Inicio / Empresas turísticas / El servicio, la base de todo proyecto nuevo
Mujer-en-servicio-al-cliente

El servicio, la base de todo proyecto nuevo

En algún momento de nuestra vida profesional, nos puede pasar por la mente dejar todo por emprender un negocio turístico propio, y es algo completamente normal, esa inquietud se encuentra dentro de muchos Turismólogos. Es de humanos reconocer potencial en algún área específica mientras desempeñamos nuestras labores y querer aprovecharla de manera independiente, ya sea con una idea innovadora o con algún nuevo método que marque la diferencia. Si tú tienes esa inquietud o estas por iniciar un nuevo camino de manera autónoma, es importante tener en cuenta ciertos detalles que pueden ayudarte a producir algo diferente.

Es muy probable que al umbral de tu proceso independiente no cuentes con muchos recursos económicos o simplemente, estos, no te den para echar la casa por la ventana. Es común también que al comienzo de todo, tengas numerosas ideas que posiblemente sean bastante buenas y sean muy prometedoras, pero que muchas de estas increíbles ideas, sean muy costosas para un buen arranque. Por esto, debes acomodar todo en prioridades, determinar lo más importante de implementar en un principio y analizar en qué gastar el presupuesto inicial. De a poco, todas estas ideas bien aterrizadas irán tomando forma y las podrás ir desarrollando.

Aprovechar absolutamente todos los recursos que tengas a la mano, es crucial para un inicio prometedor, y con mayor razón si es que no cuentas con todo el respaldo económico que quisieras. Entre muchas otras cuestiones, el enfoque que deseo transparentar, es el servicio. Todos sabemos o por lo menos tenemos la mínima idea, de que lo que diferencia a las grandes y pequeñas empresas turísticas es la experiencia que se vive dentro de lo que le ofrecen a sus clientes, ya sea alimento, hospedaje, etc.

Y es por esto que si no somos capaces de tener las mejores instalaciones, los mejores instrumentos, o la mejor ubicación, es obligación nuestra, sobrepasar los límites de las expectativas de nuestros clientes en materia vivencial, en otras palabras, nuestro servicio al cliente debe ser algo excepcional. Comenzando por nosotros mismos, no hay nada más ejemplar, que siendo socio, dueño o directivo de alto rango, se tome la iniciativa de interactuar con los clientes y llevando su experiencia a un nivel totalmente satisfactorio.

No quiero decir con todo esto, que un numeroso respaldo económico en algún proyecto está peleado con el buen servicio, por el contrario, debe existir un fuerte enfoque y aprovechamiento al servicio al cliente en todo momento. Sin embargo he sido testigo de la centralización de los recursos en aspectos materiales y no en materia de servicio, dando como resultado experiencias no del todo satisfactorias y que en un principio de un proyecto independiente por parte de cualquier colega, puede marcar la diferencia entre, obtener el éxito esperado o terminar con un proyecto truncado.

Nota relacionada: 

Compártelo con tus amigos

Acerca de Emanuel Mendiola Arrieta

Emanuel Mendiola Arrieta
Hotelero de corazón, apasionado por la escritura y el turismo. “Viajar es más que ver lo que hay para ver; es iniciar un cambio en nuestras ideas sobre lo que es vivir.” Miriam Beard.