Inicio / Escuela de Turismo / ¿Y cuando llega la noche qué?: La Animación Turística Nocturna
Animación Turística Nocturna

¿Y cuando llega la noche qué?: La Animación Turística Nocturna

La noche es atrevida y pretenciosa, la noche tiene tanto para dar.
Andrés Calamaro

La noche se ha convertido en el contexto ideal utilizado para las historias de terror, además es asociada al peligro, debido a que cuando el hombre vivía en las cavernas, las fieras utilizaban la oscuridad para asecharlos y atacarlos, es usada en numerosas leyendas urbanas para citar la aparición de criaturas fantásticas, es también uno de esos  momentos propicios para los encuentros amorosos, para muchos la noche es  sinónimo de diversión, entretenimiento  y descanso.

Según numerosos expertos etimológicamente la palabra noche se deriva del latín Noctem o Nox, este término  nos  hace recordar que en la civilización egipcia ya existía una diosa de la noche llamada Nut. Noche, es una expresión utilizada  para enmarcar  el tiempo durante el cual (debido a la rotación de la tierra) una parte de la misma deja de recibir los rayos solares quedándose completamente a oscuras.

El tiempo de duración de la noche puede modificarse a lo largo del año, durante las estaciones de otoño e invierno las noches suelen tener una mayor duración; mientras que en el verano, suelen ser más cortas.

¿Qué implica la Animación Turística?

Son numerosos los gerentes, empresarios de hoteles, restaurantes y agencias de viajes, que por desconocer en qué consiste el trabajo realizado por el departamento de Animación Turística, presuponen que el mismo es solamente la realización de actividades lúdicas. No tienen en consideración que este incluye actividades socio-culturales, deportivas, familiares, para personas con capacidades diferentes, comunitarias,  infantiles, tercera edad, etc. Es más, muchos de estos directivos  han llegado a plantear que poseen en su establecimiento un servicio de animación turística cuando en realidad lo único que hacen es contratar a una persona para que trabaje con niño/as o que funcione como baby sitter, otros poseen el servicio de animación turística solamente en el folleto informativo o en la página web de la empresa, (como publicidad engañosa) para atraer a los turistas, pero en realidad no efectúan ninguna actividad recreativa, es decir poseen las instalaciones y materiales, pero no tienen un personal que organice y realice las diferentes actividades.

Animación Turística: un trabajo exigente

Están aquellos que opinan: “Animación Turística es un trabajo fácil, es hacer dos o tres ocurrencias y ya está”, pues el animador según ellos lo que hace es divertirse, he ahí una grave injusticia, los animadores turísticos, no organizan, planifican y realizan las actividades para satisfacer sus necesidades, sino para satisfacer las necesidades de los clientes, (reconocemos que existen animadores poco capacitados que han dado motivos para la existencia de tan errados e injustos comentarios) quien piense que la animación es un trabajo fácil, le comento que se equivoca, es un trabajo con muchas responsabilidades, tan profesional como el de un doctor o un psicólogo y exige que los animadores posean una preparación física y psicológica tan eficiente como la de un deportista de alto rendimiento. Si a esto le sumamos, el conocimiento de idiomas, habilidades deportivas, manuales, saber trabajar en equipo, conocer cómo tratar a los huéspedes para satisfacer sus intereses y necesidades de información, sociabilización y comunicación, por solo mencionar algunas cualidades, veremos que no es tan sencillo como algunos inexpertos piensan.

Recordemos que existen individuos poco capacitados que son contratados para este trabajo en temporadas altas y al poseer escasos conocimientos muchos dejan una muy mala imagen sobre lo que es profesionalmente la animación turística.

La Animación Turística Nocturna

Actividades nocturnas

Son muchísimas las personas que suelen viajar a diferentes destinos en busca de experiencias que tengan que ver con el entretenimiento y la sana diversión, ya hemos comentado en otras ocasiones que existe: la animación deportiva, socio cultural, infantil, de parejas, familiares, para personas con capacidades diferentes, con la comunidad, etc., pero en este articulo no me voy a referir a esa parte del trabajo de los animadores a quienes considero arquitectos de la felicidad y embajadores culturales de la región, abordaré una de las secciones para mi, más significativas del día turístico, la llegada de la noche y la importancia de poseer actividades nocturnas orientadas a la diversión familiar.

