Inicio / Cultura y turismo / Las 4 etapas del Choque Cultural
etapas-del-choque-cultural

Las 4 etapas del Choque Cultural

El Choque Cultural o Shock Cultural es el proceso por el que pasan las personas cuando cambian de lugar de residencia o simplemente viajan a un entorno donde se desarrolla una cultura diferente a la propia. Algunos autores lo llaman “Ajuste Cultural” o “Adaptación cultural”.

Inmigrantes, viajeros o turistas son grupos de personas expuestos constantemente a este tipo de experiencias debido a que se enfrentan a situaciones donde el modo de vida es diferente y desconocido.

Enfrentarse a una nueva cultura y los diferentes elementos que la conforman puede tener problemas como: sobrecarga de información, barrera del lenguaje, brecha generacional, brecha tecnológica, nostalgia, irritabilidad, aburrimiento, capacidad de respuesta, entre otros. No hay una verdadera manera de prevenir enteramente el choque cultural, ya que cada individuo puede ser afectado de manera diferente y en tiempos diferentes.

Kalervo Oberg, antropólogo reconocido, quien viajó por el mundo y documentó sus experiencias para que más gente pudiera aprender de ellas, identificó 4 etapas del choque cultural a las que cada visitante está expuesto en mayor o menor medida:

Etapa 1: La luna de miel

Etapa caracterizada por la euforia y emoción que representa conocer un lugar y cultura nueva. La persona se siente maravillada con todo lo que implica estar en este lugar, desde los sonidos, los colores, los olores y las vistas o paisajes. Es una etapa típica para los turistas, quienes normalmente se adentran a la nueva cultura de manera superficial debido a su tiempo limitado.

Es un periodo de intriga donde se disfruta entender las similitudes y diferencias entre ambas culturas; se siente un gran interés en aprender y se está muy motivado y cooperativo. Es normal pensar que no se va a tener ningún problema con ajustarse a la nueva cultura.

Etapa 2: Choque Cultural o Etapa hostil

Se comienzan a experimentar sensaciones de irritabilidad, ansiedad, miedo, e incluso depresión. Hay cierto grado de frustración por las nuevas reglas y costumbres. Es fácil enfrentarse a situaciones de molestia incluso por cosas sin importancia (como la falta agua caliente o que no hay internet) existen sensaciones de falta de sueño, se rechaza comer, se sufre de dolores de cabeza, indigestión y otras enfermedades.

Lo que parecía ser una novela de amor se empieza a desvanecer, el individuo se centra más en las diferencias culturales que en las similitudes. Aparecen los estereotipos y los prejuicios y se piensa que la gente local es fría e indiferente. Se extraña el hogar, los amigos y el entorno en general.

Etapa 3: Ajuste Gradual o Etapa de Aceptación e Integración

La perspectiva cambia y la persona se comienza a sentirse de buen humor y relajado. Es una etapa donde existe familiaridad con la nueva cultura y los valores, y cada situación es más fácil de sobrellevar. Hay menos sensaciones de soledad y aislamiento, y mayor grado de confort, al grado que se prefieren algunos aspectos de la nueva cultura sobre los viejos. Hay risas y bromas.

Aunque se experimentan emociones positivas y negativas, el sentimiento es de querer disfrutar cada momento vivido. Es el periodo donde más conocimientos se adquieren, resurge el sentido crítico sobre el mundo, la sociedad y las personas.

Etapa 4: “En Casa” o Etapa de Adaptación y Biculturalismo

Lo que se consideraba una “Nueva Cultura” ya no lo es; lo que era la sensación de ser un extranjero, es asunto del pasado y ahora es como de estar en el propio hogar. Las costumbres y modos de vida son fáciles de sobrellevar, incluso sin esfuerzo alguno. No existe elemento característico del lugar que afecte de manera negativa, y se experimenta una sensación de vivir y trabajar en este lugar al 100 por ciento.

10 Técnicas para evitar el choque cultural

  1. Ser humilde y tener un deseo genuino de reunirse y hablar con otras personas.
  2. Tener el deseo de vivir nuevas experiencias.
  3. Tener mentalidad positiva y no tomarse las cosas personales.
  4. No permitir que ser afectado por lo que otras personas hacen o piensan.
  5. Ser un buen embajador del propio país.
  6. Aprender sobre el destino/país a visitar.
  7. No juzgar otras culturas y maneras de pensar.
  8. Escuchar y observar.
  9. Entender que otras personas pueden tener diferencias.
  10. Ser conscientes de lo que puede ser ofensivo para otras personas.

Con información de Princeton e International Tourism: Cultures and Behavior. Página 75

Comentarios

comentarios

Acerca de Entorno Turístico Staff

Somos una plataforma digital que brinda información del amplio mundo del Turismo. Teniendo como base México, actualmente llegamos a todos los países de Latinoamérica; además España y Estados Unidos. Síguenos en nuestras redes sociales.