Inicio / Hablemos de turismo / El paisaje del turista
Turismo de naturaleza

El paisaje del turista

El paisaje es la razón de la existencia del turismo y su fuerza económica, esta es una frase de Jost Krippendorf, uno de los académicos que más ha reflexionado sobre la industria turística. Aunque es una frase corta dice mucho, pues es increíble lo que puede generar un paisaje; pero te has preguntado qué produce un paisaje en el turista…

Muchas investigaciones y artículos han profundizado sobre los fenómenos que genera el turismo como actividad y su referente dinámico el turista, en los espacios geográficos, sociales y culturales; pero asimismo es necesario reflexionar sobre las reacciones del turista en dichos espacios. En numerosas ocasiones estas reacciones son positivas sobre todo cuando se participa en los tipos de turismo que someten al turista en una construcción integra de lazos hombre-naturaleza, hombre-momentos históricos, hombre-espiritualidad, hombre-realidad social entre muchos otros, prueba de ello son las expresiones artísticas o iniciativas humanitarias que fueron producto de un viaje.

El poeta William Wordsworth quien se adentró en la relación del paisaje sobre todo natural con el hombre, llamaba a los paisajes que generan una relación única con el ser “enclaves temporales” pues no solamente se quedan en el recuerdo, sino marcan y despiertan una conciencia: seguramente alguna vez durante un viaje realizaste una acción en beneficio de la población local o del recurso natural de una forma genuina.

Recuerdo que camino a Aguas Calientes en Cusco, en el transcurso que se puede hacer a pie para llegar a dicha localidad, un grupo de amigos y yo comenzamos a levantar toda la basura que se nos encontraba en el camino, en medio de la naturaleza de la sierra peruana, sin necesidad de que nadie nos lo pidiera. Todo surgió por el deseo de participar en la conservación de los impresionantes paisajes que se nos mostraban. Lamentablemente son más las ocasiones en que la práctica turística propicia el peor comportamiento del ser y usa a los paisajes como el escenario perfecto, aumentando el impacto negativo que el turismo genera.

A pesar de que existen diversas labores de personajes muy importantes en el aparato turístico como los guías de turismo que llevan la tarea de ser los intermediarios para que el turista respete y valore, es necesario que dentro de la cultura de viaje se deje transformar y concientizar no solo por la experiencia humana que conlleva el viajar sino por los paisajes que nos hacen sentir parte del lugar aunque no vivamos ahí y que mejoren nuestros hábitos cívicos y sociales en nuestra vida común.

Cada vez el turismo es más plástico, muchas personas viajan más por tomarse la fotografía para compartirla en redes sociales que para disfrutar de consumir y aprovechar los recursos naturales y culturales minimizando el sentido original de  viajar y ser parte del paisaje y entender la importancia de la conservación.

Nos adentramos a una crisis silenciosa donde el paisaje vale más por su popularidad que por los efectos positivos en las personas, pues resulta que los tipos de turismo alternativos que ofrecían las experiencias más puras al viajar y experimentar, ahora se están volviendo tan concurridos como el turismo de masas, dejando lo más importante a un lado, reemplazándolo por modas virales, hasta llegar a la pregunta:

¿Qué sentido tiene practicar turismo si no causa nada benéfico en el desarrollo social de las personas? 

Compártelo con tus amigos

Acerca de Carlos Arturo Escobedo Hernández

Carlos Arturo Escobedo Hernández
Soy una persona que ama leer, viajar y aprender.