Inicio / Cultura y turismo / Nombre de Dios, un pueblo lleno de magia y encanto
El Saltito, Nombre de Dios
El Saltito, Nombre de Dios

Nombre de Dios, un pueblo lleno de magia y encanto

El municipio de Nombre de Dios, ubicado en el estado de Durango, es uno de los más antiguos de esta entidad federativa, y está en espera de obtener la denominación que lo acredite como “Pueblo Mágico“. Sus calles y edificaciones se encuentran plasmadas de historia y leyendas que versan también sobre la conquista y evangelización del norte del país. A este sitio también, de inmediato se le asocia con las bellezas naturales, la historia y la gastronomía, sin dejar de lado sus vinatas.

La cabecera municipal que lleva su nombre cuenta con cinco templos coloniales, custodiados cada uno por una persona que se desempeña como sacristán: el convento de San Francisco, la capilla de Jesús Nazareno, el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, la ermita de la Purísima Concepción y  la parroquia de San Pedro Apóstol, ubicada frente a la Plaza de Armas, son un magnífico ejemplo de belleza y refinamiento.

Templo de San Francisco
Templo de San Francisco
Templo de San Antonio de Padua
Templo de San Antonio de Padua

Para quienes gustan del turismo religioso, Nombre de Dios es el lugar ideal para visitar, pues tiene mucho que ofrecer. Se dice que en 1555, Fray Jerónimo de Mendoza llegó hasta un lugar que llamó el Ojo de Agua de los Berros, cercano a Nombre de Dios, en donde celebró la primera misa. El fraile asentó en la región a indios zacatecos, siendo el origen de la misión de Nombre de Dios. Posteriormente, este primer sitio se cambió hacia un poblado nuevo llamado San Francisco del Malpaís, junto al cual se estableció la villa española de Nombre de Dios, la cual fue oficialmente fundada en 1562.

Iglesia de San Gerónimo, en Los Berros
Iglesia de San Gerónimo, en Los Berros

Cuando se visita este lugar, aparte de visitar sus templos, es casi obligatorio caminar por sus calles, conocer su historia a través de su museo comunitario “Contalpa”, y entrar a su pequeño mercado. Por supuesto, no se debe descartar la visita a sus vinatas, donde el visitante podrá ser testigo de la elaboración del mezcal. Tampoco podrá dejar de probar las suculentas gorditas rellenas de diferentes guisos.

Licores mezcalera El Malpais
Licores mezcalera El Malpais

En esta cabecera municipal, algunos de sus habitantes también  elaboran varios tipos de licores de diferentes frutas, a donde el visitante puede acudir a una degustación; cajetas (atés); mermeladas, futas cristalizadas y en almíbar, todo de una manera artesanal y con recetas que se han ido heredando de varias generaciones.

Varios pueblos pintorescos ubicados cerca de Nombre de Dios, como Los Berros y La Constancia con parajes llenos de flora, son ideales para un día de campo; así como El Saltito, un sitio en donde se pueden observar tres imponentes cascadas de agua que caen desde una altura aproximada de 30 metros y que en temporada de lluvias lucen en todo su esplendor.

La Constancia, Nombre de Dios
La Constancia, Nombre de Dios

Por cierto que, gracias a su imponente belleza, El Saltito ha sido escenario de películas nacionales  y extranjeras como: Los cañones de San Sebastián, El tunco Maclovio y La máscara del Zorro, sin embargo, le hace falta una infraestructura adecuada para poderlo aprovechar al máximo.

El Saltito, Nombre de Dios
El Saltito, Nombre de Dios

Actualmente, casi a punto de obtener su acreditación como “Pueblo Mágico”, Nombre de Dios, con apoyo de la Secretaría de  Turismo del Estado de Durango, ha estado realizando varias actividades como un Campamento de Producción Cinematográfica, La Semana de la Moto, en Semana Santa;  la Primera Carrera del Mezcal “Corriendo hacia un pueblo mágico”, en días recientes; así como dentro de unas semanas, el primer campamento de fotografía “Caminando”, y la clausura del Segundo Encuentro Nacional de museos Durango 2018, entre muchas más que le han dado proyección.

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Liliana Salomón Meraz

Liliana Salomón Meraz
Soy comunicóloga, gestora cultural, guía de turistas y escritora. Me gusta viajar, leer, ir al cine y por supuesto, escribir. Tengo 5 libros publicados, colaboro en un diario con una columna semanal y llevo más de 7 años laborando como directiva de museos. Estoy convencida que los viajes, el arte y la cultura nos permiten conocer otros mundos y nos abren la mente a otras posibilidades.