Inicio / Hablemos de turismo / 10 hábitos que te permitirán escalar puestos hasta ser director o gerente de hotel
hábitos que te permitirán escalar puestos en hotelería

10 hábitos que te permitirán escalar puestos hasta ser director o gerente de hotel

¿Ya te graduaste y vas a comenzar a trabajar? Lo normal cuando comienzas tu vida profesional dentro del sector turismo, es que vayas y busques oportunidad en un hotel, y todavía más normal (si es que tienes una licenciatura que te respalde y un segundo idioma), es que esa oportunidad te la den de recepcionista.

Ahora bien, seguramente tomarás el puesto, pero te mentalizarás a ti mismo (o misma) que tu objetivo es no durar mucho ahí, escalar puestos muy pronto y lograr ser director o gerente de ese hotel.

La oportunidad puede tardar mucho o poco,  se puede presentar en cualquier momento y se puede dar bajo cualquier circunstancia, por ejemplo: alguien fue dado de baja, alguien tuvo que abandonar su puesto o es necesario ampliar la baraja de opciones en un departamento, etc.

Notas relacionadas: 

Sin embargo, independientemente del motivo, tus acciones tienen que hablar por ti y todo el tiempo debes demostrar que tú eres la persona indicada para ocupar el puesto que ha quedado libre. Para ello, te recomendamos 10 hábitos que invariablemente te llevarán a escalar puestos en un hotel:

1. Ser puntual y no faltar

La puntualidad es un deber para cualquiera de las facetas de nuestra vida. Aunque para muchos podría ser considerado una virtud, la puntualidad y también la asistencia, no sólo ayuda a crear una buena imagen de responsabilidad y compromiso de nosotros con nuestro trabajo, también ayuda a mantener la convivencia sana con nuestro equipo de trabajo. En el caso de recepción, ¿Quién no preferiría entregar turno a un compañero que llega a tiempo o asiste siempre y ayuda a evitar que dobles turno? o ¿Cuál jefe consideraría subir de puesto a aquel trabajador que constantemente pierde su bono de puntualidad o recibe quejas de los demás por su impuntualidad?

2. Ser Proactivo

Una vez que tenemos dominado nuestro puesto, la práctica nos permite tener tiempos libres, ¿Por qué no utilizarlo para comenzar tareas que sabemos que el área necesita, antes de que nuestro superior lo solicite? Anticiparnos a las necesidades de nuestra área de trabajo nos pone en la mira de nuestro superior como alguien comprometido, alguien de confianza y alguien listo para dejar de recibir órdenes.

3. Aportar con nuevas ideas

Utiliza las áreas de oportunidad a tu favor, los recepcionistas siempre serán los primeros en enterarse de la mayoría de las situaciones que requieren atención para mejora del hotel. Utiliza la información que recibes de primera mano para sugerir procesos o acciones que ayuden a tus superiores a mejorar la situación. Aportar con nuevas ideas demostrara la atención y compromiso que tienes por las mejoras en tu área.

4. Trabajo en equipo

Aunque en ocasiones sea difícil llevar una buena relación con todos tus compañeros, tener un ambiente laboral sano siempre ayudará de manera positiva a equilibrar las cargas de trabajo. A tus superiores les agradará saber que como líder puedes mantener un ambiente sano que ayude a mejorar las prácticas en el área y motive a los demás a desempeñar bien su trabajo.

5. Disposición (apoyar otros turnos o áreas)

Nuestros superiores siempre buscarán acercarse al empleado con mejor actitud, la disposición de apoyar en momentos de crisis será una de las formas de hacernos presentes con ellos. Así que la próxima vez que tu relevo se enferme o tenga una emergencia y deba ausentarse, tu disposición por apoyarle a relevarlo no sólo te otorgará el apoyo futuro del compañero en necesidad, también tu jefe reconocerá tu disposición por apoyar y aportar al trabajo en equipo.

6. Imagen

En cualquier empresa, pero principalmente en la hotelería, la imagen es muy importante. La presentación no sosó sirve para que el husped se sienta cómodo, también te ayudará a tener mejor estado de ánimo.

Recuerda: “tus superiores buscarán la mejor carta de presentación para el hotel”.

7. Actitud de servicio (clientes y jefes)

Esta será una de tus cartas más fuertes para salir de recepción y subir de puesto; el interés y la disposición por servir de manera positiva a tus clientes y jefes te dará acceso directo a su confianza. Una vez que tienes esta actitud, no debe sorprenderte al escuchar a los demás decirte que esperaban que iniciara tu turno para que puedas apoyarlos y las felicitaciones de tus jefes por tu buen desempeño se volverán algo común de ti.

8. Inteligencia emocional

¿Quién no se ha topado con un huésped molesto por todo? Aquellos que buscan culparte y exigirte una solución inmediata. Aunque pasemos por este tipo de situaciones estresantes y que nos ponen al borde de nuestras emociones, no solo con huéspedes también con nuestros jefes y compañeros, es necesario percibir la situación en la que estamos y regular nuestras reacciones, no tomarlo personal y simplemente mantener la calma.

Definitivamente no seremos considerados para un ascenso si creemos que podemos manejar una situación alzando la voz, provocando y no controlando nuestras emociones ante una situación difícil.

9. Tener la camiseta puesta

Ese sentido de pertenencia y orgullo por el lugar donde trabajas no sólo aporta a la imagen que proyectas de la empresa, esta disposición te ayudará a realizar tus labores con mayor responsabilidad y compromiso. Tu jefe estará a favor de otorgar mayores responsabilidades a alguien que ve en pro de la empresa.

10. Objetivos claros

Alguien sin objetivos claros rara vez podrá desarrollar las acciones que antes te mencionamos, es probable que tengas otras prioridades o incluso que no estés del todo convencido con el hotel para el que laboras, si es así, será difícil que tus superiores te tomen en cuenta cuando no tienes claridad ante el compromiso que tienes con tu empleo.

Una vez que hayas logrado poner en práctica estos hábitos que te sugerimos, será cuestión de tiempo para que la oportunidad se presente y tus superiores prefieran apostar por un empleado que conocen y en el que confían, antes que arriesgarse con un nuevo elemento.

No olvides hacerle saber a tus superiores tu interés por avanzar en tu carrera profesional, prepárate en tus ratos libres para ser un mejor elemento, estudiando un idioma adicional o curso que te permita mejorar tu desempeño.

Una vez que logres tu ascenso no te conformes, mantén tus prácticas positivas de trabajo y siempre encontrarás un mejor puesto.

Libro recomendado

Libro las máximas de la hotelería

Las Máximas de las Hotelería: Un Cuento De Hoteleros, No Sólo Para Hoteleros…

Compártelo con tus amigos

Acerca de Samanta Saraí Gonzalez Garcia

Samanta Saraí Gonzalez Garcia
Licenciada en Turismo con experiencia en hotelería y servicio al cliente. Curiosa por el turismo y comprometida en ayudar a mis colegas a ser la mejor versión de sí mismos. Actualmente soy parte del equipo de ventas y reservaciones del Hotel European Life Style en Zapopan, Jalisco.