Inicio / Destinos turísticos / Nochevieja en Avila: murallas y gastronomía en la Casa del Presidente
Muralla de Avila
Vista de la Muralla de Avila desde una de las ventanas de La Casa del Presidente.

Nochevieja en Avila: murallas y gastronomía en la Casa del Presidente

Pasar la Nochevieja fuera de casa es una tendencia cada vez más extendida. Se trata de un momento muy especial que el viajero aprovecha para hacer turismo y festejar fuera de su lugar habitual. Pero ¿no sería ideal conjugar el turismo con un lugar donde, a la vez, nos pudiéramos sentir como en nuestro propio hogar con las connotaciones de familia, calor y simpatía? Esto es lo que ocurre en un pequeño y acogedor hotel boutique de tan solo 10 habitaciones en el centro de la ciudad de Avila, en plena Castilla y León, a tan solo 100 kilómetros de Madrid. Hablamos de La Casa del Presidente. Una casona de piedra, antigua residencia de verano, en los años 70, del primer presidente español de la democracia, Adolfo Suárez, un político tan respetado, mítico y admirado como lo es en México Lázaro Cárdenas.

Salón de la Casa del Presidente
Uno de los los salones de La Casa del Presidente.

Avila, lugar de Murallas

Situada en una de las bellísimas callejuelas del casco antiguo de Avila, el hotel La Casa del Presidente, desde sus cinco estrellas, acoge al viajero, humildemente, como si éste entrara en su propio hogar. Avila está reconocida internacionalmente por su espectacular muralla, iniciada en el siglo IX, que rodea toda la ciudad, conservándose en perfecto estado, después de varias restauraciones. El casco antiguo, la muralla y las iglesias situadas extramuros han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, siendo las murallas el símbolo universal y el  monumento más destacado que acoge la ciudad de Ávila. Es el recinto amurallado medieval mejor conservado de España y probablemente de toda Europa. Además, desde La Casa del Presidente, podremos tocar la muralla y, en algunas ocasiones, subir en ella para admirar las vistas, ya que una parte linda directamente con la finca del hotel, en concreto con el bonito jardín, donde en verano, se puede disfrutar de una espléndida piscina y donde, también, se celebran eventos como bodas.

Chimenea Casa Presidente
Rincón con la chimenea principal del salón.

Un hotel con mucha Historia de España

La Casa del Presidente es un hotel especial porque está impregnado de la Historia reciente de España. Aquí, Adolfo Suárez negoció temas políticos de suma importancia, en el contexto de la Transición Política Española, cuando llegó la Democracia a España hacia finales de los años 70. La actual recepción del hotel era, de hecho, su antiguo despacho y su biblioteca posee una puerta secreta que, según se dice, utilizaron grandes políticos de la época, para preservar su privacidad.

Arbol de Navidad
Decoración navideña con el Arbol de Navidad.

La Casa del Presidente es un lugar acogedor, plácido, silencioso, ideal para relajarse en un entorno amigable y con personalidad.  Su decoración es elegante, con toques rústicos. En la planta de abajo, hay tres chimeneas, un salón amplio, pero no muy grande tampoco, con varios espacios y una galería acristalada que da al jardín. Actualmente, quien vaya para las Navidades, podrá disfrutar de una esmerada y alegre decoración navideña, con un gran árbol que preside la sala. En la planta de abajo, está también el comedor principal, donde se sirven cenas y desayunos, situado en la antigua cocina de la casa. Un lugar donde nos sentimos como si estuviéramos en nuestro propio hogar. Llaman la atención los azulejos de Talavera (Toledo) del mural de la cocina, famosos por ser de los más bonitos de España, y algunos utensilios tradicionales, como el horno o el fogón de la época. Al lado de la llamada Cocina Antigua, se pasa a un pequeño comedor, ideal para grupos reducidos que quieran realizar celebraciones.

Cocina Antigua
El comedor principal de la Casa del Presidente, llamado la Cocina Antigua.

Las habitaciones se llaman cada una con un valor universal que el presidente Adolfo Suárez transmitió en su ideario político y que casaría perfectamente, también, con la filosofía del grupo de hoteles al que pertenece La Casa del Presidente, liderada por la Familia Ortega, propietarios, además, del hotel Eugenia de Montijo en Toledo, el Fontecruz Lisboa o el Fontecruz Sevilla Seises, entre otros. Valores tan inspiradores como la alegría, el amor, la libertad, la vida, el mañana, la paz, la concordia, el coraje, la felicidad y el diálogo. Todas las habitaciones son extremadamente confortables (algunas están abuhardilladas) y tienen detalles de lujo como una cafetera con excelentes cafés, una bañera de patas que imita a las antiguas, una ducha con aromaterapia o unas camas King size. Todo ello, en un bálsamo de silencio y con vistas a la Muralla de Avila, al final del jardín, algo excepcional, que no poseen todos los alojamientos de la ciudad. Aunar el confort que se encuentra en La Casa del Presidente con las visitas culturales a Avila conforman un destino muy buscado por españoles y europeos pero también por estadounidenses y mexicanos.

Crema calabaza
Crema de calabaza con trufas y queso, uno de los platos del Menú de Nochevieja.

Gastronomía y Nochevieja

La gastronomía es otro de los puntos fuertes de La Casa del Presidente. Prueba de ello es la espectacular propuesta para esta Nochevieja que incluye la cena de fin de año y un brunch completísimo de frutas, bollería, lácteos y numerosos platos como la sartén de huevos fritos de Corral con Jamón de Guijuelo o la tosta de pan de cereales con aguacate, huevo escalfado y sésamo negro, entre otros.

turrones Nochevieja
Turrones variados con panettone del Menú de Nochevieja.

En todas las comidas de La Casa del presidente, destacan los productos de bollería y de panes de la Tahona del Sotillo, un obrador de más de 100 años, premiado en varias ocasiones, que provee a La Casa con sus deliciosos productos como los diferentes panecillos de semillas, patatas revolconas (patatas revueltas con tocino), etc, que nos ofrecen en las cenas y en el Menú de Nochevieja que el chef  de la Casa, Darío del Monte, ha ideado para las próximas fiestas. Del Monte cocina, habitualmente, sabrosos platos como las patatas revolconas, un bacalao en tacos mexicanos o unos mejillones.  Sabores auténticos con guiños modernos, marinados con excelentes vinos, como los de la Bodega Alta Pavina, propiedad de la Familia Ortega. La Casa posee una pequeña bodega acristalada con caldos nacionales e internacionales, donde destacan sus rosados Alta Pavina elaborados con la delicada y exclusiva uva pinot noir, sus blancos (verdejo) y sus tintos (tempranillo). Todos estos vinos están incluidos en la propuesto de Fin de año.

brunch
Algunos de los platos del Brunch, que acompaña al Menú de Nochevieja.

El Menú de Nochevieja tiene unos entrantes de lujo como unas ostras Amélie, un jamón de bellota, proveniente de uno de los mejores cortadores de jamón de España, Florencio Sanchidrián, o varios champagnes Laurent-Perrier, Brut, La Cuvée. La cena se compone de recetas navideñas tan clásicas como el capón (muy bien cocinado por Darío del Monte) y otros platos como la crema de calabaza con trufas o el rape en suquet. Como colofón, un postre de surtido de turrones variados (el duro, el blando, el de chocolate), el dulce más típico de las Navidades en España, que pone el broche de oro a una de las cenas más emblemáticas del año, que en la Casa del Presidente, sumergidos en plena historia de España y de Avila, puede tener un sabor muy especial.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Carmen Pineda

Carmen Pineda
Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.