Inicio / Cultura y turismo / El Sisal, pueblo mágico que se oponía a su nombramiento
Playa el Sisal
Playa el Sisal / Imagen: @willgarcon

El Sisal, pueblo mágico que se oponía a su nombramiento

Si no es tan conocido todavía este pueblo mágico, es porque apenas el año pasado (2020) fue uno de los municipios de Yucatán que formaron parte de esta gran y emblemática lista; sin embargo, el Sisal tiene una gran historia, ya que fue uno de los principales puertos de desembarque en la época de la colonia, la comercialización de las fibras de henequén, algodón, tabaco hacia el viejo continente, lo constituían como un punto de encuentro de diversas culturas.

Según pobladores, cuenta la historia que al resguardar a la emperatriz Carlota, de su esposo, el gobierno de México de ese entonces, como castigo al municipio por ocultar a la emperatriz, bloqueó el sitio tanto para turistas como para mercaderes y se dejó en último plano este puerto que en un principio era el más importante; no obstante, es por esta historia y estos acontecimientos, que el programa de pueblos mágicos tomó en cuenta al municipio para otorgarle el nombramiento.

Este municipio cuenta con bellezas tanto arquitectónicas como naturales: atractivos turísticos que ayudan a la economía de la población. Aunque no tiene una infraestructura turística adecuada, el poblado hace lo necesario para mantener el lugar en condiciones estables. Sus principales atractivos son:

  • Recorridos por manglares y avistamiento de cocodrilos
  • Muelle de Sisal
  • Cocina yucateca
  • Fuerte de Santiago y su Faro
  • Ex Aduana Marítima
  • Reserva Estatal El Palmar
  • Casa de la Emperatriz Carlota

Aunque el Sisal contaba con todos estos atractivos turísticos, la comunidad se oponía al nombramiento de pueblos mágicos, ya que apenas hace algunos años fue que se dio a notar por sus hermosas playas y su historia interesante del lugar, pero la razón principal era que el poblado no quería el arribo de empresas extranjeras, ya que consideran que la dinámica en el municipio iba a cambiar de forma que iban a perder oportunidad de crear sus propios negocios.

A la vez se formaron grupos de oposición que decían: “No queremos ser pueblo mágico pero sí queremos luz eléctrica, agua potable, vías accesibles, carreteras en buen estado, etc.” Esto con el fin de que aunque no se aceptara ser pueblo mágico, estaban exigiendo por derecho condiciones adecuadas para vivir.

Platicando con los pobladores del lugar, ellos reconocen que es muy buena zona para hacer turismo y que tienen varios atractivos, sin embargo necesitan solvencia económica para poder emprender negocios adecuados para los turistas, pero sin que intervenga inversión extranjera por miedo a que desaparezcan los trabajos que ya existen y que son meramente de la comunidad.

Comentarios

comentarios

Acerca de Edgar Eduardo Yescas Gutiérrez

🇲🇽 Técnico en Turismo por el Instituto Moyocoyani, actual estudiante la Licenciatura en Turismo por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Mi propósito en el sector turismo es innovar y proteger el patrimonio, natural y cultural de México.