Inicio / Escuela de Turismo / Turismo educativo, un mundo de posibilidades
turismo educativo

Turismo educativo, un mundo de posibilidades

El turismo siempre involucra viajes y por lo general te deja un aprendizaje, no obstante, tenemos el turismo que tiene como objetivo principal el estudio y la experiencia académica, conociéndose como “Turismo Educativo”. La definición de turismo educativo varía según el sector y el país, pero generalmente incluye viajes con componentes de cursos de idiomas o capacitación y certificaciones.

Este turismo se desarrolló y expandió en todo el mundo primero con programas académicos como Erasmus y programas de intercambio entre gobiernos e instituciones educativas, y fue tal su importancia que se comenzaron a crear productos específicos para éste, como: seguros, vuelos y credenciales para estudiantes. Organismos Internacionales como la ONU dieron su respaldo y aval a estos productos y se fueron creando organismos especializados, tales como: 

  • International Student Travel Confederation (ISTC) – 1949 
  • Federation of International Youth Travel Organizations (FIYTO) – 1951
  • Buró Internacional de Turismo Social (BITS) – 1963 
  • World Youth Student and Educational (WYSE) Travel Confederation – 2006, siendo una unión de las dos primeras.
  • International Au Pair Association (IAPA) – 1994

Todos ellos en un inicio sin fines de lucro y teniendo un representante por país, por ejemplo, en México fue SETEJ México, A.C. la agencia educativa pionera en el rubro. Cabe mencionar que algunas de las agencias de viajes se han sumado a este nicho de mercado, abriendo un espacio en su empresa, otras cambiando completamente y volviéndose sólo agencias educativas, y muchas nuevas abriendo específicamente como agencias educativas. 

El Turismo Educativo es hoy por hoy una gran industria que genera miles de empleos y es motor generador de millones de dólares. En un seminario para la Asociación Europea de Tour Operadores (ETOA por sus siglas en inglés), Samuel Vetrak, CEO de Bonard, consultora dedicada a la investigación de la educación internacional y el turismo educativo, presentó datos de varias fuentes en la industria de viajes para jóvenes, indicando que “solo en 2019, 207 millones de viajes fueron realizados por viajeros jóvenes, lo que representa el 20% de todo el turismo mundial.” [cita traducida]1.

En otras cifras tenemos que, según un estudio realizado por WYSE Travel Confederation en 2018, “los estudiantes representan algo más del 60% de todos los viajeros jóvenes. Una gran proporción de viajeros trabaja a tiempo completo (28%) o a tiempo parcial (26%), y el trabajo a menudo se combina con el estudio. El principal motivo de viaje de los encuestados era vacaciones (38%). Las formas más importantes de viajes con propósito educativo fueron:

  • El aprendizaje de idiomas (23%)
  • El estudio (14%) y 
  • La experiencia laboral (13%).” [cita traducida]2.

Lo interesante del Turismo Educativo es que puede extenderse de 6 meses a 1 año y, a veces por más tiempo; además de que la derrama económica es mucho más alta que la mayoría de los viajes por placer, ya que un turista en este rubro busca además de la experiencia educativa, conocer el país al que llega, viajar por él, divertirse, etc. Este turista necesitará el transporte, el hospedaje y un seguro médico, así como, servicios para obtener su visado, traducciones y otros servicios tanto antes, como después de su llegada al país destino.  

Por la parte de la retribución para la agencia educativa, las comisiones son altas y muy buenas, las cuales pueden ser de 3 mil hasta 20 mil USD cuando hablamos de escuelas prestigiosas como una preparatoria en Suiza, un colegio privado en Reino Unido, etc. Además, que el agente educativo no sólo está vendiendo un producto, está cambiando vidas y orientando para mejorar el futuro de sus clientes, digamos que la recompensa llega por varios lados. 

Algo importante a recalcar es que no es fácil ser asesor educativo, pues además de todos los conocimientos que tiene un agente de viajes, también se debe tener conocimientos en migración, sistemas educativos, un poco de orientación vocacional, mucho tiempo de estudio y ser muy organizado y paciente, pues un cliente (estudiante) puede tardar en decidirse hasta un año por el curso o programa de su interés. 

El sector del turismo educativo sigue creciendo y claro, adaptándose al cambio que la Covid-19 nos impuso, pero, a diferencia del turismo de viajes, este sector no ha parado del todo. Las fronteras de varios países están abiertas para aquellas personas que van por un curso de larga duración y cuentan con su permiso de estudios. Muchas instituciones educativas internacionales siguen ofreciendo sus programas académicos en modo híbrido o en línea, pero con la posibilidad de moverse al país destino cuando les sea posible, con permisos de trabajo o bien con la posibilidad de extender sus permisos de trabajo cuando terminan sus estudios, aún en cursos en línea. Seguimos trabajando en el rubro e implementando sistemas, aplicaciones y materiales para que el sector avance, y eso es un gran alivio y estímulo para seguir. 

En mi experiencia, puedo decir que estuve 4 años en el sector turístico, y me formó y dejó una grata vivencia, pero llevo 20 años en el sector del turismo educativo y ha sido maravilloso. He recorrido gran parte del mundo, he conocido a gente maravillosa, tanto de clientes, como de compañeros de trabajo, he crecido y me he desarrollado en muchas áreas y he tenido la oportunidad de colaborar con instituciones internacionales en el rubro, como: embajadas, consejos de educación, expositores y organizadores de eventos, gobiernos en los diferentes niveles, y otros; no obstante, lo más relevante es que he tenido la oportunidad de ser el puente para mejorar vidas, para que muchas personas tengan una educación de calidad y un mejor futuro, fomentando a su vez el turismo, y eso, es lo que me motiva a seguir en este medio y desarrollarlo en la medida de lo posible. 

Referencias

Comentarios

comentarios

Acerca de Laura P. Aguirre

🇲🇽 Co-fundadora y consultora de Inspire Now. Licenciada en Planeación y Desarrollo Turístico y un MBA; ha incursionado en la Educación Internacional desde 1999 en Latinoamérica. Apasionada por la orientación vocacional en el extranjero, en la formación global y de alta calidad de los mexicanos, viendo esto como el principal detonador de un mejor país.