Inicio / Cultura y turismo / Ancón y el Copey, símbolos de la extracción petrolera del Ecuador
Ancón, Ecuador
Ancón, Ecuador. Créditos: IG/cedenocse

Ancón y el Copey, símbolos de la extracción petrolera del Ecuador

[Síguenos en Hablemos de Turismo para recibir nuestras publicaciones más recientes en redes sociales]

Ancón construye su historia gracias a los recuerdos de sus habitantes, protagonistas legítimos e inagotables del progreso del Ecuador; esta fue la primera ciudad petrolera del país, la cual hasta la actualidad mantiene la estructura del campamento minero de inicios del  siglo XX  con influencia inglesa, visible en las tipologías arquitectónicas de sus edificaciones.

La palabra Ancón proviene del latín ōnis que significa codo, ángulo. Se encuentra en una ensenada pequeña que se puede fondear (detener una embarcación a través de anclas). Hay acantilados donde se puede tener una vista panorámica de las playas de Ancón y parte de Anconcito. 

La ensenada de Ancón está ubicada en la punta de Santa Elena, a 563 pies sobre el nivel del mar, frente al océano Pacífico. Así aparecía en los mapas anteriores a 1911. La actual parroquia del mismo nombre está formada por un centro urbano, las comunas El Tambo y Prosperidad, así como los recintos de San Francisco y San Joaquín, a 163 km de Guayaquil. Ancón cuenta con una población de 5,631 habitantes, según el censo de 2010. (Hidalgo, 2016)

El copey (alquitrán o petróleo) conocido por los antiguos aborígenes de Santa Elena como copé o copey ya era usado por los nativos de la costa del país antes de la llegada de los españoles para iluminar las noches y curar heridas; según la historiadora Jenny Estrada, era ampliamente utilizado desde tiempos inmemoriales por su impermeabilidad y tuvo gran demanda durante la época de la Colonia para calafatear (cerrar las junturas de las maderas con estopa y brea) las embarcaciones. 

Durante la presidencia de Gabriel García Moreno en 1870 fue quien ordenó las primeras investigaciones científicas del petróleo e importó la primera maquinaria para la explotación petrolera. El 5 de noviembre del 1911 se perfora el primer pozo petrolero con medios mecánicos industriales, llamado Ancón 001, y así se inicia la explotación industrial de petróleo en el Ecuador.

Ancón se constituyó como campamento minero y con el establecimiento de la compañía Anglo Ecuadorian Oilfields Ltd, los ingleses planificaron la construcción del campamento e influyeron en diversos aspectos de la vida social de Ancón. En la actualidad aún conserva en buen estado la mayoría de las edificaciones establecidas por los ingleses durante la época de la extracción petrolera, entre las viviendas observamos los antiguos balancines de los pozos, las tuberías y los grandes tanques nos acompañan hasta llegar a la cabecera parroquial de Ancón, ahí también podemos deleitarnos con el modelo de la arquitectura inglesa victoriana, la iglesia principal San José de Ancón.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural del Ecuador (INPC), el Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Gobierno Autónomo Descentralizado Parroquial de San José de Ancón hicieron posible la Declaratoria como Patrimonio Cultural del Estado del Asentamiento Urbano, Arquitectónico e Industrial de Ancón, el 5 de noviembre del 2011 en la conmemoración de los 100 años de la extracción petrolera en territorio ecuatoriano. 

Ancón posee una riqueza simbólica e histórica del Ecuador, su declaratoria como ciudad patrimonial es fundamental para el desarrollo de nuevos proyectos tanto culturales y turísticos que fortalezcan y ayuden a precautelar sus identidad; la denominada Ruta del Copey es un proyecto que debe ser potencializado dentro de los organismos competentes, así como la participación activa de la comunidad y de la academia.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Edson Larrea Sánchez

Edson Larrea Sánchez
Consultor turístico de la Agencia de Promoción y Desarrollo de Destinos Turistiqueros. Maestría en Gestión de Empresas Turísticas. Coordinador de la Carrera de Hotelería y Turismo del Instituto Tecnológico Superior Vicente Rocafuerte y en la actualidad Presidente de la Asociación de Profesionales de Turismo y Hotelería del Ecuador.