Inicio / Artículos de empresas turísticas / La gran aventura que puede llegar a ser convertirse en Au Pair
Au Pair y niños
"Au Pair" es un programa de intercambio cultural que te permite viajar al extranjero por 1 o 2 años y trabajar para una familia cuidando a sus niños.

La gran aventura que puede llegar a ser convertirse en Au Pair

Muchos ansiamos con tener una experiencia en el extranjero para ampliar diversos aspectos ya sean profesionales o personales. Además, para alguien que estudió turismo probar nuevos entornos es toda una aventura que se desea vivir. Sin embargo, en ocasiones puede representar un gran problema, sobre todo la fase económica.

Afortunadamente poco a poco las oportunidades de viajar al extranjero van creciendo y haciéndose cada vez más posibles. Un camino para poder realizarlo es a través de los programas de Au Pair.

Ser Au Pair es formar parte de una familia anfitriona, donde el trabajo principal será estar al cuidado de los hijos. Este trabajo debe durar como mínimo 1 año y se puede extender hasta por 2 años. De las grandes ventajas que tiene este programa es que el hospedaje y comida serán brindadas por la familia, lo que sin duda alguna es un gran soporte.

Hay varias agencias con las cuales uno se puede acercar para pedir informes, y también que darán asesoría en todo momento si se desea iniciar el proceso. De los países que uno puede encontrar son: Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, China, Austria, Suiza, etc.

Como puedes ver hay una cantidad de opciones a elegir y de los requisitos que solicitan son:

  • Ser soltera y sin hijos.
  • Tener entre 18 y 26 años (este rango puede variar según el país)
  • Tener certificado de preparatoria.
  • No tener antecedentes penales.
  • Tener como mínimo 12 meses para vivir en el extranjero.
  • Tener experiencia comprobable con niños.
  • Tener licencia de conducir.
  • Tener conocimiento de idioma del país a trabajar (este rango puede ser de un A2 hasta B1)

De los beneficios que puedes obtener son:

  • Seguros de gastos médicos (hay países en los que tú debes dar una porción mensual)
  • En casi todos los destinos se tiene 1.5 días libres a la semana.
  • 2 semanas de vacaciones al año (hay países que dan 4 o 5).
  • Vuelo redondo (para Estados Unidos y puede que Canadá).
  • Documentación y asesoría para la visa (no incluye el pago de esta).
  • Apoyo para el estudio de un idioma o cualquier otra área.

Estados Unidos y Canadá permiten que los hombres participen, ya si se tienes interés en otro país sólo es cuestión de preguntar con las agencias. Otra gran ventaja que se puede apreciar en los beneficios es el estudio de un área, por ejemplo, conocí a una Au Pair en Estados Unidos que estudió Diseño de Modas en México, allá hizo un diplomado en historia y en su segundo año realizó uno enfocado a la moda. Como requisito del diplomado participó en la organización de un desfile de modas en Nueva York. Otros países ofrecen el estudio del idioma del país y así mejorarlo.

El proceso inicia con una entrevista por parte de la agencia para ver si eres elegible al programa, una vez que has sido aceptado comienzas con el llenado de un perfil creado por ti. Este mismo es el que será liberado a las familias para que puedan observarte. Cabe señalar que este proceso puede durar meses por lo que toma en cuenta las fechas que desees partir. También puedes tomar entrevistas con varias familias hasta que sientas que has congeniado bien con una. Una vez teniendo seleccionada la familia, se prosigue con los documentos para la obtención de la visa y partir. Hay personas que deciden hacer todo lo anterior por su cuenta así que infórmate bien, hay grupos en facebook donde más personas te ayudan con base a su experiencia.

Una vez estando en el país puedes conocer a más Au Pairs del mundo como tú con quienes podrás formar estrechos lazos de amistad.

Ser Au Pair no es sólo ser una niñera: es formar parte de una familia quienes deben tratarte como a un integrante más de ella. Es estar en un ambiente cultural totalmente distinto donde podrás ir mejorando día a día un idioma, e ir conociendo de las tradiciones y costumbres de ese país. En muchas ocasiones se hace un gran lazo que las familias piden que extiendas tu tiempo, y que siempre tendrán para ti las puertas abiertas. Incluso los niños te ven como una hermana o hermano, sin olvidar que con ellos el miedo a hablar un idioma ajeno se pierde.

También debes saber que no todo es color rosa, como toda familia siempre habrá diferencias. Hay jóvenes que tienen la mala suerte de llegar a familias pesadas y cuando eso suceda siempre tendrás la libertad y derecho a cambiarte de ambiente.

Otro tema es que se puede tener preocupación por los tiempos, algunos deciden hacerlo después de terminar la preparatoria, otros entre un año de carrera o al término de esta. Sin duda se trata de una gran oportunidad para crecer profesional y personalmente. Una familia, viajes, idiomas, amistades y muchas cosas y aventuras más te puede brindar esta experiencia.

Personas han comentado

Acerca de Hannia Rojas

🇲🇽 Egresada de la carrera en turismo con gran interés en el área cultural. Apasionada por la lectura en ciencia ficción y fantasía, Nefilim de corazón. Vagando por la vida preservando lo que quiero.