Inicio / Ecoturismo / Ruta Ecoturística Albino del Curto, anhelo de los Pueblos Orientales de Ecuador
Ruta Ecoturística Albino del Curto
Ruta Ecoturística Albino del Curto.

Ruta Ecoturística Albino del Curto, anhelo de los Pueblos Orientales de Ecuador

[¿Te vas a titular con el CENEVAL de turismo pero no sabes cómo empezar a estudiar? Esta guía es tu mejor opción]

Durante el año de 1917 la misión salesiana con la firme idea de evangelizar los pueblos del Oriente Ecuatoriano y conocer más de la etnia shuar que poblaba estos lugares, encargaron a uno de sus discípulos abrir un camino que conectaría dos regiones, dos mundos; del cual uno de estos era completamente desconocido, dicha misión fue encomendada al Rvdo. Sacerdote Albino del Curto, quien muy gustoso aceptó este desafío. Albino del Curto viajó desde su pueblo natal Mese – Italia hasta Ecuador para trabajar en lo que le encomendase la congregación salesiana.

Es así que luego de un viaje de exploración llevada a cabo por misioneros salesianos; quienes a su regreso informaron a su Superior Monseñor Santiago de Costamagna acerca del olvido de los pueblos orientales, quien inmediatamente ordenó la apertura de un sendero para llegar hasta estos pueblos; Albino junto a otro Salesiano, Francisco Torka empezaron a trabajar en esta ardua labor.

Definitivamente este era un reto, puesto que los misioneros se enfrentaban a algo desconocido para ellos; por lo tanto, era necesario realizar exploraciones en estas tierras para conocer más de lo que les esperaba.

Durante las primeras exploraciones viajaron hasta Gualquiza una misión ya fundada para permanecer allí y desde este lugar partir a Méndez, lugar desconocido; para establecer otra misión y desde allí abrir un camino que conecte con la serranía ecuatoriana. La primera ruta ideada por Albino fue la de comunicar Méndez con Palmas, poblado localizado en las estribaciones de la Cordillera Oriental que forma parte de la sierra ecuatoriana; al realizar este primer viaje de exploración vio que no era factible un camino por esta ruta debido a la inestabilidad y geografía del lugar; por lo que avanzó con su exploración hasta el Pan, el siguiente poblado más cercano.

Posterior a todos los análisis de dónde sería la ruta por el que se abrirá el camino, mismo que conectaría sueños e ilusiones de quienes vivían en los pueblos orientales, es finalmente en el mes de enero de 1917 que el Misionero Albino del Curto parte desde el poblado de El Pan para viajar acompañado de siete hombres abriendo el camino que en su Honor se denominaría posteriormente Albino del Curto; y el 15 de Junio de 1917 ya con el trazado de la ruta, un numeroso grupo de setenta decididos trabajadores quienes divididos en cuadrillas comenzaron los trabajos.

La apertura de este camino tuvo que atravesar varias dificultades tanto logísticas, financieras, así como de víctimas humanas, pero a pesar de todas las dificultades, pudieron concluir con tan anhelado sueño en el año de 1932. Tras quince años de un trabajo arduo pero gratificante para quienes veían conseguir lo que por muchos años imaginaron tener, una vía de comunicación con la Amazonia y Sierra ecuatoriana, este fue un ejemplo de búsqueda de progreso y adelanto para estos pueblos alguna vez olvidados por la sociedad e incluso gobiernos.

Sin duda alguna este camino lleno de historia y belleza natural, tiene un gran potencial turístico; hoy en día es recorrido por aventureros y viajeros que desean conocer más del mismo, tanto por su belleza paisajística e histórica; en su época tuvo mucho apogeo y era muy transitado, era un paso obligado de entrada y salida de la amazonia.

En la actualidad los Gobiernos Municipales y Parroquiales organizan cada Noviembre una Caminata religiosa en Honor a Cristo Rey, Albino del Curto, Sta. Bernardita, Sor Maria Troncatti entre otros, misma que tiene buena acogida; durante el recorrido se puede apreciar gran diversidad de flora y fauna; especies como orquídeas, bromelias, achupallas, polilepys, etc, y fauna como osos de anteojos, tapires, pumas, ardillas, águilas, entre otras; es por esta y muchas razones que esta Ruta con potencial Turístico merece ser reconocida a nivel Nacional e Internacional.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Lisbet Parra Villavicencio

Lisbet Parra Villavicencio
Ingeniera en Turismo graduada en la Universidad de Cuenca. Colaboradora del Gobierno Municipal de Sevilla de Oro. Con el anhelo de ser participe en proyectos de desarrollo en el ámbito del Turismo en mi pueblo Natal y lugares aledaños.