Blog de Viajes / Un viaje al Corazón del Palacio de Bellas Artes
Palacio de Bellas Artes
Palacio de Bellas Artes / Mario García Carrasco

Un viaje al Corazón del Palacio de Bellas Artes

El centro histórico de la Ciudad de México sin duda guarda secretos en cada una de sus calles y monumentos, a diario, miles de personas recorren sus calles sin darse cuenta de piezas únicas que todo mexicano o visitante desearía conocer.

En la Alameda Central, se encuentra el majestuoso gigante de mármol mejor conocido como Palacio de Bellas Artes, este recinto es la casa de la cultura en México, debido a que resguarda magníficas manifestaciones artísticas a través de la historia de nuestro país desde el año 1904 cuando comenzó su construcción hasta la actualidad. Pero, ¿alguna vez has tenido la oportunidad de ingresar a la sala de espectáculos y apreciar la joya de cristal que se encuentra en este teatro?

Para poder conocer la sala de espectáculos y la famosa Cortina de Cristal, existen diversas formas en las que puedes realizar tu visita al corazón del Palacio de Bellas Artes, una de ellas es ingresando al “Ballet Folclórico de Amalia Hernández” un espectáculo lleno de música luz y sonidos, otra forma es asistir a conciertos especiales en la Sala Principal de orquestas internacionales o presentaciones de diferentes compañías de danza que harán que disfrutes una experiencia envolvente. Además, existe la oportunidad de tomar una visita guiada totalmente gratuita organizada por la “Coordinación de Relaciones Públicas del Palacio de Bellas Artes”, en donde además de ingresar a la sala de espectáculos, podrás disfrutar desde la comodidad de las butacas, una historia enriquecedora de este monumento, así como los elementos decorativos más importantes como son: el plafón o vitral luminoso que representa al Olimpo elaborado por el artista húngaro Geza Marotti, el Arco del Proscenio titulado como “El arte teatral a través de sus diferentes edades” elaborado por el mismo artista húngaro, el Arco Megáfono, un órgano monumental elaborado por la Casa Kórnix de José María Cornejo y sin duda la joya del Palacio, la “Cortina de Cristal” o “Cortina Tiffany” que representa el Valle de México a través de un gran ventanal visto desde el Palacio Nacional, un diseño original del arquitecto italiano Adamo Boari en conjunto con la Casa Studio Tiffany de New York de Louis Comfort Tiffany, artista y diseñador estadounidense.

Cortina de Cristal del Palacio de Bellas Artes
Cortina de Cristal del Palacio de Bellas Artes / Mario García Carrasco

Cabe destacar que estas visitas guiadas al ser gratuitas, están abiertas a todo el público en un horario de martes a jueves con dos tours disponibles, la primera es a la 13:00 hrs y la segunda a las 13:30 hrs. Los días viernes existen visitas más enriquecedoras en donde se visita la sala de espectáculos, conoces la historia, elementos decorativos, haces un recorrido por camerinos, palcos oficiales, escenario y terraza acompañado de expertos que te van contando anécdotas de varios sucesos que han ocurrido en este lugar a través de los años. Para poder ingresar, se lleva a cabo un registro previo a las 11:00 hrs, al entrar al Palacio de Bellas Artes del lado izquierdo, se encuentra una mesa de registro, este tour es limitado a cierta cantidad de personas, por lo que te recomiendo que llegues con tiempo, es un tour muy demandado y existe un control el cuál únicamente tendrás acceso con un gafete que te proporciona el equipo de visitas guiadas, el tour tiene una duración aproximada de 1 hora, sin embargo tienes que estar a las 12:30 hrs para que confirmes tu asistencia y se te entregue el gafete de acceso.

Cualquier tour que decidas tomar vale totalmente la pena, ya que en ambas visitas la joya del Palacio, la “Cortina de Cristal”, su belleza, majestuosidad e historia hacen que te transportes a otra época y puedas conocer esta pieza que además es única en el mundo y la cual contiene alrededor de un millón de cristales opalinos que asemejan tener luz propia debido a sus aleaciones de oro y plata. Te dejará impresionado.

Sin duda es una visita divertida, amena y enriquecedora que será memorable cuando estés por el centro histórico de la Ciudad de México, lo mejor es que está al alcance de todos, sólo debes planear tu visita a este recinto llegando por la estación “Bellas Artes” de la línea 2 del metro, al salir recorre parte de la Alameda Central y disfruta tu visita al gigante de mármol.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Mario García Carrasco

Mario García Carrasco
🇲🇽 Licenciado en Turismo IPN-EST apasionado por la fotografía, el marketing turístico y los viajes experienciales. Soy creativo, curioso y viajero que busca aprender, compartir y motivar a las personas a conocer el turismo como una ventana al mundo.