Inicio / Artículos sobre destinos turísticos / Durango es más que un alacrán
Catedral-Durango-centrada

Durango es más que un alacrán

Caminando por ahí…

Cuando viajo a alguna parte del mundo y me preguntan de dónde eres  puedo decir orgullosamente que soy de Durango,  la tierra de los alacranes, el cine y el mezcal.

Orgullosa de mi tierra, hoy abro este espacio para compartir que Durango es un estado rico en naturaleza, cultura y su gente. Hermosa ciudad que cuenta con 453 años de historia que no puedes dejar de visitar.

Hoy en día Durango cuenta con los elementos  esenciales para ser visitado no sólo una vez, sino muchas veces para poder recorrer su Centro Histórico, que cuenta con la mayor cantidad de inmuebles históricos catalogados en el norte del país y su imponente Sierra Madre Occidental.

Notas relacionadas: 

En tan solo el primer cuadro de la ciudad puedes admirar sus hermosas fachadas, su Plaza de Armas para fotografiar su grandiosa Catedral, el teatro Ricardo Castro con su fachada labrada en cantera con un estilo neoclásico y como dejar de lado la visita del Museo Francisco Villa que se encuentra a unos cuantos pasos de la Plaza Fundadores.

Otro motivo para visitar Durango es que cuenta con atardeceres de película, no por nada es la Tierra del cine, pues tiene uno de cielos más bonitos del mundo que sin duda alguna me atrevo a decir son de ensueño y que además podrás admirarlos desde cualquier parte en la que te encuentres.

Pero si quieres transportarte a otra época, existe un pequeño pueblo donde se encuentra una calle que, como tal, se llama Western y está compuesta de fachadas características del Viejo Oeste: cantinas, bancos, comisarías, tiendas de ropa y demás. Toda una experiencia para tener unas vacaciones fuera de serie.

En los últimos años se ha logrado un avance significativo  en turismo en la entidad duranguense, se han originado obras de infraestructura, hay crecimiento en establecimientos gastronómicos y hoteleros, transporte aéreo, y terrestre.

Es cierto que faltan condiciones, como la rehabilitación de banquetas, mejor movilidad urbana y mejor trasporte público, pero todas las ciudades del mundo por más bonitas o modernas que sean tienen sus “detallitos”.

Por eso, caminando por ahí podrán darse cuenta que en hay un sinfín de historias que aguarda cada rincón de Durango,  como el señor de las palomitas de Calle Victoria que son deliciosas,  o los boleros de la Plaza de Armas que siempre tienen anécdotas que contarte.

Se protagonista de tu propia historia y visita  el corazón de México que sin duda te dejará un buen sabor de boca, Durango es más que un alacrán.

Catedral-Durango
Catedral de Durango//Foto: Anabel Ibarra

Personas han comentado

Acerca de Anabel Ibarra Blanco

Comunicóloga con alma viajera y orgullosa de mis raíces. La vida es un viaje...