Inicio / Artículos de turismo de naturaleza / Nuevos Rumbos (conociendo el sistema Ventania)
Cerro de la Ventana
Cerro de la Ventana en el sistema de Ventania, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Nuevos Rumbos (conociendo el sistema Ventania)

Hoy vamos a conocer un lugar muy pintoresco que se ubica al sur de la provincia de Buenos Aires, Argentina, en el Partido de Tornquist. Muy pocos conocen esta localidad, pero lo cierto es que está creciendo de manera considerada año tras año. 

Si les gustan los cerros, ríos y arroyos, la historia y costumbres de pueblos pequeños, este relato les va a encantar.

Antes que nada, vale aclarar que ¡no es Tandil Muchos confunden estas dos ciudades, pero en la escuela, a los ochentosos que lean este artículo, les va a sonar cuando hablemos de los sistemas de Tandilia y Ventania… ¿Me equivoco? Bueno, en este caso estamos ubicados en el segundo sistema, el de Ventania, con cerros más “nuevos” que el de Tandilia, ¡por eso son más altos!

En esta localidad que estamos conociendo, se encuentra el “techo de la provincia de Buenos Aires” un cerro llamado Tres Picos con una atura de 1239 metros. Se accede por una estancia que se llama Funke, pero se debe hacer un prerregistro online en la página de Facebook para poder ascender. Lo pueden hacer solos o contratar a un guía local. El promedio, entre ida y vuelta, son ocho a diez horas de caminata. También se puede hacer noche. Tiene una cueva que se llama “Cueva de los Guanacos” donde muchos campistas experimentan esta posibilidad.

Cerro Tres Picos
Cerro Tres Picos.

En la foto que se adjunta al relato, van a poder apreciar el cerro con sus tres picos, pero si observan bien… hay un cuarto pico un poco más abajo. Fue llamado de esa manera en el año 1833 por un investigador muy famoso que seguramente lo conocen, por su trabajo “La evolución de las especies y la selección natural”… Aunque no lo crean, sí, el Sr. Charles Darwin anduvo por estos pagos y cuenta cómo fue su odisea al subir este cerro (pueden encontrar su investigación en internet).

Si les va gustando este lugar, esperen a saber que no es el único cerro que pueden conocer. Existe otro, uno que le da nombre a varios de los pueblos que conforman el partido de Tornquist: el famoso Cerro de la Ventana. Se trata de un cerro con un hueco natural en su cima, de piedra, de aproximadamente nueve metros de alto por cinco de ancho. Tiene 1136 metros de altura, es una caminata menos larga que el ascenso al cerro Tres Picos pero no por eso menos exigente. Entre ida y vuelta son cinco a seis horas, pero con un desnivel tan pronunciado, que desafía al más experimentado. Está considerado un Monumento Natural por estar dentro de un área natural protegida que se llama Parque Provincial Ernesto Tornquist y tiene el máximo grado de conservación1 ¿Qué quiere decir esto? Que únicamente se accede al mismo con un guía habilitado por el parque.

Este cerro también tiene una historia interesante. Se lo conoce asimismo como “Casuhati”, nombrado así por los indios Tehuelches que habitaban la zona. Era utilizado como punto de avistaje para poder vigilar la llegada de algún posible enemigo. Recordemos que en esta época, ocurrió la histórica “Campaña al desierto”2 que fue muy importante en la localidad y aún hoy hay vestigios de aquel período. Seguramente será un tema a tratar próximamente.

Garganta Olvidada
Garganta Olvidada.

Hoy en día, el mirador del Casuhati en un cerro bajo, de libre acceso, ubicado sobre la ruta 76, sobre el kilómetro 224 y es una hermosa vista panorámica hacia el Cerro de la Ventana.

Esta reserva natural, de aproximadamente 6700 hectáreas, se divide en dos sectores de acceso público. La base del Cerro Ventana y la base del Cerro Bahía Blanca. Entre ellas existen cuatro kilómetros de distancia y en medio de ambas bases, encontramos el Mirador del Casuhati. Las caminatas que se pueden hacer sin la necesidad de un guía son variadas. Hablamos de piletones naturales, de cascadas escondidas que se disfrutan después de una buena caída de agua, de cerros bajos con hermosas vistas panorámicas.

Cada sendero tiene su señalización para poder acceder sin problemas. El lugar cuenta con guardaparques en la atención y cuidado de los mismos. En esta reserva se protege el pastizal pampeano serrano, necesario para cuidar y almacenar el agua de lluvia que abastece a los ríos y arroyos de alrededor. Estos ríos y arroyos son de vital importancia para que ciudades grandes, como Bahía Blanca, pueda tener agua potable. Este es un tema que podemos retomar en algún otro relato.

Anteriormente, mencionamos que el Hueco de la Ventana le otorga el nombre a varios pueblos del partido de Tornquist. ¿Quizás escucharon el nombre Sierra de la Ventana o Villa Ventana? Son dos localidades que conforman la “Comarca Serrana” del partido de Tornquist y son los más populares por sus lindas vistas, variedad de alojamientos y ofertas turísticas en general. Distan entre sí de diecisiete kilómetros por las rutas provinciales número 76 y 72.

Sierra de la Ventana es más grande que Villa Ventana, tiene las calles principales asfaltadas y mayor oferta que Villa, pero lo cierto es que Villa Ventana, posee un encanto natural que hace que sea el destino más buscado y el que primero se completa de reservas en cada ocasión. Hablamos de un valle entre cerros y arroyos estacionarios que lo convierten en un lugar especial.

Esta comarca tiene otros pueblos que la conforman con su idiosincrasia y atractivos. Si les ha gustado este relato, nos vemos la próxima para conocer más sobre esta encantadora localidad.

Referencias

Dinos tu opinión

Acerca de Lau De Phi

🇦🇷 Trabajo en turismo hace más de 15 años.

Revisa también

Cartagena de Indias

Colombia cierra el 2023 con 5.77 millones de visitantes no residentes

El turismo internacional ha mostrado una constante recuperación, y Colombia ha sido un referente no …

Facebook2k
Twitter203
Instagram649
Tiktok234