Inicio / Blog de Viajes / Enamorándome en París con Eiffel
La Torre Eiffel

Enamorándome en París con Eiffel

Después de mi regreso desde Barcelona pasé por París, Francia. Para mi, visitar Francia era más que pasar por un país tan grande y con tanta historia, realmente era un reto personal. Cuando tenía pareja soñaba con la idea de que me llevaran a París, estuve deseándolo de forma realmente intensa…he tenido algunas parejas pero ninguno se atrevió a llevarme a visitar lo que yo quería, La Torre Eiffel.

Así que tome las riendas de mis sueños y decidí conducir desde Barcelona hasta París, solamente 1,037 kilómetros de loca aventura. Durante el camino aproveché para hacer reflexiones sobre mis ideas y proyectos. La verdad es que fue un viaje para reencontrarme.

Ya saliendo de España por el peaje de La Junquera, ahí veía un cartel que ponía bien grande France, mis ojos se llenaron de emoción, hice una parada cerca de Carcassone para descansar y visité un poco la zona.

Puedo contarte que La Torre Eiffel nació con motivo de la Exposición Universal de 1889, momento en el que se marcaba el centenario de la Revolución Francesa, se publicó un gran concurso en el Boletín Oficial francés .La creación de Gustave Eiffel, ingeniero y carpintero metálico, fue elegida para construirse en la ciudad. Desde el año 1887 cuando  empezaron a unir un montón de hierros y pasaron a componer una estructura tan conocida mundialmente, solo se construyó en un total de 2 años, 2 meses y 5 días.

Gustave es famoso por construir además; el viaducto sobre el río Duero, en Oporto, la del Garabit en 1884, la estación de Pest en Hungría, la cúpula del Observatorio de Niza y la estructura de la Estatua de la Libertad.

Después miré la hora para seguir mi viaje, mi idea era ver la Torre Eiffel iluminada, así fue que continué conduciendo, la música me acompañó durante todo el viaje.

Torre Eiffel
Torre Eiffel//Créditos: by Nextvoyage from Pexels.

Cuando miré el reloj nuevamente ya eran casi las 23.00 hrs., aun me quedaba una hora de camino para poder cumplir mi objetivo… así que como todos hacemos cuando estamos un poco cansados y tenemos que llegar a un lugar.. cambié mi música del coche, puse el cd de Alaska, y así fue… cuando de repente miro la hora 23.45 hrs… ¿y sabes qué?… ahí estaba.. tan majestuosa e iluminada. Me volví a emocionar y me enamoré de la Torre. Bañada por el río Sena, y justo en el centro de la ciudad. Su tamaño enorme que alcanza los 300 metros, la verdad es digna de admirar.

Aparqué mi coche, y caminé por las calles parisinas, estaba todo tan tranquilo, era un día laborable así que no había nadie en las calles, ni siquiera coches. Me hice la foto de rigor, un selfie en mi caso.. jajaja, nada romántico pero jamás olvidaré que me llevé a visitar París.

eiffel y yo
Eiffel y yo.

Al día siguiente pase rápidamente por Notre Dame, pero ya tenía que seguir en mi aventura.

Notre Dame
Notre Dame.

París, ciudad del amor, muy bonita, y espero regresar algún día de la mano del hombre de mi vida.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Natalie Andrea Guerrero Castillo

Natalie Andrea Guerrero Castillo
"Solía creer que era la persona más extraña del mundo, pero luego pensé entre tanta gente en el mundo debe haber alguien que se sienta como yo, estrafalaria y defectuosa. Me imagino que ella está ahí fuera pensando también en mí. Bueno, espero que si lees esto sepas que sí, que es verdad, estoy aquí y soy tan extraña como tú". Frida Khalo.