Inicio / Hoteles / Svart, el hotel más sustentable del mundo
SVART hotel 4
Hotel Svart.

Svart, el hotel más sustentable del mundo

En la actualidad, los proyectos turísticos con enfoque medio ambiental son cada vez más numerosos y ambiciosos. Entre ellos destaca Svart, posiblemente el hotel más sustentable del mundo. Aquí te contamos sobre él.

Svart está ubicado al norte del Círculo Polar Ártico, cerca del imponente glaciar Svartisen, municipio de Meløy, Noruega. Su nombre, que significa “negro” en noruego, es un tributo al azul profundo del hielo de Svartisen y rinde homenaje al patrimonio natural de ese lugar. La apertura para los huéspedes y la comunidad local está prevista para el próximo año.

Tendrá aproximadamente 100 habitaciones, además de un laboratorio de diseño y una granja sostenible en que se producirán los ingredientes para los cuatro restaurantes con que cuenta el establecimiento. Solo se podrá acceder al hotel desde el agua, por lo que ya se está construyendo un barco de energía neutra para llegar a él desde la ciudad de Bodø.

SVART hotel 2
Panorámica del Hotel Svart.

Es el primer edificio en ser diseñado y construido de acuerdo a los más altos estándares de eficiencia energética en el hemisferio norte, bajo la visión de servir como un escaparate de lo que se ha conseguido en términos energéticos y crear conciencia sobre lo que se puede lograr. El hotel ahorrará al menos un 85% del consumo anual de energía en relación a un hotel tradicional y generará la energía solar suficiente tanto para la construcción del edificio, como para las operaciones internas y externas del hotel incluyendo la del transporte en barco. 

Dentro de sus primeros cinco años de operación planean desconectarse de la red. Esto quiere decir que el hotel, incluso sus servicios adyacentes, la granja y los traslados en barco, serán completamente autosuficientes en términos de electricidad y gestión de residuos. Se estima que en un periodo de 60 años, este alojamiento generará más energía renovable que la que se requiere para construirlo, mantenerlo e incluso demolerlo en un futuro. Además, contará con un excedente de la misma que utilizará para alimentar a las comunidades vecinas. 

SVART hotel aurora boreal
Hotel Svart y aurora boreal.

Los pilares principales que rigen este proyecto son: ambiente, naturaleza, sostenibilidad e innovación tecnológica. El bienestar y mindfulness también son una parte importante, por esta razón, el hotel plantea una “Clínica de Salud y Bienestar” que incluirá a las comunidades locales en su cadena de suministro -en beneficio de la economía circular-, adquiriendo hierbas, plantas y fuentes marinas autóctonas para los tratamientos que brindará. 

La edificación fue diseñada por la firma arquitectónica Snøhetta junto a Arctic Adventures of Norway, Asplan Viak y Skanska. La primera de ellas afirma que se basó en la arquitectura local “La construcción está inspirada en la arquitectura vernácula en forma de fiskehjell (una estructura de madera en forma de A para el secado de pescado) y el rorbu (un tipo tradicional de casa de temporada utilizada por los pescadores)”. La estructura de soporte del hotel son pilotes de madera resistentes que se extienden varios metros debajo del fiordo, los cuales disuelven el límite entre la tierra y el mar, y aseguran una huella ambiental mínima. 

SVART hotel
Arquitectura del hotel Svart.

De acuerdo al estudio de arquitectura a cargo de su construcción, cada rincón del lugar fue diseñado bajo el concepto de Powerhouse para explotar al máximo la energía del sol en todos sus ambientes durante todas las estaciones del año, por este motivo, se optó por un diseño circular con que se optimiza la utilización de energía en todos los espacios. Además el techo está completamente revestido de paneles solares producidos con energía hidráulica limpia que reduce aún más la huella de carbono así como el impacto energético de la construcción, los cuales proporcionarán niveles óptimos de luz a lo largo del día sin importar la estación. 

SVART hotel 3
Hotel Svart.

Las terrazas aisladas permitirán al huésped disfrutar del entorno además de proporcionar un juego de sombras en las fachadas del hotel y garantizar su privacidad. Las fachadas protegen contra la insolación en verano y con ello eliminan la necesidad de enfriamiento artificial. Durante el invierno, los gigantes ventanales permiten la entrada de la luz solar por lo que se puede aprovechar al máximo la energía térmica generada por el sol. También se incorporaron pozos geotérmicos que están conectados a pumps (bombas) de calor con el fin de generar calefacción con energía mínima.

Su disposición en 360° permite divisar excepcionales vistas panorámicas del glaciar, el valle y el fiordo Holandsfjorden. Gracias a su exclusiva localización, los huéspedes podrán realizar numerosas actividades al aire libre como paseos marítimos, kayak en el lago, escalar y caminar sobre el glaciar, practicar yoga bajo el sol o de noche, y descansar en un lugar completamente respetuoso con el ambiente que lo rodea. Una increíble experiencia en contacto con la naturaleza. 

El hotel Svard es prueba fehaciente de que el turismo puede ser respetuoso con el medio ambiente sin sacrificar el diseño, lujo y confort, ¿A ti qué te pareció? Compártenos en los comentarios.

Comentarios

comentarios

Acerca de Nicole S. López Baeza

🇲🇽 Soy Arquitecta y licenciada en Administración de Empresas Turísticas con experiencia en redacción de artículos de opinión para medios físicos y digitales. Curiosa y apasionada por el arte, cultura, viajes, eventos y su difusión.