Inicio / Blog de Viajes / 9 tips para salir de viaje este 2019
9 tips para salir de viaje este 2019

9 tips para salir de viaje este 2019

Iniciamos un nuevo año y es hora de regresar a las actividades habituales de nuestra semana y sí, hay que admitir que dejar atrás esos increíbles días puede ser un poco difícil pero nunca imposible.

A diario miro la ventana que se encuentra al lado de mi escritorio y del otro lado mi hermosa orquídea que me acompaña cuando me siento un tanto sola en el trabajo y al mirar ambos puedo notar algo que me gustaría y probablemente realice en los próximos meses: VIAJAR, esto se debe a que cuando veo esa pequeña vista de la ciudad, me doy cuenta que hay lugares que me moriría por conocer y cuando veo al otro lado veo todos los hermosos lugares con sus increíbles contrastes que me gustaría admirar y por supuesto fotografiar, para no olvidar los detalles; y después de perderme en mi pequeño universo, regreso a la realidad.

Una que realmente no es mala, me encanta mi trabajo y lo que hago diariamente, pero debo admitir que la libertad de la mayoría puede verse un poco reducida si es que no tenemos esa maravillosa palabra que todos esperamos: “las Vacaciones” y sí, puede volverse un poco cansado ser parte del mundo laboral e incluso el escolar. 

Siempre he pensado en ver todo de manera positiva, por ello te comparto mis tips para poder realizar el viaje o los viajes que tanto deseas antes de que termine este año:

1. ¿Qué es lo que quiero?, ¿A dónde quiero ir?

Siempre me ha gustado buscar información de cualquier destino para poderme dar una idea de lo que puedo observar y con ello compararlo con lo que tengo en mente: por ejemplo, si busco relajación completa por el nivel de estrés de mi vida cotidiana, me gustaría buscar un pequeño paraíso que me aleje de todo ello sin dejar de disfrutas increíbles vistas; o si actualmente estoy buscando aventurarme, necesito un lugar que pueda ponerme a prueba, es decir, saber qué me gustaría conocer o lo que quiero, me ayuda a reducir en gran número los lugares que podrían ser los destinos ideales para mis vacaciones o fin de semana y también en aquello que probablemente estés pensando pueda tomar una forma para ser una completa realidad.

2. Investigar el destino

Una vez que ya respondiste a lo anterior lo que sigue es investigar, y siempre es importante conocer “a dónde vamos”, porque con ello puedes hacer la proyección de si tu elección es la correcta o necesita un cambio; esto puede tardar de uno a varios días, ya que depende de tu tiempo y las ganas que tengas de investigarlo, porque yo puedo demorar varios días ya que me gusta saber desde el por qué del nombre, hasta los lugares más recomendados a visitar.

3. Haz una lista con todo lo que investigues

Las listas se han convertido en los últimos dos años en mis mejores amigas, debido a que con ellas empiezo por los pequeños detalles hasta los más grandes y me ayudan a tomar una buena decisión.

En un destino turístico sabemos que habrá más de un lugar por visitar, pero como mencioné anteriormente, todo deriva de nuestro tiempo; algunas personas podrán ir por un fin de semana, una semana o incluso mayor, por ello nuestras actividades pueden ser diferentes. En mi caso aproximadamente sería un fin de semana, por lo cual he seleccionado las que mayor capten mi atención y se apeguen a mis gustos para poderlos disfrutar al máximo y no dejar a un lado las demás, ya que siempre que me ha pasado esto, por ello me gusta dejar escrita en mi pequeña libreta que siempre está conmigo, la promesa de volver a los lugares que me quedaron pendientes.

4. Actividades que te gustaría realizar

Una vez que ya tienes las actividades que te gustarían realizar, debes comprobar cuánto tiempo te gustaría invertir en cada una de ellas, para que tengas el mejor de los resultados.

Ciertamente debo decir que siempre quiero abarcar todas las actividades recomendadas o las que me interesaría practicar, pero debemos ser conscientes que no siempre podemos hacerlo, por lo cual por decir un ejemplo, supongamos que estás de visita en la maravillosa Ciudad de México, y estarás durante tres días, puedes dividirla en el primer día de descanso, segundo, actividades culturales e históricas y el tercero libre.

Lo importante es cómo lo acoples a tus horarios y claro a tu presupuesto, del cual hablaremos más adelante.

5. Las mejores temporadas para visitarlas

Una vez que ya sabes a dónde quieres ir, qué actividades te gustaría realizar y cuánto tiempo vas a estar en él, es hora de revisar las mejores temporadas para visitarlo y si pueden ser altas o bajas: que sabemos ambas se manejan en relación de costos, pero eso lo veremos más adelante. Dependiendo el destino elegido manejan temporadas especiales para que puedas ver los espectáculos de la naturaleza, como lo es por ejemplo en Tlaxcala las fechas en donde puedes visitar el Santuario de las Luciérnagas es en el mes de Junio al mes de Agosto. Esto toma como beneficio para ti, ya que si decides acudir al Santuario en el mes de Diciembre esta visita no estaría disponible durante tu viaje y tendrías que seguir tu camino.