Aprovechar el Tiempo Libre

Un establecimiento turístico-hotelero que posea un equipo profesional de animadores turísticos y un programa de actividades recreativas con horarios accesibles para los clientes en las tres secciones del día (mañana, tarde y noche) les permitirá a los huéspedes planificarse, para aprovechar de forma sana y sin obligaciones su tiempo libre, convirtiéndose así el establecimiento en un sitio a donde el huésped deseara regresar siempre.

Estoy seguro que muchos de los que ahora leen este artículo no tienen ni la más mínima idea de cuántos clientes pierde su comunidad por año, debido al simple hecho de caer en el síndrome turístico-hotelero de ofrecer sólo actividades recreativas diurnas, olvidando tener en la noche atractivas opciones para los turistas.

La escases de actividades nocturnas es un flagelo que golpea a numerosos lugares turísticos (pues muchos clientes terminan visitando esa región solo para dormir y seguir viaje a otro destino) y existen regiones donde aún se está haciendo muy poco y nada por revertir esto.

Normalmente lo que ofrecen multitudinarios destinos como diversión nocturna son las salidas a pubs, casinos, cines, teatros y cenas, cuando se puede hacer mucho más con sólo poseer un equipo profesional de animadores en los establecimientos hoteleros. Por eso opino que es un compromiso moral y profesional comentar en este articulo lo referente a la falta de actividades en esta sección del día turístico, así quienes se interesan por un desarrollo equilibrado y justo de este sector, comenzarán a buscar soluciones para sus regiones, que se convertirán en variadas y atractivas opciones recreativas para la noche.

Creatividad

Decíamos que con el advenimiento de la noche en hoteles sin animación, se vive un momento desaprovechado.

En primer lugar, nótese que éste es el instante en que más del 70% de los huéspedes se encuentra en el establecimiento, bañándose, cenando, disfrutando de un trago, etc.

Piensen qué ocurre si durante la cena en el restaurant del hotel, ponemos a actuar en vivo un saxofonista, violinistas, guitarrista, o un cuarteto vocal con artistas de la zona proporcionando así un ambiente familiar, cálido, agradable y acogedor. ¿Cómo cree usted que se sentirían los huéspedes?

Si bien eso es parte de la Animación Turística Nocturna, no lo es todo. Es necesario que el turista tenga alguna actividad donde participe para pasarla bien, en la que pueda divertirse, sociabilizarse y comunicarse con los demás huéspedes después de la cena. En este lapso se dispone de un gran tiempo libre por parte de los clientes y con un poco de creatividad se podría aprovechar las ventajas competitivas del establecimiento turístico, dinamizándolo económicamente al ofrecer en este horario una buena propuesta de actividades nocturnas que cautiven a los huéspedes y permitan fidelizarlos. Los clientes percibirán esta propuesta como un valor agregado, no sirve que el cliente tan sólo consuma su cena y se marche del local.

Final con alegría

Los animadores son capaces de convertir la noche en una verdadera fiesta, si no pregúntele a cualquier persona que haya estado en hoteles, camping, cruceros, etc., y el lugar posea un equipo profesional brindando este divertido servicio, ¿Qué representó ese instante del día para ellos?

La Animación Turística Nocturna hace que el cliente cierre con alegría el final de una jornada vivida intensamente por todos los integrantes de su grupo familiar o de relaciones, donde cada uno encontró respuesta a sus intereses y anhelos. Si a esto le sumamos la participación de ellos en estas actividades, no como simples espectadores, sino como actores, es una experiencia que jamás olvidarán.

Cuando el cliente participa en las actividades se fomentan asociaciones internas y/o externas entre clientes – clientes, clientes – trabajadores -animadores, lo cual permitirá que el huésped después realice un marketing positivo sobre el lugar al contar las experiencias vividas que lo relacionarán con momentos especiales, disfrutados en las actividades de animación o lo sube a sus redes sociales insistiendo para que sus conocidos y amigos vivan la misma divertida y agradable experiencia.

