Inicio / Artículos académicos de turismo / Imagen Corporativa: ¿qué es y cuáles son sus elementos?
Logos de empresas de turismo
El logotipo es pieza fundamental en la creación de la imagen corporativa de las empresas.

Imagen Corporativa: ¿qué es y cuáles son sus elementos?

La imagen corporativa ahora es bastante más compleja que lo que era hace algunos años, producto de la fuerte interacción con medios digitales y especializaciones en medios publicitarios y promocionales.

Tanto, que es una especialización del marketing empresarial llamada Branding.

Sin embargo, bien vale la pena hacer una revisión de conceptos para tener argumentos a la hora de diseñar o intervenir en aspectos básicos y fundamentales para dar a conocer nuestra empresa, destino o producto al potencial mercado, con la idea básica de diferenciarnos de la competencia y conquistar ese mercado. Un acercamiento coherente que nos ayude a configurar un entorno de confianza y seguridad en la relación cliente-empresa.

¡El sueño hecho realidad de cualquiera!

Veamos….

En un primer acercamiento podemos decir que la Imagen Corporativa es una sumatoria de varios elementos (tangibles e intangibles, directos e indirectos) que se utilizan como herramientas para emitir un mensaje, pero no sólo al consumidor externo (nuestros clientes) sino también al consumidor interno (nuestros empleados).

En pocas palabras es… todo lo que puede ser percibido a favor o en contra nuestra… ¡Y no es exageración!

Y como las cosas simples no existen, para los mercadólogos no es suficiente hablar de una Imagen Corporativa.

Nos complican la vida diciéndonos que también hay que armonizar con la identidad corporativa, entendida como un conjunto de atributos asociados a la historia, el proyecto empresarial y la cultura corporativa que definen su esencia, identificación y diferenciación.

Pero, parecería, en principio, que el tratamiento de la identidad corporativa podría esperar ya que en el caso de los emprendedores y negocios turísticos pequeños (o incluso medianos) y en su fase de arranque o consolidación hay temas de mayor prioridad a enfocar como puede ser la generación de calidad en el servicio mismo.

¿Qué es entonces la imagen corporativa de una empresa? 

La imagen corporativa es cómo el público percibe a la marca, sus productos y servicios.

Para nuestro caso y en turismo, supongamos un producto de naturaleza. ¿Cómo mandamos el mensaje correcto de la forma más simple pero definida posible?

Recordemos, que una de las estrategias para enfrentar el problema de la intangibilidad de los servicios turísticos es intentando tangibilizar el mensaje, en otras palabras, tratando de transmitir sensorialmente las características esenciales de nuestro producto, es decir hasta donde sea posible explotar colores, sonidos, sabores, sensaciones y olores, dónde y cuándo posible y dependiendo el caso y el medio de promoción.

¿Cuál es la imagen corporativa de una empresa?

No hay ni puede haber más de una (y solo una) imagen corporativa, lo que implica que hay que definirla de una forma específica, pues de lo contrario su concepto y su propuesta de valor tienden a difuminarse en la mente de los clientes.

Todos sus elementos deben estar alineados bajo los mismos criterios para que comuniquen un único mensaje. Se requiere unidad, cohesión y coherencia.

¿Cuáles son los elementos de la imagen corporativa?

Dentro de la identidad corporativa de una empresa destacan algunos elementos como los siguientes:

  1. El nombre de la empresa: Por increíble que suene, pocas veces se le otorga la importancia necesaria a este detalle. Es el primer elemento que transmite una idea de la empresa y de lo que realiza de tal manera que lo más idóneo es que tenga relación con la actividad comercial y que sea lo suficientemente llamativo como para generar interés.
  2. El logo: Es el resumen y consolidación de conceptos. Es el atributo más reconocible de la imagen de una empresa, por lo que la representación adecuada debe ser el objetivo prioritario al diseñarlo ya que debe transmitir la esencia del negocio y considerar tanto el target al que se dirige la empresa como sus competidores.
  3. El eslogan: Pensado en el largo plazo, debe ser innovador, creativo y, a la vez, hablar de los beneficios del producto. Para muchos técnicos del tema debe ser una “promesa” anticipada o un “reto” por comprobar.
  4. Los colores: que guarden una identidad cromática con el producto-servicio mismo tomando en cuenta que la teoría de los colores asigna una determinada reacción en la mente del observador.
  5. La página web: Evidentemente es una herramienta resumen que debe ser funcional y tecnológicamente buena, pero además, debe ser consistente con el resto de elementos. Mínimamente ya podemos intuir que deberá contener nombre, logo, eslogan y colores para que sea comercialmente idónea a la hora de cristalizar los esfuerzos por comunicar el mensaje pre-definido.
  6. Impresos: Al igual que la web, debe contener todos los elementos diferenciadores, pero en un formato diferente en cuanto a tamaño ya que se entienden como elementos complementarios: tarjetas de presentación, sobres y envolturas, correos electrónicos, facturas, insignias de uniformes para eventos, etc.

La imagen corporativa y el cliente interno

No podemos dejar pasar tan livianamente lo que hemos dicho al principio en cuanto a que la imagen corporativa debe extenderse también al cliente interno del negocio turístico, es decir los empleados y personal de servicio, que configuran, en último término la “cultura empresarial”, que sería considerada como un elemento corporativo adicional.

Tiene mucha lógica este punto a la vista de lo revisado en la Servucción que para entenderlo mejor, vale poner un ejemplo:

Una Agencia de Viajes posicionada en el mercado como promotora de lo “verde” o anti-plástico para ser más puntuales, deberá tener sumo cuidado del tipo de taza que utiliza a la hora de servir un café (de cerámica lavable en lugar de plástico desechable) o de instruir correctamente a los empleados en el reciclaje de hojas de papel (con su correspondiente bandeja de acumulación para posterior re-uso) o de tener una decoración que prescinda de tachos de basura con colores distintivos para los diferentes tipos de ella.

Por estos “detalles” se dice que no sólo la dirección define la esencia de una empresa sino también los valores que se fomentan con cada acción o decisión.

Botes de basura para reciclaje

Ve el video de la Imagen Corporativa Turística

Personas han comentado

Acerca de Alvaro Moreno Pérez

🇪🇨 Ing. de Empresas con 40 años de pasión y experiencia en turismo a nivel internacional, tanto de tráfico receptivo como de exportación y variedad de productos. Desempeño en todos los niveles de funciones operativas, administrativas y control, dentro de empresas especializadas hasta niveles de máxima responsabilidad. “Es de locos hacer lo mismo y esperar resultados diferentes” (Einstein)