Inicio / Artículos de turismo de naturaleza / El Cajón del Azul: días de caminata entre montañas y un río de hielo
El Cajón del Azul
El Cajón del Azul.

El Cajón del Azul: días de caminata entre montañas y un río de hielo

Wharton, Río Azul, Refugio y Trekking son todas palabras que vas a agregar a tu aventura cuando decidas visitar uno de los lugares más imponentes del sur Argentino.

Ubicado en las afueras de El Bolsón y a solo 121 kilómetros de Bariloche, se encuentra esta perla patagónica. Frente al Piltriquitrón y en una senda que cruza el Azul varias veces, cuesta arriba y cuesta abajo, se accede al Cajón del Azul que es una de las tantas atracciones que tiene este camino de montañas, ríos y algún que otro precipicio. 

Las imágenes son más que elocuentes diría algún colega, obnubilado por las postales que ya desde la subida se pueden apreciar. Tu travesía, así como la mía, va a arrancar en las afueras de la chacra de los Wharton (a solo 30 minutos de la plaza Pagano de la localidad de El Bolsón) a la cual el ancho grueso de sus visitantes llegan en Bus. Desde ahí se baja al río Azul, a un lugar llamado «La Confluencia» donde te vas a encontrar con los guardabosques que te van a informar los No y los Sí de tu visita a la reserva natural.

El Cajón del Azul 1

Un detalle no menor es que hay que registrar tu subida y tu baja a la siguiente web: FORMULARIO DE REGISTRO – ANPRALE

Prosigamos con la travesía. Desde «La Confluencia» es una caminata de 2 horas y media hasta «La playita» que es el primero de muchos refugios río arriba. Luego vendrá «La Tronconada» y luego el famoso Cajón del Azul que un poco más arriba tiene su propio refugio con una granja autosustentable que es más que interesante y digna de una visita aunque no te quedes ahí.

Para llegar al Cajón del Azul son aproximadamente 3 a 4 horas de un trekking exigente pero no imposible. 

Dos cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de planear tu visita al Río Azul: la hora de llegada a la chacra de los Wharton, tenés que llegar temprano ya que es clave sortear la mayor parte del camino lejos del horario central del sol. Mientras más temprano mejor. La segunda y no menos importante es ir liviano, llevar lo mínimo e indispensable (carpa, bolsa de dormir, comida, agua y dos mudas de ropa) ya que las subidas son duras y las bajadas también. 

Este parque natural se puede visitar de noviembre a marzo, meses en los cuales recibe visitantes de todo el mundo. Luego de esa fecha los refugios cierran y no hay posibilidad de alojarse en medio de la travesía por lo que las autoridades recomiendan no visitarlo fuera de los meses antes indicados. 

Para los viajeros más intrépidos y con más entrenamiento físico, habrá retos como «Los Laguitos» a 9 horas de caminata o el Hielo Azul a 6 horas. Travesías y caminos sobran en esta tierra bendecida por el sol y las montañas. Lugar de total tranquilidad y de un encuentro feroz con lo natural. 

Senderos de El Bolsón
Senderos de El Bolsón.
Dinos tu opinión

Acerca de Fidel Fermín Fourcade

Periodista deportivo. Viajero de tiempo libre, conozco Chile, Bolivia, Perú, Uruguay y Colombia. Hago periodismo y producción audiovisual.

Revisa también

Bandera de turquía en Varadero

Perfil del turista turco que visita Varadero (primera parte)

Turquía, cuyo nombre oficial en turco es Türkiye Cumhuriyeti, es una República, democrática, constitucional y …

Facebook2k
Twitter203
Instagram649
Tiktok234