Con esta propuesta de actividades nocturnas los animadores transportan a los huéspedes hasta los tesoros culturales, históricos, naturales, estéticos, humanos que cada región conserva celosamente y por lo cual sienten orgullo pues forma parte de su identidad. Así tienen la oportunidad de valorar el profesionalismo de un animador, el cual es capaz durante el día de jugar al fútbol, voley de playa, organizar una bicicleteada, hacer una clase de yoga, etc., para después en la noche cerrar el día sorprendiéndolos a todos con un espectáculo bien profesional, donde reina la alegría, la comunicación, sociabilización y un ambiente de pura diversión

¿Y cuando llega la noche..?

He podido observar que con la llegada de la noche en muchas ciudades y poblaciones turísticas la única alternativa que tienen los visitantes que están en establecimientos sin animación turística, es salir a caminar por la calle o avenida principal, alguna peatonal, o ir al casino en los lugares donde el juego es permitido; pero si los clientes van a permanecer en la zona varios días, en uno o dos paseos ya conocerán toda la opción que les puede brindar la caminata nocturna por el centro de la localidad donde están hospedados, entonces qué hacer las noches restantes, para combatir el aburrimiento, o qué hacer si las condiciones climáticas son desfavorables y no pueden salir del establecimiento turístico a la noche, o si se trata de una familia con dos niños.

Hemos observado como los padres se turnan para realizar actividades y muchos saben que cuando llega la noche el no poseer opciones de animación turística para sus hijos se convierte en todo un problema, por ello en incontables ocasiones los padres no saben qué hacer, insisto en que, durante el día es fácil que el cliente encuentre un sinnúmero de actividades para realizar, pero cuando llega la noche ¿qué?…

En los establecimientos con animación turística las actividades orientadas a los más pequeños cuentan con un grupo de profesionales que se encargan de planificarles entretenidas y divertidas jornadas, por lo cual cuentan con entretenimiento asegurado durante todas sus vacaciones.

1. Vincular a los huéspedes

Pretendemos llamar la atención de instituciones turísticas y hoteleras ubicadas céntricamente en diversas ciudades las cuales erróneamente presuponen que como existe variedad de opciones fuera del hotel, no es necesaria la presencia de un equipo de animación turística profesional en el mismo, pero no olvidemos que existen innumerables personas que a la noche, no están interesadas en el excitante y extravagante movimiento de vida nocturna que conlleva a un excesivo e incontrolado consumo de alcohol, prefieren disfrutar de una actividad divertida y entretenida con sus familiares, en el establecimiento donde se hayan  hospedados en lugar de salir, por ello es necesario elaborar un programa de actividades nocturnas que vincule a los huéspedes y la comunidad, las mismas deben responder a los intereses y necesidades de los huéspedes, ser motivadoras y debidamente pensadas para todas las edades y gustos por un equipo profesional atendiendo a los objetivos que se desean lograr, donde cada detalle sea concebido para que se viva una experiencia única e inolvidable plena de alegría y diversión.

2. Diseñar una velada

Para diseñar una velada que después a los clientes les parezca ingeniosa los animadores deberán realizar un análisis previo de lo que anhelan ofrecer, teniendo en consideración los gustos y necesidades de los clientes, la infraestructura que posee el establecimiento, es decir el lugar donde se trabajará a la noche, la cantidad de animadores con que cuenta la institución, el saber cuántas personas están hospedadas en la entidad, sexos, edades, nacionalidades, niños, tercera edad, etc. Sin dudas, todos estos datos permitirán elaborar  una excelente propuesta recreativa para sorprender a los huéspedes durante la noche.

Algunos ejemplo de actividades de Animación Turística Nocturna son:

  • Karaoke
  • Happy hour
  • Noches de cine
  • Noches de discoteca
  • Show
  • Espectáculos en vivo con artistas locales
  • Noches de participación
  • Noches temáticas (pirata, oeste, romana)
  • Desfiles de moda
  • Contratación de grupos Folklóricos, teatros locales, etc., eso permite que descanse el animador esa noche.
  • Bingo
  • Caminata nocturna por la playa
  • Talent shows
  • Etc.

