Inicio / Cultura y turismo / La Wayllunk’a, ritual erótico: tradición cochabambina
wayllunk’a
Wayllunk’a o columpio gigante//Créditos: Agricultural Adventures in Aramasí

La Wayllunk’a, ritual erótico: tradición cochabambina

Pasado una vez la fiesta de Todos Santos, comienza un nuevo ciclo de la vida: la tradicional wayllunk’a como una ofrenda a la vida y al amor que son los signos de alegría, felicidad y diversión.

La traducción de la palabra quechua wayllunk’a es columpio. Esta tradición de armar columpios gigantes es un hecho folklórico cochabambino. Se arman columpios hechos con troncos de eucalipto que alcanzan una altura de hasta 10 metros. Las cholitas se engalanan con lo mejor que tienen, limpias y airosas, suben a un columpio y conforme van aumentando el ritmo del balanceo, que lo provocan dos jóvenes (generalmente son los pretendientes o las amigas), las muchachas se animen a columpiar para alcanzar los regalos que se exponen en el enorme arco que se arma frente de cada wayllunk’a.

Los troncos se decoran con aguayos de colores, canastas y recientemente con envases de plástico. Una vez que la mujer saca el premio, una banda o una grabación toca una diana para celebrar la hazaña. En este festejo la chicha es infaltable como parte del recibimiento.

wayllunk’a-palos

Dicha tradición tiene como significado el balanceo eterno entre la vida y la muerte, es decir, alcanzar el cielo con nuestros pies y coronar nuestros deseos y anhelos irresueltos.

Según los tradicionistas vallunos, la wayllunk’a es una práctica y ofrenda de sana sensualidad y desborde de erotismo que tiene como protagonistas a las hermosas doncellas vallunas: las cholitas que son el centro de todas las atenciones.

En algunas provincias cercanas, la wayllunk’a se convirtió como un atractivo comercial, en muchas peñas o restaurantes donde venden la tradicional “Chicha”, la wayllunk’a está disponible para aquella persona valiente que se anime a columpiarse para obtener un premio.

Los columpios empiezan en Todos Santos y terminan el día de San Andrés. Una copla clásica de esta fiesta que se refiere a su duración es la primera copla de todo cantor:

Todos Santos manta (Desde Todos Santos)
¡Wipaylalita! (¡ay flameando!)
San Andresman quilla (hasta el mes de San Andrés)
Por vos viditay. (Estaré por vos vidita).

Compártelo con tus amigos

Acerca de Stephani Y. Flores Salas

Stephani Y. Flores Salas
Estudia Licenciatura en Turismo y Hotelería en la Universidad UCATEC, nacionalidad Boliviana, le apasiona viajar y aprender más del lugar y su gente, la riqueza de su cultura. He trabajado como guía, colaboradora en eventos y en hotelería, he sido parte del voluntariado durante los XI Juegos Suramericanos Cocha2018, soy fotógrafa aficionada y actriz de teatro. Cada viaje es una oportunidad por eso: “viajemos que hay mucho por conocer”.