Inicio / Hablemos de turismo / 7 razones por las que los licenciados en turismo no se animan a emprender
Por qué los licenciados en turismo no se animan a emprender

7 razones por las que los licenciados en turismo no se animan a emprender

No es una mentira decir que el término “emprender”, está de moda. Últimamente la mayoría de los jóvenes estudiantes quieren tener su propio negocio, trabajar en base a sus tiempos, no tener que “soportar” a un jefe que les esté diciendo cómo deben ser las cosas, ganar mucho dinero, hacer lo que realmente les gusta, etc.

Y si está tan de moda, ¿por qué es muy poco común ver que los licenciados en turismo tengan un negocio propio? O en el peor de los casos, aquellos que se animan a emprender, lo único a lo que aspiran es a tener una agencia de viajes, y claro que lo conseguirán, pero hay que ser honestos, tener una agencia de viajes puede hacerlo cualquiera, es más, ni siquiera es necesario haber estudiado alguna carrera relacionada al turismo.

Nota relacionada: 15 Errores que cometen los estudiantes de Turismo

No se trata de desmeritar a esas personas que probablemente batallaron para tener su propio negocio, se trata de tomar un poco de conciencia y darnos cuenta que “fuera de la caja” hay mucho más. Las cosas tienen un mejor sabor cuando salimos de nuestra zona de confort, cuando a pesar de ir contra todos los pronósticos, logramos nuestro objetivo.

Las situación del porqué normalmente decidimos el camino fácil, será motivo de análisis de cada uno de nosotros, lo cierto es que existen ideas preconcebidas que a todos nos detienen o nos han detenido a actuar en búsqueda de nuestros sueños.

Estas son 7 razones por las que los licenciados en turismo no se animan a emprender, aunque podría aplicar a cualquier profesionista:

1. Creer que todo en la vida es trabajar en un hotel

No necesariamente estamos hablando de un hotel específicamente, también aquellos trabajos más comunes y fáciles de conseguir: hotel, agencia de viajes, restaurante, banquetera, etc.

Al salir de la carrera parece que se nos cierra el mundo y no tenemos más caminos que elegir que los antes mencionados. Y entonces voltearemos a ver la universidad y les echaremos la culpa por no habernos orientado sobre qué camino profesional tomar. Si para ti, eso es lo correcto, está bien, pero te recomendamos tomar responsabilidad de tu destino y luchar para que sea lo más acorde a lo que soñaste.

2. Tener miedo

Normalmente, el miedo surge de enfrentarnos a lo desconocido. Es decir, lo desconocido de no tener un sueldo fijo, del no saber cómo hacer las cosas por nosotros mismos y por no saber si tendremos éxito.

Y entonces, caemos en lo de siempre, encontrar un trabajo mal pagado y en la mayoría de los casos, haciendo algo que no nos gusta. Alguien dijo una vez: “Si no tengo nada, no tengo nada que perder”. Si eres joven y aún no tienes responsabilidades grandes como una familia, no pierdes nada con intentar algo que en un principio te dará mucho trabajo, pero que si lo logras, tendrás grandes satisfacciones.

3. No saber qué otras opciones hay

Si estás rodeado de personas que siempre hacen lo mismo, ¿Cómo esperas conocer otras cosas? Y más aún, si no tienes la costumbre de investigar por ti mismo ¿Cómo te vas a enterar qué otras opciones tienes? Puedes leer 15 ideas de negocio para emprender en el sector turismo.

Recuerda que el que busca encuentra, de lo que se trata es de leer, de preguntar, de investigar. Tienes en tus manos, como nunca antes en la historia, un sinfín de información a tu alcance, por favor, trata de no usarla solamente para perder el tiempo.

¿Quieres un consejo que vale oro? Cada que quieras saber algo, “pregúntale a Google”; pero asegúrate de no quedarte con la primer respuesta que veas ni la más simple.

4. No tener dinero

El dinero es importante para empezar, no lo vamos a negar, pero en verdad te decimos, “no lo es todo en la vida.” Hay opciones y dependencias de gobierno que ofrecen dinero a aquellos emprendedores que tienen una gran idea. Entonces, trabaja en un proyecto, haz un plan de negocios y preséntalo a las instancias adecuadas, seguramente ellos te prestarán el dinero necesario para empezar.

Seguro estarás pensando, ¡Ni que fuera tan fácil!, y es verdad, no es fácil, pero si lo vale, vale la pena intentarlo.

Pero también puedes ir poco a poco, empieza experimentando desde abajo, con pocos recursos pero con mucho esfuerzo, y conforme las cosas vayan tomando rumbo, vas creciendo e invirtiéndole dinero.

5. No saber cómo se hacen las cosas

Esta es una de esas razones que consideramos, entran dentro de lo aceptable. Volvemos al ejemplo de una agencia de viajes, si anteriormente no has trabajado en una de ellas, será de muy complicado que de un momento a otro, quieras poner la tuya propia. Pero entonces, tendrías que ir paso a paso. Una vez que ya te marcaste como objetivo tener una agencia de viajes, define qué harás para conseguirlo. Resultará un poco obvio decir que primero trabajarás para alguien más y cuando tengas la experiencia necesaria y algo de dinero ahorrado, sales y pones tu propio negocio.

6. No tener el apoyo de los demás

Como ya lo dijimos, emprender no es fácil. Siempre será mejor hacerlo acompañado de alguien, y si esa persona tiene conocimientos en el negocio que queremos empezar, mucho mejor; sin embargo, no debería ser un motivo para detenernos el hecho de que no tengamos ese apoyo. Debemos amarrar nuestros sueños a objetivos y no a personas.

No te rindas si no tienes a alguien a tu lado, empieza poco a poco y verás que tarde o temprano, cuando la gente vea que estás consiguiendo algo importante, ellos mismos vendrán a buscarte.

7. Querer que las cosas sucedan de la noche a la mañana

Se dice que para que un negocio consolide y tenga éxito, deben de pasar hasta 10 años. ¿Te imaginas? Tener la paciencia para esperar todo ese tiempo debe ser algo en serio complicado.

La gente joven y gran parte de los mexicanos queremos todo inmediatamente, si al paso de unos meses no vemos logros claros, será sencillo que abandonemos la misión y pasemos a otra cosa o a lo ya acostumbrado, dejar nuestros emprendimientos y regresar a un empleo formal.

De lo que se trata es de tener una meta en la vida. sin importar cuál sea, si luchas por conseguirla, el camino se irá trazando solo, en base a tus acciones.

Empieza desde abajo, día a día. Sé diferente al resto, arriésgate, inténtalo, fracasa, levántate, vuélvelo a intentar. No hay nada peor que vivir con la pregunta de ¿Qué hubiera pasado si…?

Acerca de Entorno Turístico Staff

Entorno Turístico Staff
Somos una plataforma digital que brinda información del amplio mundo del Turismo. Teniendo como base México, actualmente llegamos a todos los países de Latinoamérica; además España y Estados Unidos. Síguenos en nuestras redes sociales.

La publicidad digital es nuestra principal fuente de ingresos, sin ella no podríamos seguir actualizando el contenido y no sería posible mantener este sitio. Por ello, te pedimos que nos apoyes y desactives tu BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para seguir navegando en nuestro sitio.

 

¡GRACIAS!