Inicio / España y Europa / ¿Cómo viajar y hacer turismo de forma saludable?
viajar con salud
viajar con salud digestiva es fundamental.

¿Cómo viajar y hacer turismo de forma saludable?

Viajar y hacer turismo puede resultar muy placentero. Pero, ¿sabemos viajar de forma saludable?, ¿Conocemos los secretos y las soluciones para mantener una buena salud digestiva en nuestros viajes y desplazamientos? Ahora, que, poco a poco, empezamos a ver la luz, después de la pandemia, y que el turismo empieza a reactivarse, es el momento de pensar en nuestro próximo viaje de forma sensata y equilibrada para nuestra salud en general y para la digestiva, en particular.

Uno de los expertos más reconocidos y galardonados en Nutrición, en España, el Doctor Javier Aranceta, Presidente de la SENC (Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria), médico, profesor y escritor, ha dado, recientemente, una interesantísima conferencia, sobre Microbiota y Salud digestiva en viajes y desplazamientos, poniendo de manifiesto las claves para organizar un viaje sin sobresaltos alimenticios y digestivos. El acto tuvo lugar en Madrid, en LECLAB, donde se ofreció un almuerzo saludable y de gran calidad, en la línea de la filosofía del bienestar digestivo.

El Doctor Aranceta durante su charla sobre viajes y salud digestiva.

Junto al Doctor Aranceta, estuvo José Manuel Villanueva, Director de Marketing y Ventas de los Laboratorios Heel, empresa dedicada a productos probióticos y prebióticos quien habló de las posibles soluciones tanto para prevenir como para curar efectos nocivos de los viajes en nuestra salud intestinal, y, por tanto, en nuestro bienestar general, como la llamada diarrea del viajero, el estreñimiento, los efectos del jet lag, las molestias digestivas por cambios en la alimentación y en los horarios de sueño o la somnolencia al volante, entre otros.

La Microbiota es el conjunto de microorganismos del tracto intestinal. El buen equilibro de las bacterias intestinales supone que tengamos una microbiota que funcione bien. De esta manera, ésta última tiene como función estimular el sistema inmune, que, además, puede influir en el equilibrio emocional y de salud mental.

Club Allard
LECLAB en Madrid.

En una situación cotidiana, sabemos que tenemos que cuidar la calidad de nuestra dieta con verduras, frutas, leche, pescados, proteínas en su justa medida, llevar una vida ordenada de horarios y no beber mucho alcohol, como premisas principales. Todo ello, además, puede ser mejorado con productos probióticos. Se trata de suplementos que son microorganismos vivos que ayudan a regular el intestino, preveer infecciones, y que están compuestos de complementos alimenticios de vitaminas (B, D, por ejemplo), minerales, bifidobacterias, lactobacilos, etc

Sopa de huevo y setas, dieta saludable, durante el almuerzo de la charla del Doctor Aranceta.

El problema de la salud intestinal puede recrudecerse, sin embargo, a la hora de viajar. La razón: los cambios en los horarios, en el tipo de alimentación al que no estamos acostumbrados (por ejemplo, si cambiamos a una dieta picante), el jet lag (sobre todo, en viajes transoceánicos), el stress de los preparativos…Cuando uno viaja, se rompen las costumbres “sanas” que realizamos habitualmente y nos desequilibramos al no estar en nuestro entorno.

Todos estos factores influyen en la salud de la macrobiota, pudiendo dar lugar a desequilibrios del reloj interno, como los problemas de motilidad intestinal (infecciones, diarreas-tomar, en este caso, arroz blanco, zanahoria y manzana-, estreñimiento…). En este sentido, el doctor Aranceta, en su charla, aprovechó para recomendar unas pautas saludables que eviten o, por lo menos, minimicen estos estragos en nuestro organismo. Por ejemplo, no cenar tarde, dormir suficientemente, no comer excesivamente y reducir las grasas, tomar poco alcohol, beber mucha agua (conveniente, agua embotellada en ciertos países) y tener una alimentación rica en fibra (frutas como el kiwi), en omega 3 y en vitaminas.

El pescado, ejemplo de alimento saludable, parte del menú ofrecido en LECLAB.

Así, evitaremos que las defensas puedan bajar. Si a pesar de ello, nuestra microbiota se “despista” y empieza a no funcionar como tiene acostumbrado, la solución pasa por tomar probióticos para arreglar el problema. También, cabe la opción, cuando sabemos que vamos a realizar un viaje, tomar algún probiótico de forma preventiva. Además de seguir unas pautas saludables en nuestros viajes, el objetivo de estos productos es ayudarnos a minimizar el impacto de nuestros desplazamientos. Por eso, es importante saber que existen productos probióticos como los de Heel. Estos laboratorios cuentan con soluciones que van desde Gasteel, que contribuye al equilibrio de la microbiota intestinal y el funcionamiento normal del sistema inmune, hasta Gasteel Plus, que además de lo anterior, protege frente al estrés oxidativo, pasando por Isoteel que rehidrata en procesos diarreicos o Bilacteel, fuente de fibra. Estos serían los esenciales tanto para la vida diaria como, sobre todo, para tener un viaje placentero, sin sobresaltos o, con soluciones efectivas.

Algunos productos probióticos que pueden resolvernos los problemas digestivos.

Está claro, que en un mundo donde los viajes se han globalizado, es necesario cuidar nuestra macrobiota para no tener sorpresas en nuestros periplos turísticos. El estudio de la macrobiota no deja de avanzar para intentar encontrar la óptima salud de nuestro organismo. Incluso, como nota curiosa, se están realizando estudios en viajes espaciales.

Acerca de Carmen Pineda

Carmen Pineda
Inquieta, rigurosa, sensible y amante de la cultura (sobre todo el cine), el turismo, la gastronomía y los viajes. Me gusta comunicar y escribir sobre mis experiencias y sobre el mundo en general.

La publicidad digital es nuestra principal fuente de ingresos, sin ella no podríamos seguir actualizando el contenido y no sería posible mantener este sitio. Por ello, te pedimos que nos apoyes y desactives tu BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para seguir navegando en nuestro sitio.

 

¡GRACIAS!