Inicio / Artículos de hoteles / La desacreditada área de mantenimiento en la hotelería
Hombre dandole mantenimiento a un hotel
"Los hoteles no se pueden concebir sin la presencia y función que desempeñan los equipos y maquinaría dentro de los hoteles"

La desacreditada área de mantenimiento en la hotelería

Una condición, dentro del gremio hotelero, es estar comprometidos en la creación de establecimientos de hospedaje que no solo sean un excelso lugar para descansar, trabajar o vacacionar, sino que, además se brinde el mejor de los servicios.

Es comprensible que a la hora de solicitar un servicio de hospedaje surjan una serie de cuestionamientos y necesidades sobre la comodidad, tranquilidad y un buen servicio. Los establecimientos de hospedaje deben cumplir con las comodidades y garantías que los harán atractivos para aquellos que demandan sus servicios.

La comodidad es la base de la satisfacción de las necesidades de bienestar que busca el huésped, así como un aliciente para el colaborador del hotel e implica orden y mantenimiento de las instalaciones, lo cual constituye un factor económico y de imagen para el hotel.

Garantizar el funcionamiento correcto de los procesos operativos y evitar posibles pérdidas mejoraría la operatividad y reduciría factores de riesgo en la operación, producción y servicio de todas las áreas del hotel.

Para cumplir con dichas garantías, los hoteles no se pueden concebir sin la presencia y función que desempeñan los equipos y maquinaría dentro de los hoteles. Tenerlos en excelentes condiciones y procurar que continúen brindando sus funciones para lo cual fueron creados el mayor tiempo posible es una tarea del departamento de mantenimiento.

Ha existido una falsa creencia de que el mantenimiento en hoteles no tiene nada que ver con lo operativo, siendo todo lo contrario, pues debe estar apoyando siempre para que la operación del establecimiento se realice sin ningún inconveniente.

Aquel establecimiento de hospedaje que piense que el mantenimiento es una pérdida de dinero y tiempo, está cometiendo un lamentable y grave error que le costará mucho más caro de lo que hubiera creído o pensado.

El mantenimiento es una de las prácticas que orientan a las empresas de la hospitalidad a tener buenas estrategias para la búsqueda de la calidad. No hay que olvidar que el mantenimiento en los hoteles, además de contemplar los procedimientos de conservación del inmueble, equipo, instalaciones y el equipo de operación, tiene el objetivo de ofrecer calidad en el servicio al cliente.

El mantenimiento debe lograr la reducción de las averías imprevistas y del tiempo de reparación, procurar la prolongación de la vida útil de los componentes, lograr los efectos del ahorro de recursos y con ello, reducir el costo del mantenimiento de las instalaciones y contribuir a mejorar la calidad del servicio.

Inicialmente es preciso conocer la misión y responsabilidades de un servicio de mantenimiento y luego, para alcanzar una buena gestión, es necesario conocer y haber definido objetivos como la disponibilidad de instalaciones y equipos, incremento de la vida útil, forma eficaz y económica a largo plazo, ahorro de recursos y energía, además, el control de los consumos energéticos, seguimiento de los planes de mantenimiento, fiabilidad de las instalaciones, control de la información histórica, cuidar la imagen del hotel en lo referente a su entorno físico, análisis de los costos y de utilización de mano de obra y materiales, entre otros aspectos más.

La dirección del hotel debe tener un esquema muy claro y eficaz para que el departamento de mantenimiento logre el máximo rendimiento de todas las áreas del hotel. Por supuesto, avalando con ello la generación de una alta rentabilidad para dueños e inversionistas.

El contar con un plan de mantenimiento permite tener una estructura de funcionamiento más sólida y concreta, permitiendo así tomar acciones de carácter preventivo y combinado con un programa de conservación del inmueble y una cobertura de detección y prevención de riesgos, es sin duda la mejor alternativa para el cumplimiento de un servicio eficaz al huésped, dentro de un entorno de eficiencia energética y de un ambiente seguro a la integridad humana y el resguardo de los activos hoteleros.

El mantenimiento debería gozar de gran importancia en la sociedad hotelera actual, el cuidar y proteger las instalaciones, insisto, garantiza el recibir unas buenas prestaciones en los servicios que se demandan, por tanto, resulta de interés general la tarea de salvaguardar estos lugares exclusivos.

La conservación de los equipos de producción y operación es una apuesta clave para la productividad de las empresas de hospedaje, así como para la calidad de los productos y/o servicios. Por lo tanto, es un reto empresarial dentro del sector que implica la revisión de las estructuras inmóviles actuales y la promoción de métodos adaptados a la nueva naturaleza de los materiales.

En conclusión, podemos afirmar que el mantenimiento, hoy en día, es fundamental para que los hoteles puedan entregar productos y servicios de alta calidad con el menor costo posible. La función de mantener equipos en óptimas condiciones es un factor condicionante en la competitividad.

Créditos

Personas han comentado

Acerca de Mauricio Sotelo Arriaga

🇲🇽 Lic. en Turismo. Pasión, disciplina y voluntad: ingredientes indispensables para mostrar amor por el turismo.

Revisa también

Muro de las Lamentaciones en Jerusalén

La OMT no utiliza los mismos criterios para sancionar a Rusia que a Israel

En la asamblea extraordinaria la Organización Mundial del Turismo del 27 al 28 de abril …

error: El contenido está protegido contra plagio !!