Inicio / Hablemos de turismo / Innovación, creatividad y pasión, los nuevos ejes de la economía turística
capsulas para dormir

Innovación, creatividad y pasión, los nuevos ejes de la economía turística

Ante la situación actual sanitaria mundial, se están viendo restringidas numerosas actividades económicas y consecuentemente, el orden de disposición de las rentas está variando cada día. Sin embargo, no hemos de consentir que se achaque toda la responsabilidad a este acontecimiento accidental. Es bien sabido que el entorno genera cambios a cada instante y que las tendencias en la demanda de servicios turísticos ya tendían a direcciones diferentes, al ritmo y sucesión de la globalización.

Tras la quiebra del padre del paquete turístico Thomas Cook, el pasado año 2019, pudieron divisarse las grandes necesidades de reforma y actualización de la oferta turística. La diversificación de servicios, tan mencionada en los últimos tiempos, dada la rapidez de los cambios de tendencia, pues al igual que los métodos de publicidad y captación de clientes han evolucionado, lo ha hecho a la velocidad que la demanda genera interés por nuevos productos y lo pierde por otros.

Dada la transversalidad de la actividad económico-turística, que afecta a todos los sectores de la economía, entran en juego la capacidad de reacción, la ganas de sobrevivir y la creatividad. Sin olvidar que el turismo tiene su esencia en la atención a las personas y este servicio ha de realizarse desde el corazón, hemos de apreciar la pasión que cada empresario entrega en su negocio, para valorar qué empresas encontrarán la oportunidad y el nicho de mercado en este instante o sabrán pulir sus ventajas competitivas y cuáles perderán su esencia dentro del momento de aturdimiento económico actual.

Resulta fundamental establecer un mapa de situación financiera y operacional del negocio, subrayando los puntos fuertes, la ética de empresa y los valores singulares de cada cual. Alertar de los errores que hayan de ser subsanados y actuar con firmeza en la toma de decisiones. Es momento de ejecutar variaciones drásticas en cuanto a cambio de estrategia o de ser altamente estricto en la línea de actuación, si esta está funcionando con un resultado aceptable. No obstante, no estamos ante una situación de protocolo estructurado, sino ante un escenario en el cual, las decisiones gubernamentales específicas de cada país están marcando las decisiones empresariales más que nunca, pues tanto horarios como aforos, están siendo datos susceptibles de observación y cambios conforme a las directrices diarias en materia de salud propios de cada territorio.

Se necesita apostar por la creatividad y la imaginación. No solo en la situación actual es donde hemos de prestar atención, si no mantenerse alerta en el corto y largo plazo en cuanto a la dirección de la empresa. Nos adentramos en un periodo de duración incierta donde, a pesar de que las ganas de viajar y consumir no han cesado, la incertidumbre del entorno es alta y donde gran parte de la sociedad consumidora también ejerce cambios en sus decisiones de compra, especialmente en el orden de prioridades.

No deja de ser interesante la inversión en tecnología de vanguardia que amplíe las deferencias entre competidores y la diferenciación. Implementar medidas que garanticen mayores niveles de higiene, como la reconversión de los servicios alimenticios en los alojamientos hoteleros en tanto a la sustitución de los buffets por servicios menos estandarizados, sumado a la creación de nuevos productos de servicios turísticos que sumen atractivo. Quizás esta situación represente una mayor oportunidad para aumentar los estándares de servicio conforme a lo esperado por el turista y reducir el tipo de negocio que no nace de la pasión por el servicio y el amor al turismo.

Comentarios

comentarios

Acerca de Fátima Reolid

🇪🇸 Estudiante de 4º curso de Turismo en la Universidad de Alicante. Vivo el turismo desde la perspectiva de la Planificación territorial de la actividad, Política y Legislación turística. Me considero amante de la profesión y de la visión del turismo como economía transversal.