Inicio / Hablemos de turismo / Planificación turística: relevante y desvalorada especialidad de la carrera de turismo
Hombre con dudas

Planificación turística: relevante y desvalorada especialidad de la carrera de turismo

Las razones por las que un joven estudia turismo resultan ser muy variadas; la opinión popular (por experiencia propia) dicta erróneamente que turismo es sinónimo de “viajar mucho y conocer gente” o “trabajar en un hotel”, aunque,  cada quien tendrá su propia perspectiva con la que intenta explicar cuál fue su motivación para elegir esta carrera.

La oferta educativa es amplia: hotelería, alimentos y bebidas, agencias de viajes, administración de empresas, guías de turistas, entre otras. Sin embargo, existe una especialidad de la que pocos tienen conocimiento, y ni hablar de su aplicación; se trata de la planificación turística.

Notas relacionadas:

Sucede que esta especialidad puede considerarse como un eslabón que une la cadena básica que conforma la actividad turística, puesto que por medio de la creación y diseño de productos turísticos diversificados, a través de proyectos productivos inéditos, se estructuran propuestas en las que se incluyen elementos como la oferta de hospedaje, alimentación, recreación y la participación de los touroperadores que garanticen la generación de experiencias al turista.

A pesar de la importancia que tiene la planificación turística, los egresados de esta especialidad hemos enfrentado una problemática constante.

En la Ciudad de México se encuentran operando diversas empresas consultoras que entre sus muchos servicios ofrecen la creación de proyectos turísticos, guías, programas y otras herramientas, tanto para prestadores de servicios como para autoridades. Pero la situación se complica cuando el presupuesto tanto a nivel federal como por parte del sector privado no permite la contratación de estos servicios, en consecuencia trae consigo una serie de medidas que obligan al desempleo a quienes nos hemos especializado en esta modalidad del turismo.

Este escenario que se presenta cada vez con más frecuencia, aunado a los constantes recortes presupuestales, no permiten la inserción en el campo laboral de muchos planificadores turísticos que buscan aplicar sus conocimientos en consultoría. Y aquellos que ya se encuentran empleados tienen condiciones que no son las mejores: sueldos mal pagados, esquemas de contratación (en caso de tener la fortuna de firmar un contrato) que no garantizan prestaciones, y desperdicio de talento al rechazar ideas que no encajan en los intereses de las dependencias con las que se trabaja.

Ante tal problemática, una de las opciones por las que se han inclinado los planificadores turísticos, es el emprendimiento; crear una empresa propia que busque competir en un campo laboral donde ya hay una creciente rivalidad entre consultoras.

Pero para lograr el éxito como emprendedor, es fundamental hacerse de una forma o estilo de trabajo y ética profesional que sea reconocido entre los clientes, quienes pueden ser comunidades rurales, prestadores de servicios turísticos o autoridades del sector público y privado.

Esto en el mejor de los casos, ya que muchos egresados ante la falta de condiciones de estabilidad económica que ofrecen las consultoras, prefieren aplicar para una vacante que está lejos de su especialidad, generando “fugas de conocimiento” y frustración entre los jóvenes.

Derivado de lo anterior, hoy en día, planificadores turísticos saturan las bolsas de trabajo y contactan empresas teniendo poco éxito, a pesar de contar con título profesional y experiencia. Respuestas como “no tenemos proyectos” o “los proyectos que nos asignan no nos permiten contratar” abundan. Esta especialidad es imprescindible en el sistema turístico, sin embargo, aún siguen los esfuerzos para que sea conocida y aprovechada, para ello, es preciso que quienes hemos logrado participar en proyectos turísticos dejemos una impresión favorable, esto servirá como referencia a las empresas y aumenta las posibilidades de contratación a futuros colegas.

Personas han comentado

Acerca de Sebastián Duarte Pérez

Licenciado en Turismo con especialidad en Planificación y Gestión del Desarrollo Turístico por la Escuela Superior de Turismo del Instituto Politécnico Nacional. Laboré como Analista de Proyectos en las empresas CEURA S.A. de C.V., así como en el despacho consultor Vázquez Nava y Consultores S.C.