3. Comprender el cambio

Las mejores iniciativas que se realicen para desarrollar actividades de animación nocturna deben estar fundamentadas en la comprensión del auténtico cambio que se pretende llevar a través de las mismas al cliente. Con estas actividades se debe fomentar la transmisión de emociones y sensaciones positivas pues los clientes toman en consideración ciertos aspectos para valorar opciones de regresar o no a un lugar de vacaciones. Entre ellas tenemos: El precio comparado con el de la competencia, calidad en los servicios recibidos, valor agregado, novedades positivas y cómo fue su estadía en la región visitada. Todos estos matices si son vistos positivamente harán que el cliente regrese contribuyendo de ese modo a su fidelización

Un elemento fundamental es detectar los atributos que el huésped considera como principales para organizar y programar acciones nocturnas que mejoren la percepción de los aspectos  más críticos. Y sorprenderlos con cosas agradables, de las cuales ellos no imaginan que podrían disfrutar. Por ejemplo, si los huéspedes consideran vital la limpieza de la habitación del hotel. La habitación tiene que estar limpia y además parecerlo. Es decir, no sólo tiene que estar limpia sino oler a limpia, sucede lo mismo con las actividades de animación nocturna. No es sólo proponerlas, debemos poseer actividades que permitan al huésped no tan sólo divertirse, sino participar todos con su familia y que se lleven un grato recuerdo, las mismas deben poseer una gran calidad y profesionalismo.

Algunos aspectos que deben tener presente los animadores al realizar las actividades de animación turística nocturna son:

  • Ser puntual, la actividad debe comenzar y terminar en el horario previsto.
  • Prever el ritmo y secuencia de las tareas a realizar en función de las capacidades físicas de los participantes, la infraestructura del lugar y materiales con que se cuenta.
  • Tener presente que son actividades para que se diviertan todos los clientes (incluso los que participan) no para ridiculizarlos.
  • Que los clientes participen más como actores que como observadores.
  • Que exista participación colectiva.
  • Recordar que las actividades deben estar diseñadas para satisfacer las necesidades de los huéspedes no las de los animadores.
  • No repetir la participación de los mismos clientes cada noche, (por mas amistad que exista, y aunque los demás se nieguen a salir) ser creativo, conseguir edades, sexos y nacionalidades diferentes.
  • No arriesgarse a llevar clientes hacia el escenario si aún no se ha creado un clima propicio para ello.
  • Se deben poseer siempre materiales de reserva preparados por si se rompe alguno de los que se está utilizando.
  • Realizar actividades que permitan promocionar los atractivos turísticos de la zona, así como sus atractivos culturales (entregar como premios: vinos regionales, música, paseos, etc).

Las actividades de animación turística nocturna deben ofrecerle a los huéspedes una opción única de pasarla bien, donde simultáneamente se agrupen en la propuesta, diversión, cultura, emociones, sabores y sobre todo, la oportunidad de pasar hermosas horas de placer junto a la familia.

Quienes ya lo han experimentado saben que son momentos únicos como para volver a vivirlos, transforman profundamente nuestras vacaciones a la vez que nos comprometemos y aprendemos sobre la región visitada. Entonces basta de caminatas nocturnas por el centro, o que nuestra región sólo sea para que los huéspedes vengan a dormir o embriagarse, ofrezcámosle algo bien nuestro y novedoso, que los cautive y deseen estar más de tres noches en nuestra región y por supuesto estén pensando en regresar con amigos.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Pedro Pablo Abreu Hernández

Pedro Pablo Abreu Hernández
Profesor de Recreación y Animación Turística en: Cuba, Brasil, Ecuador y Argentina. Asesor y Consultor de Redes Hoteleras Internacionales (Sol-Meliá, Accor, DallOnder, entre otras). Soy una persona interactiva, extrovertida, que gusta del baile, la música, hacer amigos y sobre todo sonreír, no uso las redes sociales no me llaman la atención, es que casi no me alcanza el tiempo para dedicarlo a las redes sociales, mis abuelos fueron felices sin las redes sociales, eran otros tiempo pero demuestra que se puede vivir sin estar conectado a ellas todo el día. E-mail: [email protected]