6. ¿Viajar con o sin compañía?

He tenido la fortuna de hacerlo de ambas maneras, creo que esto dependerá totalmente de ti, pero si hay algo que he padecido durante los últimos años, cuando ingrese al mundo laboral, es que cada vez es más difícil adaptar mi agenda con las de mis compañeros de viaje. En algunas ocasiones ellos no pueden salir esos días de la ciudad o tal vez estén ya fuera de la ciudad para esas fechas por otros compromisos; y podría enumerarte más y más, que lo admito, en ocasiones me han quitado la intención de viajar y posponerlo en numerosas ocasiones.

No siempre podrán viajar juntos (sean pareja, amigos o familiares) pero cuando por fin logren esa coordinación perfecta, sabrán que los destinos que no visitaron juntos sólo es una meta para una reunión en un futuro, y si descubren la fórmula secreta no tendrán nunca que volver a sentirse como extraños.

7. Presupuesto real vs. el ideal

La mejor parte de nuestro camino es el presupuesto que necesitarás. Una vez que hiciste todo lo anterior es hora de que empiece a cobrar vida tu planeación y pasar al siguiente paso, por ello te presentamos lo siguiente:

  • Presupuesto real: Sin más por detallar se le conoce como aquel al cual tienes acceso de una manera semanal, quincenal o mensual; esto es de suma importancia porque todos tenemos gastos, cumplimos actividades que pueden llegar a estar involucradas con efectivo ya sean traslados, comidas, etcétera y por ello se realizó la recomendación de revisar primeramente el destino, actividades y las temporadas perfectas para visitarlas, ya que si manejas un balance ideal entre todas ellas, podrás fácilmente disfrutarlas sin sacrificar a la otra.
  • Presupuesto ideal: Es aquel que todos quisiéramos tener, de ahí se deriva el término ideal, el cual engloba que no es físico ni real; lo importante de esto es que no busques gastar o utilizar efectivo que tal vez no tengas por el momento: las tarjetas de crédito son un gran aliado, pero debemos tener la consciencia que al regresar ese saldo no se liquidará solo.

Aquí me gustaría confesarte uno de mis secretos: “ahorrar”, y sí, admito que al principio fue difícil desprenderme de cosas o salidas las cuales veía necesarias, pero ahora veo más a futuro y siempre me gusta dejar una cantidad de reserva por si la necesito para cosas importantes. Ahora traducido en estos tips, si manejas un ahorro, puedes utilizarlo si ves alguna oferta de vuelos o paquetes a destinos, todo depende de ti; y si te gustaría empezar, es bueno comenzar con montos pequeños, así te das la oportunidad de acostumbrarte, y cuando menos lo esperes será sencillo.

8. Organizar

Mi segunda parte favorita es donde ya tienes todo listo y ya puedes comenzar a disfrutar y sentir esa sensación que provoca al salir de viaje, una sensación que te genera insomnio por esperar que ya sea la hora de salir al aeropuerto o a la central de autobuses.

La organización la puedes realizar tu mismo sacando precios, costos, y el extra para cualquier tipo de artesanía o souvenir que valga la pena comprar. Esta parte por lo regular a mi me gusta hacerla, pero sé que no a todos les parecerá lo adecuado o incluso resulta un tanto estresante, por ello también puedes recurrir a agencias de viajes o en algunos casos hay grupos que generan viajes en los cuales podrías aplicar.

9. Viaja y repite

Mi parte favorita es la esperada fecha del viaje, aquella en donde debemos admitir, un día antes preparamos nuevamente nuestras pertenencias, y sí, esa alarma que nos indica que ha llegado el día. Creo que es una de las mejores sensaciones, pero no se compara cuando por fin cumpliste aquello que planeaste y tal vez deseaste por mucho tiempo.

El tiempo es relativo y como dicen, es algo invaluable que no puede regresar, pero sí puede inmortalizarse tal vez con una fotografía o dejándolo en lo más profundo de tus recuerdos que estarán ahí para ti cuando más los necesites.

Actualmente siento que me encuentro en la posición número 9, esperando la fecha de mi primer viaje del presente año el cual sirvió de inspiración para este artículo, y solo cuento los días para poder aprovechar y disfrutar lo bello que es México.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Elizabeth Tonche Reyna

Elizabeth Tonche Reyna
Próxima egresada en Relaciones Internacionales con acentuación en Turismo. Amante de esta forma de vida, positiva y optimista.