Inicio / Artículos de España y Europa / 4 islas donde hacer senderismo en Canarias
Isla
Imagen únicamente ilustrativa.

4 islas donde hacer senderismo en Canarias

En todas y cada una de las islas que forman el archipiélago de las Islas Canarias podemos disfrutar de una red interminable de senderos para poder realizar senderismo que, a priori, puede parecer tan diferenciada del típico turismo de sol y playa, por lo que es famosa esta región española.

Desde los frondosos bosques de La Palma hasta el paraje desértico de Timanfaya, una multitud de opciones se abren a nuestros pies. Sube a más de 2,000 metros de altura empezando desde el mismísimo nivel del mar o recorre plácidamente senderos llanos atravesando selvas.

Estos son algunos de los mejores senderos que podemos hacer en nuestra visita:

Isla Fuerteventura

Fuerteventura es mucho más que un pequeño paraíso en la tierra de aguas turquesas y playas de arena blanca. En los últimos años el senderismo en Fuerteventura se ha visto potenciado por el turismo y ha conseguido crear una red de 255 kilómetros de pistas y senderos por las que se puede recorrer de punta a punta la isla.

Pese a no tener picos de la altura de sus vecinas Tenerife o La Palma, en Fuerteventura podemos encontrar una inmensa variedad de senderos perfectamente señalizados por los que pasar desde los 0 metros de altitud hasta los 300 del Volcán Calderón (desde arriba tendremos unas vistas impresionantes de la cercana Isla de Lobos) o los mucho más respetables 800 del pico de la Zarza. Lugar desde el que divisar la isla en su totalidad o los cercanos Barranco del Valle de Butihondo o el famoso Arco de Cofete.

En definitiva, las islas Canarias demuestran ser un destino que ofrece mucho más que simplemente ser un paraíso de playa y mar. Aunque esto, de por sí, ya sea suficiente.

Isla La Gomera

En esta isla, alejada del foco de la cercana Tenerife, encontramos uno de los Parque Nacionales más especiales de España. Un inmenso bosque de laurisilva que prácticamente sigue conservado igual que hace millones de años y que nos muestra pistas sobre cómo fueron algunos lugares en La Tierra hace millones de años.

Los árboles y plantas crecen en cualquier lugar y adquieren mil formas y tamaños diferentes gracias a la permanente humedad que reina en el ambiente. Aquí el rey es el musgo, que crece y tapiza todo el recorrido allá por donde pisemos. Es posible visitarlo por libre o también en algunas de las múltiples excursiones organizadas que se organizan a diario.

Existen 18 rutas señalizadas con varios niveles de dificultad.

Isla La Palma

La isla más occidental del archipiélago y tal vez también la más olvidada, alberga uno de los conos volcánicos más grandes de Europa. La caldera de Taburiente, con sus 1,500 metros de profundidad y 10 kilómetros de diámetro es un paraíso para los amantes de la montaña.

Lo más usual es recorrer el sendero GR-131 que nos permite recorrer la práctica totalidad del perímetro de este volcán dormido en el que podremos encontrar especies de flora únicas en el mundo. Unas vistas increíbles desde cualquiera de sus miradores (bien sea mirando hacia el fondo del valle que crea la caldera o hacia arriba, al lejano Roque de los Muchachos y sus 1,423 metros sobre el nivel del mar) hacen de la larga ruta una delicia para los sentidos.

Allí en lo alto se encuentra el Gran Telescopio de Canarias, un proyecto español de tecnología punta que ayuda a descubrir algunos de los secretos de nuestro universo.

Aunque hay varias rutas para hacer, la más recomendada es la circular. Para hacerlo, lo mejor es contratar los servicios de una empresa turística que nos acerque en coche a la salida y nos pase a recoger después al final de la caminata.

Isla Tenerife

Y si de senderismo y trekking hablamos, ¿cómo no hacerlo en el pico más alto de España? El famoso volcán del Teide, ubicado en el Parque Nacional con su mismo nombre en la Isla de Tenerife: es uno de los 3 volcanes con más altitud de la tierra. Para acceder a él podemos optar por dos opciones.

  1. Una cómoda visita y paseo utilizando el famoso teleférico que nos llevará hasta los 3,555 metros de altitud. Para acceder desde este punto a la cima del pico es imprescindible contar con un permiso previo que deberemos solicitar.
  2. La otra opción más aventurera es hacer el ascenso enteramente a pie desde la base del volcán. Un camino con tramos duros (no olvidemos que nos encontraremos en alta montaña) en el que podremos descansar haciendo noche en el refugio de Altavista. Una vez descansados, podemos hacer el ataque final al pico donde observaremos unas vistas excepcionales sobre el Atlántico además de poder divisar algunas de las islas más cercanas.

Personas han comentado

Acerca de Entorno Turístico Staff

Somos una plataforma digital que brinda información del amplio mundo del Turismo. Teniendo como base México, actualmente llegamos a todos los países de Latinoamérica; además España y Estados Unidos. Síguenos en nuestras redes sociales.