Inicio / Blog de Viajes / Guajira mística
Pilón de azúcar y Cabo de la vela
Pilón de azúcar y Cabo de la Vela en la península de la Guajira.

Guajira mística

La península de la Guajira se apodera de uno de los paisajes más bellos de Colombia. El cabo de la vela es uno de los lugares más importantes para la cultura Wayúu, dentro de su cosmovisión este territorio se denomina Jepirra en donde los muertos hacen contacto y tránsito con lo desconocido.

En el pilón de azúcar se ubica la virgen de Fatima en donde se aprecia el panorama en todo su esplendor, desde allí se confunde la inmensidad del mar con el cielo; en medio del calor sofocante se impone la brisa que nos invita a cerrar los ojos un momento y percibir su presencia a través de nuestros sentidos, un pequeño ritual que nos libera y nos permite ser uno solo con la energía vital de la naturaleza.

Presenciar la majestuosidad de la madre tierra es uno de los mayores placeres al norte de Colombia, conectar con la energía sagrada del sol (Ka´i) y el poder de la luna (Kashi) en el regocijo de la singularidad de la noche estrellada.

Aunque a simple vista la arena sea igual en todas las playas, en la Guajira la arena es protagonista del contraste de hermosos colores que nos recuerdan que somos tierra, agua, aire y fuego.

En conclusión, la Guajira es un destino como pocos, su geografía toma mayor relevancia cuando nos permitimos ser parte de ella.

El camino de regreso siempre está dispuesto para aquellos que quieran perpetuar el milagro de la vida; la variedad de cactus, chivos, aves y algunas rancherías que adornan el paisaje, siguen presentes y día a día con el anhelo de la caricia de la lluvia y la expectativa de nuevos peregrinos dispuestos a encontrar el tesoro…

Ranchería Wayúu Iwouyaa
Ranchería Wayúu Iwouyaa.

Comentarios

comentarios

Acerca de Camila Solano

🇨🇴 Joven alegre, risueña y apasionada por el mundo de los viajes. Mi mochila siempre ha sido la mejor compañera cuando decido emprender hacia algún destino; guia de turismo de profesión, 6 años de trayectoria descubriendo la magia que alberga Colombia y su gente... Las mejores anécdotas siempre se acompañan de unas cuantas lágrimas de emoción.